Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La defensa de Ceuta y Melilla corresponde a España, independiente del apoyo de la OTAN

La protección de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla corresponde principalmente a España aunque se pueda contar con el apoyo de la OTAN. Esta es una de las principales conclusiones de un webinar reciente.

Aunque se trate de una afirmación que debería resultar obvia, más a la luz de las experiencias recientes, no está de más que de vez en cuando se recuerde que la responsabilidad de velar por los territorios de soberanía española en el Norte de África corresponde a España, independientemente de que se pueda contar con el respaldo de organizaciones internacionales como la OTAN. Esta es una de las conclusiones principales del webinar “España ante el futuro de la OTAN” organizado recientemente por el think tank Europa Ciudadana, especializado en asuntos europeos.

Este evento tiene lugar precisamente tras las noticias relativas a un supuesto espionaje telefónico por parte de Marruecos de los teléfonos móviles del presidente del Gobierno Pedro Sánchez y de la ministra de Defensa Margarita Robles, coincidiendo con las visitas del primero a las citadas ciudades. La invasión marroquí del año pasado de las citadas ciudades ha provocado una crisis entre España y Marruecos que se ha calmado aparentemente por ahora con el reconocimiento español al plan de Marruecos para el Sáhara Occidental y el compromiso marroquí de renunciar a las pretensiones sobre Ceuta, Melilla y las Islas Canarias.

Unidades de la Comandancia General de Melilla (Ejército de Tierra)

Uno de los ponentes, el profesor de Relaciones Internacionales de la UNED Carlos Echevarría, lo dejaba meridianamente claro al afirmar que “lo primero es la responsabilidad propia” ya que “España debe invocar su Defensa Nacional para defender Ceuta y Melilla y posteriormente hacer una acción pedagógica y política con el resto de los aliados”. En cualquier caso admitió que “contar con el apoyo de la OTAN es bueno para la defensa de Ceuta y Melilla”.

Para Echevarría, “España tiene que tener una disuasión que nadie pueda cuestionar” por ello, “debe invertir en Defensa y llegar al 2 % del PIB” ya que “nuestra posición geográfica es muy exigente ya que el sur desafía nuestra seguridad”.

El ex diputado y ex embajador de España en Estados Unidos Javier Rupérez se manifestó en términos parecidos recordando un importante matiz al afirmar que la defensa de las ciudades españolas del Norte de África corresponde “de manera principal” a España, “con independencia de que el tratado de la OTAN cubra la defensa de todo el territorio nacional”. Para Rupérez “debemos asegurar nuestro territorio con toda nuestra capacidad de defensa y disuasión, que servirá como una muestra de solidez entre nuestros aliados”.

Estas afirmaciones tienen lugar en el contexto de la próxima cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Madrid entre el 29 y 30 de junio, que antes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, iba a tener entre sus objetivos principales la definición de un nuevo concepto estratégico en el que situaciones como las de Ceuta y Melilla deberían ponerse sobre la mesa.

Carlota García, investigadora principal del Real Instituto Elcano recordó que este concepto estratégico que regirá a la Alianza durante la próxima década será “uno de los más relevantes”, recordando además que España y el resto de Estados miembros de la OTAN no deben “perder de vista” otros desafíos. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Grupo de Regulares de Ceuta (Ejército de Tierra)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.