Sábado, 3 de diciembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Un avión de combate Phantom II especialmente pintado vuelve al Ala 12

El RF-4C “Phantom” II especialmente pintado en Torrejón. (foto Rubén Galindo)

El Ala 12 del Ejército del Aire y del Espacio ha instalado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) un nuevo monumento del mítico avión de combate de reconocimiento RF-4C Phantom II, tras culminar unos espectaculares trabajos de pintura que recuerdan a la Unidad que lo operó: el 123 Escuadrón.

La llegada a España de los primeros McDonnell Douglas (hoy Boeing)  Phantom II al entonces Ejército del Aire entre 1971 y 1972, de su variante de cazabombardero F-4C, supuso un despliegue de potencialidad desconocido hasta ese momento, por su posibilidad de ser reabastecido en vuelo  y su gran capacidad de armamento aire-suelo de 7 toneladas.

El Phantom en el Ejército del Aire

En aquel primer periodo llegaron para equipar al Ala 12 un total de 36 de la variante de combate F-4C y 4 RF-4C especializados en  reconocimiento, procedentes de los excedentes de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. A mediados de los ochenta estos Phantom II  iniciaron la etapa final de su vida operativa, siendo dados de baja entre 1989 y 1991. Paralelamente, el Ejército del Aire compró a los Estados Unidos 8 RF-4C, también de segunda mano aunque de una versión más moderna, que llegaron en enero de 1989, a los que se sumaron otros 6 que se entregaron  en 1995. Estos 14 aparatos se encuadraron en el denominado 123 Escuadrón, que se reactivo con este material en 1989, y que los operaria realizando el rol de reconocimiento tanto diurno como nocturno hasta 2002.

Vista del lado izquierdo del RF-4C que recuerda a sus últimos tripulantes “Titanes Phorever!. (foto Rubén Galindo)

En dicho rol los pilotos y operadores de sistemas (estamos ante un aparato biplaza) de los RF-4C cumplieron múltiples misiones usando el código radio Titán, que tras la baja del material en 2002, les otorgaría el titulo oficioso de titanes, que podemos ver  pintado en la aeronave expuesta en Torrejón. Además, en la trabajada aeronave, que es el RF-4C matriculado CR-12-46 12-55, figura la imagen del phantom o fantasma en los laterales de su fuselaje, y el numeral 123, en recuerdo del desactivado Escuadrón. También es de reseñar el trabajo de pintura en el estabilizador vertical, en el que las dos cabezas de águila negra y amarilla simbolizan la capacidad de reconocimiento tanto de día como de noche.

La iniciativa de pintar así este caza surgió de sus antiguos tripulantes, entre los que está el último Jefe del Escuadrón el comandante Carlos Martínez Vara de Rey, que han realizado aportaciones económicas para financiar los trabajos, a las que se han sumado otros muchos compañeros del Ejército del Aire y del Espacio.

La tarde del pasado 30 de septiembre se presentaba en la sede del Ala 12 la aeronave, que se sumará a los otros aviones de ornamentación, un F-86F, un F-104G, y otros F-4C y RF-4C, que recuerdan los aviones de combate utilizados desde su creación (con diversas denominaciones) en 1958  por esta Unidad del Ejército del Aire y del Espacio. (Julio Maíz Sanz)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.