Domingo, 26 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La Armada “resuelve” una crisis de suministro de hidrocarburos en el Ejercicio Flotex-22

22 navíos, varias decenas de aeronaves y unos 5.000 efectivos protagonizan el ejercicio Flotex-22, que, liderado por la Armada española, se centra en simular la respuesta ante un conflicto que afecta al suministro de hidrocarburos.

En el contexto de la actual de la guerra en Ucrania y el consiguiente bloqueo naval del mar Negro, y la  crisis de España  con Argelia, se desarrolla el ejercicio Flotex-22, que es el mayor que desarrolla anualmente la Armada, y que este año cuenta con una importantísima participación de varios aliados de la OTAN.

Como es habitual, en la mayoría de los ejercicios de la Alianza Atlántica, se crea un supuesto ficticio de actuación, que en este caso implica a cuatro países ficticios: Iberia, Larnland, Bethnia y Turrike, que se adaptarían a la geografía de ambos lados del estrecho de Gibraltar. Ante la intención de Turrike de dominar la región de Retinia (que forma parte de Larnland), se provoca un corte de suministros de hidrocarburos, que obliga a la actuación de una fuerza aeronaval, tras la previa autorización del Consejo de Seguridad.

Así, entre el 13 y el 24 de junio, con esta hipótesis de trabajo, se está desarrollando el ejercicio Flotex-22, que implica a más de 5.000 efectivos de la Armada, el Ejército de Tierra, el Ejército del Aire, agrupaciones navales de la OTAN y la EUROMARFOR, y unidades de Estados Unidos, Alemania, Italia, Reino Unido y Bélgica. Estamos ante unas maniobras al más alto nivel, que suponen un salto cualitativo en el adiestramiento propio y permiten la evaluación de sus capacidades y del grado de interoperabilidad y coordinación entre unidades de tan distintas procedencias.

Dado su carácter de ejercicio avanzado,  Flotex-22 proporcionan el escenario idóneo para el adiestramiento en todo el espectro de las operaciones navales, incluyendo las de contra minado o medios contra minas o MCM, guerra anti submarina, de superficie, antiaérea y anfibia.

Avanzando en la mejora de nuevas capacidades, otras ya fueron abordadas en  Flotex 21, se presta en este edición una especial atención a la Recuperación de Personal  o Personnel Recovery (PR), gracias a la capacidad área aportada por helicópteros y aeronaves de ala fija y a la guerra de la información  o Information Warfare que abarca todos los aspectos relacionados con la información: RRSS, guerra cibernética, información pública…

El ejercicio ha sido programado por el Almirante de la Flota, Eugenio Diaz del Río, como parte del adiestramiento avanzado de la Fuerza y está siendo dirigido por el Comandante General de la Infantería de Marina (COMGEIM), general de división Rafael Roldán Tudela, apoyado en su función de mando por el Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad (CGMAD).                                                                        

Gran despliegue de medios

La participación es espectacular, encabezada por las unidades del Grupo de Proyección de la Flota: encabezado por el navío insignia de la Armada, el de asalto anfibio o Landing Helicopter Dock (LHD) “Juan Carlos I”, los buque de asalto anfibio “Castilla” y “Galicia” y el Grupo Naval de Playa; la Brigada de Infantería de Marina/ Tercio de Armada que aporta, además de su Estado Mayor, dos Batallones de Desembarco , una batería de artillería y sus unidades de apoyo de servicio de combate.

Además, participan los Buques de Aprovisionamiento de Combate (BAC)  “Cantabria” y “Patiño”, y las fragatas “Blas de Lezo”, “Cristóbal Colón” y “Almirante Juan de Borbón”, de la 31º Escuadrilla y la más veterana “Victoria” de la 41ª Escuadrilla; los cazaminas “Tajo”, “Duero”, “Segura” y “Tambre”; los patrulleros de tipo BAM (Buque de Acción Marítima) “Meteoro” y “Furor”; el único actual submarino “Tramontana”; el buque de investigación oceanográfica “Las Palmas” y una Unidad de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE).

Las unidades aéreas que intervienen son los aviones AV-8B Plus Harrier II; helicópteros SH-3D, SH-60F, SH-60B, AB-212 y los medio no tripulados o Unmanned Aerial Vehicle (UAV) ScanEagle, de la 9ª, 5ª, 10ª, 3 ª y 11ª Escuadrillas de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN) de la Armada, respectivamente; y los aviones de combate EF -18M y Eurofighter, del Ejército del Aire.

El Ejército de Tierra participa con unidades del Regimiento de Artillería de Costa nº 4 y Regimiento de Artillería Antiaérea nº 74.

En el marco de la participación internacional, la estrella es el portaaviones británico HMS “Prince of Wales”, aunque además están presentes las fragatas (canadiense) “Halifax”, la italiana “Luigi Rizzo”  y la belga “Leopold”,  y el cazaminas alemán “Bad Rappenau”.

El Rey Felipe VI presenció el 15 de junio parte de las actividades del Flotex-22, para lo que voló hasta la base naval de Rota (Cádiz), desde donde se trasladó en helicóptero hacia al LHD “Juan Carlos I”.  Acto seguido tuvo lugar un briefing sobre el ejercicio y a su término se trasladó al navío, donde observó la salida de 4 aviones AV-8B Plus Harrier II y las tomas de varios helicópteros de la FLOAN. Finalizada la pasada, se trasladó al alerón de babor para recibir honores de proa a popa del portaaviones HMS “Prince of Wales”.

Posteriormente, el Rey  volvió a Rota, a la playa del Chorrillo, para presenciar una demostración anfibia. (Julio Maíz Sanz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.