Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El buque de asalto anfibio Castilla de la Armada podría visitarse en Motril

La Armada española ha organizado otra de sus exitosas jornadas de puertas abiertas, este caso protagonizada por el buque de asalto anfibio (LPD) “Castilla” que recalará el próximo 28 de febrero en el granadino municipio de Motril. Durante ese fin de semana el buque podrá ser visitado antes de que vuelva a hacerse a la mar.

Los horarios que nos ha confirmado la Armada son los siguientes:

  • Viernes 28: De 16.00 a 18.45.
  • Sábado 29: De 10.00 a 14.00 y 16.00 a 18.45.
  • Domingo 1 de marzo: De 10.00 a 13.00.

Esta escala está encuadrada dentro del ejercicio de adiestramiento anfibio “GRUFLEX-20”, que tiene lugar en aguas del golfo de Cádiz. El ejercicio se desarrolla con eventos seriados que se inician con un supuesto táctico en tierra, en el que se llevan a cabo raids anfibios (incursiones), ejercicios de apoyo logístico entre buques, con aprovisionamiento vertical mediante helicóptero, petróleo en la mar y traslado de pesos.

El desembarco anfibio en periodo nocturno con medios aéreos y de superficie en el Campo de Adiestramiento de la Sierra del Retín, pone el broche final a un ejercicio que finaliza con el reembarque de medios y personal, una vez alcanzados los objetivos de la Fuerza.

Bajo el mando del Comandante del Grupo Anfibio y de Proyección de la Flota (COMGRUPFLOT) y su Estado Mayor a bordo del “Juan Carlos I”, las unidades de superficie participantes, además del “Castilla”, el “Cantabria” y el buque de mando, son: el BAA “Galicia”, el Grupo Naval de Playa y la fragata “Santa María”. También participan diferentes unidades de la Flotilla de aeronaves operando desde la Base Naval de Rota, así como la Brigada de Infantería de Marina (BRIMAR) actuando como Fuerza de Desembarco. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El LPD Castilla (Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.