Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Defensa hace balance del primer semestre del año marcado por la guerra en Ucrania, la cumbre de la OTAN y los incendios

: Edificio del Ministerio de Defensa español

En los primeros seis meses del año el Ministerio de Defensa ha reforzado la presencia española en el flanco Este de la OTAN y en el Mar Mediterráneo con cerca de 1.500 efectivos, como consecuencia de la Guerra en Ucrania; ha tenido un papel muy relevante en la seguridad de la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid y ha ayudado a combatir algunos de los incendios más devastadores sufridos por el país en décadas.

 

Además, las Fuerzas Armadas han continuado desarrollando todas las misiones permanentes encomendadas de protección y defensa nacional, por tierra, mar, aire y espacio.

Cumbre de la OTAN celebrada en Madrid

El Mando Operativo Aeroespacial (MOA), bajo control operativo del Mando de Operaciones (MOPS), se encargó de la vigilancia, disuasión, seguridad y control del espacio aéreo entre los días 28 y 30 de junio, durante la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid

Para ello, se asumió el control, vigilancia y seguridad del espacio aéreo de soberanía e interés nacional, tomando medidas adicionales para “blindar” dicho espacio aéreo tanto para la jornada inaugural como para el resto de días de la Cumbre.  

El dispositivo se centró tanto en la protección aérea de la zona de desarrollo de la cumbre, como en la protección de la Base Aérea de Torrejón, donde se recibió un  gran número de vuelos de asistentes.

Participó en todo este dispositivo el Centro de Operaciones Aéreas del MOA, donde se estableció el puesto de mando; el Sistema de Vigilancia y Control Aéreo del Ejército del Aire; los aviones AWACS de la OTAN; aviones de combate y helicópteros, preparados para salir de forma inmediata ante cualquier alerta aérea, sistemas contra aeronaves no tripuladas/drones y una Unidad de Defensa Antiaérea del Mando de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra, que reforzaron la protección del espacio aéreo de Madrid. 

Fuerzas Armadas en proceso de transformación

Para avanzar en la transformación y modernización de las capacidades de las Fuerzas Armadas y el impulso a la industria de defensa, que generan innovación y empleo, se han impulsado decisivamente programas como el del vehículo 8x8, que  se construye íntegramente en España; el submarino S-80, las fragatas F-110, el  Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática (BAM-IS), el programa de  modernización de los helicópteros Tigre MKIII o la más reciente aprobación de los programas Eurofighter y del proyecto Halcón

Continúan los trabajos para el futuro sistema de combate aéreo, el FCAS, el  programa aeronáutico más ambicioso desarrollado en Europa, y de los grandes programas que culminarán la modernización y optimización de la operatividad de nuestras Fuerzas Armadas. 

Durante todo este semestre se ha impulsado en Córdoba el gran proyecto tecnológico de la base logística Ejército de Tierra, cuya construcción supondrá un extraordinario avance económico y social. Será todo un referente a nivel nacional, no solo para las Fuerzas Armadas, ya que contará con componentes para ser un hub logístico dentro de la Unión Europea.

Apoyo a Ucrania 

En este primer semestre, y como consecuencia de la guerra en Ucrania, el Ministerio de Defensa ha reforzado la presencia española en el flanco Este de la OTAN (Letonia) con más de 200 efectivos del Ejército de Tierra y las capacidades de Artillería de Campaña, así como una Batería de Defensa Aérea NASAMS. Se ha pasado de 450 a 650 militares. 

Asimismo, las Fuerzas Armadas han realizado 19 vuelos con material ofensivo y defensivo, además de todo el material transportado con el buque logístico del Ejército de Tierra, el 'Ysabel', en apoyo a la legítima defensa de la población ucraniana frente a la invasión rusa. 

Las Fuerzas Armadas también han llevado a cabo numerosas actividades de asistencia humanitaria en apoyo al pueblo ucraniano. Hasta la fecha, han tenido lugar diez vuelos para este propósito, en los que se ha transportado a más de 600 personas vulnerables a nuestro país, algunos de ellos heridos

Algunos de estos heridos de Guerra han tenido que recibir tratamiento en el Hospital  General de la Defensa en Zaragoza, muchos sufrían amputaciones severas, por lo que han tenido que someterse a intervenciones quirúrgicas de traumatología. 

A estos heridos también se les ha proporcionado atención psiquiátrica y psicológica,  rehabilitación y fisioterapia, y se les ha apoyado en las gestiones necesarias para su inclusión en el sistema de protección temporal y el sistema sanitario español.

Apoyo ante situaciones de crisis o emergencias: incendios

En el marco de la Campaña Nacional de Lucha contra Incendios Forestales (LCIF) las Fuerzas Armadas han colaborado, de forma  incansable, para mitigar los estragos ocasionados por los incendios que han asolado nuestro país en los últimos meses. Más de 1.000 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con el refuerzo cuando era necesario del Ejército de Tierra, han participado en la extinción de estos incendios, siempre en primera línea, asumiendo todo tipo de riesgos. 

También ha trabajado sin descanso, en estas mismas labores de extinción, nuestros  corsarios del 43 Grupo del Ejército del Aire y del Espacio. En estos últimos meses la UME ha participado en 41 operaciones para combatir incendios en la mayor parte del territorio nacional, siendo algunos de los más significativos los de: Riofrío de Aliste (Zamora), Artesa de Segre (Lérida), Lerga Eslava Ayesa (Navarra),  Carballeda de Valdeorras (Orense), Folgoso do Courel (Lugo), Ateca (Zaragoza),  Casas de Miravete (Cáceres), Monsagro (Salamanca), Ladrillar (Cáceres), Cebreros  (Ávila), los Realejos (Tenerife), Calles (Valencia), Arbo (Pontevedra) o el más  devastador hasta la fecha originado en Losacio, en Zamora, en el que han fallecido dos personas. 

La UME cuenta con 1.400 efectivos en misiones directas de extinción y otros 1.500  en labor de apoyo logístico y mando y control.

Misiones de paz en el Exterior 

Durante el primer semestre de 2022, 6.723 militares (6.185 hombres y 538 mujeres) han estado desplegados en las misiones y operaciones de mantenimiento de la paz en el marco de la ONU, la OTAN y la UE, cumpliendo con su compromiso a favor de  la seguridad, la estabilidad y en defensa de la paz.

Actualmente 2.415 efectivos (dato oficial del 06 de julio) desarrollan esta misión bajo el paraguas de Naciones Unidas, Unión Europea y OTAN. 

En el ámbito de la ONU, militares españoles forman parte de la misión en Líbano, en la que lideran el Sector Este y la propia misión UNIFIL (el Force Commander es actualmente un general español), y actúan como observadores en Colombia. 

España también participa en la misión de apoyo a Irak, aportando efectivos a la Coalición Internacional contra el Daesh y a la misión NMI de la OTAN.  

En el marco de la defensa de Europa, España continúa activamente en la Operación ATALANTA, para contener la piratearía y asegurar la libertad de navegación en el Cuerno de África y participa en el proyecto piloto de Presencias Marítimas Coordinadas en el Golfo de Guinea. 

Asimismo, se dispone de efectivos asignados a la Fuerza de Respuesta Rápida de la Unión Europea EU Battle Group Package y, en cooperación con Francia, se presta apoyo aéreo a las operaciones en el Sahel

Además, España ayuda al Ejército maliense a mejorar sus capacidades militares, para que pueda recuperar la integridad territorial del país. 

En el flanco Este, dentro de la misión enhanced Forward Presence (eFP) en Letonia  (OTAN), España ha demostrado, durante estos últimos meses, su compromiso con la Alianza Atlántica y con sus aliados en el este de Europa, reforzando sus capacidades militares y aportando nuevos sistemas de armas.

Cabe destacar que el 26 de junio España tiene desplegada en la base aérea de Lielvardes, en Letonia, una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA), sobre la base de una Batería NASAMS, como muestra de su compromiso con la OTAN, con seguimiento del Mando de Operaciones.

Para ello, se han trasladado hasta Letonia 85 militares, del Regimiento de Artillería  Antiaérea nº 73 del Ejército de Tierra, junto con el material cuya capacidad aporta un alcance intermedio para protección de puntos vitales y permite la integración en el sistema de defensa aérea y contra misiles de la OTAN. 

Este refuerzo de personal y material es parte del apoyo proporcionado por las Fuerzas Armadas españolas a Letonia, en el ámbito de la disuasión y la defensa de la Alianza, que se suma a la contribución española en la operación Presencia Avanzada Reforzada (enhanced Forward Presence, eFP). 

Los principales medios aportados por España son los Carros de CombateLeopardo  2E’ y los Vehículos de Combate de Infantería (VCI) ‘Pizarro’ y una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) NASAMS. Con el nuevo incremento de tropas, las capacidades adicionales aportadas por nuestro país serán una Unidad de Artillería  de Campaña, una Unidad de Ingenieros (Zapadores y Apoyos), y elementos de  apoyo logístico

Bajo el paraguas de la Alianza Atlántica, el Ejército del Aire y del Espacio contribuye igualmente a las misiones para disuasión y defensa del área Euro-Atlántica con las misiones de policía aérea en el Báltico y Rumanía. Aunque en estos momentos se está replegando el DAT en Lituania, en breve estará desplegando otro en Estonia. 

Además, nuestro país contribuye a la protección contra misiles balísticos a la población de Turquía. En la actualidad, la Unidad Patriot está constituida por un total de 149 militares, en base a las Unidades del Mando de Artillería Antiaérea  (RAAA 71, 73 Y 74, CGMAAA y UTMAAA), así como personal del RAAA94 del mando de Canarias. El contingente español se encuentra desplegado en la Base Aérea de Incirlik. 

La misión es puramente defensiva y, según la OTAN, prueba la solidaridad entre los aliados y es ejemplo de la defensa colectiva, considerada 'piedra angular' de la Alianza.

La Armada integrada en fuerzas navales permanentes 

Por su parte, unidades de la Armada están integradas en las fuerzas navales permanentes en el Mediterráneo y en el Atlántico Norte. Desde enero de 2022 cuatro buques se han integrado en los Grupos Navales de la OTAN. Concretamente, en la Agrupación Permanente de Medidas Contraminas nº 2 de la  OTAN (SNMCMG2), el buque de mando ha sido el Buque de Acción Marítima (BAM) ‘Meteoro’, así como los cazaminasespañoles ‘Segura’ y ‘Sella’.  

También en el marco de la Agrupación Naval Permanente de la OTAN (SNMG 2),  entre enero y junio han estado integrados la fragata ‘Blas de Lezo’ y el buque  ‘Cantabria’. Ahora, desde primeros de julio, se encuentra integrada en la SNMG-2 la fragata ‘Almirante Juan de Borbón’ (F-102), que permanecerá allí hasta principios del mes de septiembre, que es cuando tiene prevista la llegada a su puerto base, en el Arsenal Militar de Ferrol. 

Transformación y modernización de las Fuerzas Armadas

En la búsqueda de la excelencia, tanto en la etapa formativa, como en la selección de los más cualificados para el ascenso y de los más idóneos para el desempeño de los distintos destinos, se ha previsto elaborar nuevas normas de evaluación, progreso y permanencia, actualizadas y homogéneas, lo que permitirá un mejor itinerario formativo del alumnado.

Seguimos avanzando en la transformación digital del Ministerio de Defensa que es uno de los objetivos marcados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Por ello, estamos trabajando en la consecución de una Plataforma de armonización de la gestión de la Organización del Ministerio de Defensa y en la renovación tecnológica crítica para el proceso de transformación digital del Ministerio de Defensa.

Dentro de la transformación y modernización de las capacidades de las Fuerzas  Armadas, y de la potenciación de la Industria de Defensa como elemento generador de empleo, se prevé seguir incrementando el desarrollo de capacidades en el seno de la UE, fortalecer la llamada Base Industrial y Tecnológica de la Defensa Europea, así como la potenciación de la investigación y tecnologías en este sector.

Como consecuencia de la implementación del “Plan de mejora de listas de espera quirúrgica” en el Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla, Centro Sanitario de Vida y Esperanza’, desde el pasado 31 de mayo se ha conseguido reducir las listas de espera en 377 pacientes. Dicho plan seguirá en funcionamiento durante el presente año 2022.

Por último, se prevé reforzar las capacidades de la Fuerzas Armadas para hacer frente a las emergencias en las que las distintas autoridades civiles puedan requerir su colaboración, ya sea a través de la UME o de otras Unidades (volcán de Cumbre  Vieja, incendios del presente verano y otras emergencias sobrevenidas).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.