¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 19 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército del Aire empleará un sistema aéreo no tripulado para la revisión de radioayudas

El UAS Matrice 300RTK, que está en fase de implantación por parte del CECAF. (Foto Defensa.com)

El Grupo de Fuerzas Aéreas del Centro Cartográfico y Fotográfico (CECAF) del Ejército del Aire y del Espacio está en fase de poner en servicio un sistema aéreo no tripulado o UAS para realizar misiones de inspección y calibración de sistemas de radioayudas.

El CECAF se caracteriza por la continua aplicación de nuevas tecnologías, ahora está trabajando con un sistema aéreo no tripulado o Unmanned Aerial System (UAS), que consta principalmente de dos aeronaves de tipo tetracóptero (despegue/aterrizaje vertical) Matrice 300RTK de la conocida firma DJI. El sistema, que incluye además sus correspondientes consolas para su manejo y sistemas de procesamiento de la información recibida, fu suministrado por la empresa madrileña Canard Drones el pasado año, tras ser contratada por el Mando de Apoyo Logístico (MALOG) del Ejército del Aire y del Espacio.

El actual Jefe de CECAF el coronel Jacinto Chozas Monforte, nos comenta: “con esta adquisición, el CECAF pasa a formar parte del selecto club de unidades del Ejército del Aire y del Espacio, utilizadoras de Sistemas Remotamente Tripulados o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS).”

Formación encabezada por el P-3C alemán. (Foto Deutsche Marine)

Grupo de Fuerzas Aéreas del CECAF

Una de las principales misiones del Grupo de Fuerzas Aéreas del CECAF, que tiene sede en la base aérea de Getafe (Madrid), es la de inspección y calibración de sistemas de radioayudas de las instalaciones aeronáuticas militares en España, y ocasionalmente en otros países, como fue el caso del aeropuerto de Herat (Afganistán) durante la época de la presencia de la coalición internacional. Desde el año 2008 el CECAF tiene la responsabilidad de certificar el estado operativo de las ayudas a la navegación, así como los procedimientos instrumentales de vuelo que soportan. El objetivo final es asegurar la fiabilidad del Sistema de Navegación Aérea (SNA) potenciando la seguridad en vuelo.

Dicha labor se ha venido realizando con un avión Cessna Citation V y una primera consola Unifis 3000, de la firma noruega NSM, que junto a un pequeño núcleo de profesionales, pilotos y operadores de las consolas están encuadrados en el 403 Escuadrón del citado Grupo de Fuerzas Aéreas. Esta capacidad se reforzó con la adquisición de otra consola con sistema de navegación por satélite, lo que se designa internacionalmente como Navegación Basada en Prestaciones o Performance-Based Navigation (PBN).

Estamos ante una tarea cada vez más demandada, ya que actualmente el CECAF tiene la misión de realizar las inspecciones/calibraciones de 32 SNA sitos en las bases del Ejército del Aire y del Espacio, 3 aeropuertos que comparten instalaciones con la institución castrense, 5 sitos en las instalaciones de la Aviación del Ejército de Tierra, además de los sistemas que se instalan en los navíos de la Armada española, desde los que operan sus aeronaves, encabezados por su buque insignia de asalto anfibio/portaaeronaves “Juan Carlos I”. 

Según el coronel Chozas, “la lista y variedad de nuestros “clientes” dentro del Ministerio de Defensa, da una idea de que el CECAF es un verdadero “Centro de Servicios” para el conjunto de las Fuerzas Armadas”.

El personal del 403 Escuadrón lleva unos meses trabajando con dos de los UAS de tipo tetracóptero (impulsados y dirigidos por 4 hélices) Matrice 300RTK, con los que se va a realizar en breve la inspección de las ayudas visuales (PAPI, ALS y las luces de pista) de las instalaciones aeronáuticas; a más largo plazo también asumirían las operaciones de apoyo a las labores de mantenimiento de los más complejos sistemas instrumentales de radioayudas ILS y VOR.                                                                                                                              

Antes del inicio de sus pruebas, varios especialistas del CECAF han logrado la certificación para pilotarlos, que consta de la cualificación inicial que da la Escuela de UAS del Ejército del Aire y del Espacio, en su centro de formación de Matacán (Salamanca), que habilita para pilotar estos aparatos remotamente tripulados, en concreto en este caso de la Clase 1, según la categorización de la OTAN. A esta formación general previa, los miembros del Escuadrón han debido sumar la habilitación al tipo, con el concurso de la citada empresa Canards Drones. Una vez finalizada la compleja formación, el pequeño núcleo de personal del CECAF lleva meses trabajando realizando pruebas para lograr la certificación de los Matrice 300RTK para realizar dicha calibración de ayudas, que se obtendrá en breve.

Hablamos de un fiable sistema de sólo 9 kilogramos de peso, que puede transportar una carga útil de hasta casi 3 kilogramos de diferentes tipos (cámaras, video, sensores, etc), que también utiliza la Unidad Militar de Emergencias (UME), por lo que en el futuro se colaborará entre las dos unidades de las Fuerzas Armadas en campos como los del mantenimiento/sostenimiento.

Estos sistemas de DJI tienen una autonomía de vuelo máxima de 55 minutos, con una distancia máxima de transmisión de hasta 15 km; pueden volar a una velocidad máxima de 54 km/h y su techo de vuelo es de 7.000 metros.

La gran facilidad de ponerlo en vuelo desde cualquier punto,  por ser un helicóptero, permitirá realizar una inspección de radiayudas en sólo 15 minutos, frente a las dos horas que tardaría un avión Citation, por no hablar de la espectacular reducción de costos en la operación.

Acerca del aumento de la eficacia con el nuevo material, el  Jefe del CECAF apunta: “nos aseguraremos con este nuevo medio seguir proporcionando la misma eficacia que con los medios tradicionales, pero aumentando notablemente la eficiencia, racionalizando consecuentemente la utilización de un recurso escaso”.

Con este sistema el CECAF entra de lleno en el novedoso campo de los UAS, que podrán facilitar y abaratar mucho las tareas de inspección/calibración de radioayudas.   La importancia de estas nuevas tecnologías la destaca el coronel Jacinto Chozas: “este primer paso en la explotación de sistemas RPAS nos posiciona favorablemente para acometer posteriormente el uso intensivo de estos sistemas en otras aplicaciones relacionadas con otros ámbitos que podrían centrarse en la fotogrametría, cartografía, estudios del terreno y servidumbres aeronáuticas etc.”

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.