Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La acuciante necesidad de un simulador del NH90 para el Ejército del Aire español

Las tripulaciones del Ala 48 del Ejército del Aire, en concreto de su 803 Escuadrón, que en estos momentos están en el proceso de transformación al helicóptero NH90, tienen que desplazarse continuamente al Centro de Simulación de Helicópteros (CESIHEL) de la Academia de Aviación del Ejército de Tierra (ACAVIET), en la base militar de Agoncillo (La Rioja), a casi 350 kilómetros de Cuatro Vientos y sin enlace en tren de alta velocidad.

En esta base de la Aviación de Ejército, se cuenta desde noviembre de 2020 con un completo centro de simulación, diseñado y construido por Indra, que se compone de dos sistemas FMS (Full Mission Simulator) de nivel “D”, un sistema SAS (Sistema de Apoyo a la Simulación), un sistema CBIT (Computer Based Interactive Training) y dos PTT (Part Task Trainer). Así, todas las tripulaciones de NH90 deben pasar hoy por el CESIHEL para hacer las horas de vuelo sintéticas necesarias para obtener y mantener su calificación de vuelo, hasta que la disponibilidad económica permita financiar los futuros centros de simulación del Ejército del Aire en la base aérea de Cuatro Vientos (Madrid) y posteriormente de la Armada en la base aeronaval de Rota (Cádiz), que espera su primer NH90 navalizado para el año 2023.

El ET (Ejército de Tierra) centralizó toda su actividad con este material en la instalación de Agoncillo, en la que además de instalarse el CESIHEL, que depende del MADOC (Mando de Doctrina), se operan todos los NH90 recibidos en el seno del Batallón de Helicópteros de Maniobra nº III (BHELMA III), que forma parte de las FAMET y éstas, a su vez, de la División “San Marcial”.

El problema para las  tripulaciones del 803 Escuadrón del Ejército del Aire, que ya cuentan con dos de estas aeronaves de ala rotatoria y que recibirán más a lo largo de este año, es que en la fase de instrucción en que es más necesario es contar con un sistema de vuelo virtual se deban  trasladar constantemente hasta Agoncillo.

Si seguimos los parámetros publicados por otros usuarios del NH90, como es el caso de Francia, un piloto de NH90 debe realizar en torno al 40% de sus “horas de vuelo” anuales en un sistema virtual, teniendo en cuenta que las efectuadas en un FMS se convalidan al 100% respecto a las efectuadas en el helicóptero. Las horas en simulador, además de proporcionar una total seguridad y permitir entrenarse en situaciones imposibles de práctica en una aeronave real, posibilitan mantener las pautas de horas de vuelo previstas para cada helicóptero/año, que según los franceses serían de unas 120. 

Por tanto, para lograr lo antes posible la capacidad operativa o FOC (Full Operational Capability) del 803 Escuadrón con el NH90 es clave contar con un FMS.

Aunque el Ejército del Aire tiene ya casi completa la infraestructura donde se instalará el simulador, la llegada del sistema de Indra no está prevista hasta al menos 2023, por lo que la financiación y construcción de este sistema debería adelantarse respecto a dicha fecha, prevista en el segundo pedido de este importantísimo programa de la DGAM (Dirección General de Armamento y Material). (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Los simuladores FMS del NH90 instalados en el CESIHEL de Agoncillo (La Rioja). (foto: Julio Maíz/defensa.com)

Acelerar la llegada de un simulador del NH90 a Cuatro Vientos, sería muy importante para lograr la FOC de sus tripulaciones del NH90  del Ejército del Aire. (foto: Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.