Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La Armada española empieza usar perros para apoyar a sus equipos de seguridad embarcados

El perro “Bolt” de la Armada (Julio Maíz/defensa.com)
El perro “Bolt” de la Armada (Julio Maíz/defensa.com)

Desde aguas del Mediterráneo nos llegan las imágenes del perro “Bolt” que, con su guía, ha operado junto a un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) embarcado en la fragata de la ArmadaReina Sofía”.

El navío participó entre el 13 de junio y el 1 de julio en operación Sea Guardian de la OTAN,  que se enfoca en el apoyo marítimo en el Mediterráneo a la lucha contra el terrorismo, en el conocimiento del entorno marítimo y en la contribución a la construcción de capacidades regionales de seguridad marítima.

En las operaciones internacionales en las que participan los navíos de la Armada, como en este este caso la fragata “Reina Sofía” del veterano tipo F-80, se embarca un Equipo Operativo de Seguridad  formado por  miembros de la Infantería de Marina española. Estos equipos  suelen constar 11 integrantes, un jefe (normalmente un suboficial y 10 infantes de Marina), aunque esta vez se ha incorporado un importante refuerzo, una Unidad Cinológica o equipo  K9.

Desde hace un año se está comprobando la eficacia de un K9 en las operaciones de seguridad marítima, especialmente en el registro de navíos sospechosos, donde el perro y su guía potencian mucho la capacidad del Equipo Operativo de Seguridad.  En este caso el guía canino y  “Bolt”, que es de la especialidad de seguridad y combate, se trasladaron a la base naval de Rota (Cádiz), junto a sus compañeros del EOS,  desde estación naval de la Algameca (Cartagena- Murcia),  donde tienen base el Tercio de Levante (TERLEV) de la Infantería d Marina española.

La fragata “Reina Sofía” de la 41ª Escuadrilla de Escoltas de la Armada, que tiene base en Rota, salía de la base el 13 de junio para, tras cruzar el estrecho de Gibraltar, incorporarse a la Operación Sea Guardian,  que es continuación  desde el 9 de noviembre de 2016 de la denominada Active Endeavour, auspiciada por Estados Unidos tras los atentados del 11S. 

Además de la dotación de la fragata, compuesta por 170 efectivos, salían a bordo un Estado Mayor reducido formado por personal de la 41 Escuadrilla de Escoltas, así como el citado Equipo Operativo de Seguridad  y la Unidad Cinológica.  Ya en pleno curso de la operación la Armada mostraba las imágenes de “Bolt” y su guía, participando en una visita a un navío comercial,  mostrando el perro equipado con el casco Trident M1.

España contribuye a la operación ‘Sea Guardian’ con las siguientes unidades: una media de  cuatro salidas al mes de un avión de patrulla marítima; un submarino en dos períodos de 45 días (uno por semestre); un patrullero de altura listo para salir a la mar en 48 horas a petición y un buque de mando con un Estado Mayor embarcado y disponible para para liderar una operación, una misión que en este caso corresponde a la fragata 'Reina Sofía'.

Durante los casi 30 años desde su botadura, ha navegado más de 500.000 millas, equivalente a más de una vuelta al mundo por año, visitando  todos los puertos principales de España e innumerables en Europa, África, Asia y América. La fragata se ha integrado regularmente en las Fuerzas Navales Permanentes de la OTAN en el Mediterráneo y el Atlántico, tanto en la Fuerza Marítima Europea (EUROMARFOR), como en la operación de la Unión Europea de lucha contra la piratería en el océano Índico (EUNAVFOR). (Julio Maíz Sanz)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.