Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

DDR Vessels reciclará el patrullero Chilreu de la Armada

La compañía asturiana DDR Vessels será responsable del reciclaje del patrullero “Chilreu” de la Armada que fue dado de baja el año pasado y adquirido por esta empresa con sede en Gijón por 63.875 euros.

El “Chilreu” será remolcado desde Ferrol donde se encuentra actualmente y llegará a las instalaciones de DDR Vessels a finales del mes de agosto, donde comenzará la labor de descontaminación, desmontaje y tratamiento por separado de cada uno de los materiales que lo forman, para poder reaprovechar diferentes metales y contribuir así al cuidado del entorno marino. Desde la compañía asturiana nos precisan que el material no se trata como chatarra sino como un residuo peligroso que es necesario tratar y gestionar adecuadamente antes de conseguir valor gracias a los materiales retirados.

DDR Vessels se estrenará así con este barco, el primero que adquiere, como el único centro autorizado en España para desmantelar buques de más de 500 GT (gross tons, medida de arqueo bruto de un buque) y uno de los escasos 20 que hay en Europa. Del “Chilreu” (P-61), un buque de 2.100 toneladas de desplazamiento se extraerán aproximadamente 967 toneladas de hierro y acero, 10 de cobre y bronce y 5 de aluminio, materiales que podrán ser posteriormente vendidos como materia prima para la industria.

La compañía se ha establecido cumpliendo todas las regulaciones internacionales y convenciones como la de Basel, la de Hong Kong y las regulaciones internacionales como la IMO, ILO y de la Unión Europea como el Relamento UE 1257/2013 de reciclaje de buques.

Para ello se han construido unas instalaciones en el Muelle de Riera en Rincón de Langreo que cuentan entre otras instalaciones con 10.500 metros cuadrados de suelo impermeabilizado con tratamiento de aguas tanto procedentes del buque como lixiviados. También hay espacio de sobra para corte de chapa, preparación y descontaminación así como áreas habilitadas para el corte secundario y terciario de partes del buque y preparación y almacenamiento de materiales.

La baja y desguace del “Chilreu”

El año pasado la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material del Cantábrico enajenó por subasta pública el antiguo patrullero “Chilreu” de la Armada.

En la licitación se incluyó como requisito para el contratista la elaboración de un Plan de Reciclaje que incluyera todos los procedimientos a realizar y presentar una oferta técnica en la que se contemplara dicho Plan de Reciclaje, incluir información sobre las instalaciones donde se llevará a cabo el desguace y reciclaje del buque así como la documentación que demuestre su certificación para las tareas de gestión de residuos.

Los Pliegos que acompañaban la licitación incluían los procedimientos detallados que deberá realizar la empresa adjudicataria, teniendo especial cuidado en el tratamiento de los materiales potencialmente peligrosos que se puedan encontrar en el buque y que se relacionan en un anexo. Según el procedimiento, una vez firmado el contrato el buque deberá ser retirado de las instalaciones donde se encuentra en dos meses y la empresa dispondrá de un año como máximo para el proceso de desguace.

El patrullero “Chilreu” toma su nombre del islote situado frente a Aguete en Marín, Pontevedra y era el buque pesquero arrastrero “Pescalonso”, construido en 1988 por Naval Gijón, adquirido y reformado para la Armada como “Chilreu” en 1992. Dio nombre a la clase Chilreu de la que se construyeron tres buques más (“Alborán”, “Arnormendi” y “Tarifa”) basados en diseños de buques pesqueros pero adaptados a las misiones de vigilancia pesquera de altura. Fue el resultado de un acuerdo conjunto entre los Ministerios de Defensa y Agricultura, Pesca y Alimentación sobre actividades de pesca marítima.

Desde entonces sus misiones fueron la inspección, vigilancia y apoyo a la flota pesquera incluyendo auxilio, rescate y asistencia en el mar, tareas que fueron de gran relevancia sobre todo a partir de la llamada “Guerra del fletán” con Canadá en 1995. Desempeñó estas labores hasta que fue dado de baja el 29 de junio de 2012. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El patrullero “Chilreu”, cuando estaba en activo (Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.