Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército de Tierra trabaja para paliar los estragos del temporal en Madrid y Toledo

El Ejército de Tierra está contribuyendo de forma activa a frenar los efectos del temporal de nieve “Filomena” en Madrid y Toledo desde el pasado viernes 8 de enero. Para ello, se han movilizado casi 500 militares, 60 vehículos y 30 máquinas (niveladoras, cargadoras, retroexcavadoras y volquetes). Se trata de unidades ubicadas en Madrid (Brigada Guadarrama XII, Brigada Paracaidista, Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, Mando de Artillería Antiaérea, Agrupación de Apoyo Logístico 11 y Agrupación de Sanidad 1), pero también se han desplazado hasta las zonas más afectadas Unidades de otras provincias.

En concreto, el Mando de Ingenieros, ubicado en Salamanca, se encuentra limpiando las pistas del Aeropuerto de Barajas y la Brigada Guzmán el Bueno X, con sede en Córdoba se ha trasladado hasta Toledo donde trabajará hasta que la situación de la ciudad haya mejorado.Así mismo, el Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros Nº 12, sito en Zaragoza,  ha desplegado un operativo en Madrid en apoyo a las labores de limpieza de las vías de comunicación.

Son muchos los lugares e instalaciones donde se está prestando apoyo. El Ejército ha trabajado en diversos hospitales limpiando sus accesos: “Gregorio Marañón”, “Enfermera Isabel Zendal”, “Cantoblanco”, “Dr. Lafora”, “Severo Ochoa, entre otros.

Han trabajado en lugares de especial relevancia como Mercamadrid, donde se estuvo retirando hielo toda la noche del 12 de enero o en el Centro de Tratamiento Automatizado de Correos, en Vallecas. Pero las labores del Ejército de Tierra no se limitan a retirar nieve y hielo de accesos, carreteras y vías urbanas. Además se ha colaborado en el traslado de unos 80 controladores aéreos que no podían desplazarse al Aeropuerto por sus medios debido a los efectos del temporal.

En los cometidos de transporte, también se está contribuyendo a desplazar personas que necesitan diálisis desde sus hogares a sus correspondientes hospitales. El número de efectivos y el apoyo prestado a las autoridades civiles va aumentando cada día, en función de las necesidades que van surgiendo, ya que las bajas temperaturas hacen las labores aún más complicadas.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.