Viernes, 23 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Vehículos no tripulados terrestres para el Ejército de Tierra español

Las lecciones aprendidas de conflictos recientes, como Afganistán o Mali, están sirviendo para desarrollar nuevas aplicaciones para los UGV (Unmanned Ground Vehicle), tecnología que se beneficiará en los próximos años de la incorporación de la inteligencia artificial y de la colaboración entre plataformas tripuladas y no tripuladas, el deno­minado MUM-T (Manned-Unmanned Teaming). El Ejército busca la manera de realizar nuevas misiones alejando al soldado del peligro.

En España, a pesar de la pandemia del COVID-19, el año pasado tomó impulso el interés del Ministerio de Defensa, y en particular del Ejército de Tierra, en lo referente a vehículos terrestres no tripulados, o UGV. Además de la presencia en FEINDEF de varios desarrollos nacionales, este año se consolidó el programa Escorpión de evaluación de tecnologías.

Los programas de tipo COINCIDENTE (Cooperación en Investigación Científica y Desarrollo de Tecnologías Estratégicas) de la Dirección General de Armamento Material incluyen hace años epígrafes sobre UGV y uno de los talleres de la iniciativa Fuerza 35 se centró en esta temática, como veremos. Recordemos que la Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa del Ministerio incluye, entre otros temas, el desarrollo de sistemas que permitan la conversión de vehículos militares en no tripulados, evolucionando a opcionalmente tripulados.

El programa europeo iMUGS 

España también participa en un proyecto europeo de vehículo terrestre no tripulado modular integrado, el iMUGS (Integrated Modular Unmanned Ground System), que servirá para estandarizar sistemas y tecnologías. Se le han asignado 30,6 millones de euros de la Comisión Europea, a través de los fondos del Programa para el Desarrollo Industrial Europeo (EDIDP), más 2 millones a repartir entre los países, eligiéndose el conocido THeMIS estonio como base de partida.

 

Colaboración entre sistemas no tripulados: El mini UAV “Thor” y el UGV “Probot” (foto Elbit Systems).

 

Iniciativas oficiales

Empezaremos recordando que en junio tuvo lugar el Taller con Empresas número 11 de la iniciativa Fuerza 35 del Ejército de Tierra, que estuvo centrado en los UGV. Y es que en su concepción se han identificado los sistemas robóticos y autónomos como un vector esencial para alcanzar el impulso tecnológico perseguido.

Las temáticas en las que se centró el Taller son representativas de las áreas de interés del Ministerio y del Ejército de Tierra e incluyen kits de teleoperación para convertir vehículos tripulados, sistemas de apoyo logístico a pelotón o sección, con armamento, de obtención de información con diferentes tipos de sensores, ligeros para combate urbano y subterráneo, de detección y neutralización de dispositivos explosivos improvisados (IED), de desminado, de apoyo a la movilidad y contramovilidad, de abastecimiento de última milla, de evacuación sanitaria, de recuperación de vehículos y otros materiales, relés de telecomunicaciones, sistemas con capacidades de guerra electrónica o vehículos nodrizas o portadores a su vez de otros sistemas autónomos.

En lo que respecta a Escorpión, el Ejército de Tierra anunció el año pasado que quiere tener en tres años sus robots de combate y de ahí que la Brigada Rey Alfonso XIII, II de la Legión siga evaluando diferentes propuestas, tanto de los propios UGV como de los sistemas a los que el Ejército se refiere como capacitadores.

La DGAM está replicando el modelo exitoso aplicado a la evaluación de UAV, el Rapaz; contra estos, como Cóndor; y más recientemente el de sistemas submarinos Barracuda. Se trata de articular y dirigir la evolución de los distintos desa­rrollos nacionales, identificando las capacidades de cada uno de los actores del tejido tecnológico nacional y sus desarrollos y ofrecer un entorno de pruebas y experimentación realista que permita seleccionar los sistemas más prometedores para adaptarlos a los requisitos operativos. Defensa considera que este programa logrará afinar el concepto de operación de los UGV, que aún no está maduro como para elaborar la doctrina de empleo.

La noticia más reciente se refiere a la adquisición de al menos un sistema THeMIS del fabricante estonio Milrem Robotics, a través de su representante en España, para continuar con las evaluaciones de un UGV de cadenas. En las fases previas de este programa hemos podido ver esta plataforma, que ya ha sido probada, dotada de sistemas de armas de Escribano Mechanical & Engineering. La Brigada de la Legión (BRILEG) también evaluó con sistemas de esta compañía el Mission Master de Rheinmetall, propulsado en este caso con ruedas, como era el caso también del la plataforma LR1 de la israelí IAI, empresa con la que colabora Navantia en un UGV ISR.

Cada año la DGAM selecciona una serie de programas por considerarlos de interés para la Defensa en el ámbito del programa COINCIDENTE, susceptibles de recibir financiación. La última convocatoria incluía un capítulo referido a la robótica de apoyo al combatiente, para el que se seleccionaron tres propuestas. La primera es el Urban de Mini UGV autónomo para la superioridad de la información en entornos urbanos de Tecnologías, Servicios y Sistemas (TST); la segunda, el ALANO (Asistente Logístico Autónomo a Núcleo Operativo) de Equipos Industriales de Manutención (EINSA), en colaboración con Sener Aeroespacial y el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y el UGV Reco de diseño y fabricación de un vehículo autónomo de exploración y reconocimiento de Comercial Hernando Moreno (COHEMO).

Además, se incluyó como reserva el proyecto R2T2 (Robot Reconfigurable Táctico Trans­­formable) de Star Defence Logistics Engineering (SDLE), que trabaja en la conversión de veteranas plataformas, como el M-113, en vehículos operados remotamente, aptos para tareas logísticas, como pudimos ver en FEINDEF. Antes hubo otras propuestas, como la adjudicada a Escribano Mechanical & Engineering en 2019 para el desa­rrollo de un UGV armado teleoperado remotamente con comunicaciones seguras; o en 2018 el ARCO (Aplicación Robótica a un Convoy Operativo) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), centrado en el desarrollo de un convoy autónomo, que analizaremos más adelante.

 

Un pequeño UGV sale del M5 “Ripsaw” para misiones urbanas (foto FLIR Systems).

 

Desarrollos nacionales

Partiendo de los mencionados con anterioridad, analizaremos, sin entrar en detalles, algunos de los desarrollos nacionales, que incluso pudimos ver en FEINDEF. El ALANO de EINSA es un UGV que se beneficia de los diseños de esta compañía especializada en vehículos de alta movilidad, aerotransportables y aerolanzables. Se trata de una plataforma multimisión 6x6 de propulsión eléctrica, con un extensor de autonomía que le dará 10 horas.

Con 3 m. de largo y un peso inferior a los 1.500 kg., podrá transportar 700 kg., y tendrá avanzadas prestaciones todo terreno, empleándose para transporte, reconocimiento o plataforma de armas. Sener Aeroespacial participa desarrollando e integrando el sistema de control y navegación. 

El ARCO es un proyecto desa­rrollado por el consorcio formado por la UPM, Sener Aeroespacial, Iveco España y el INTA. Se basa en el desarrollo de un convoy militar de 3 camiones Iveco, de los cuales uno es autónomo, otro teleoperado y el tercero, tripulado, actúa como puesto de mando. Se ha desarrollado un kit para modificar los vehículos, sistema de conducción autónoma y de navegación denominado NaviGround, de Sener Aeroespacial, que integra diferentes sensores.

El INTA, a través del Departamento de Plataformas y Vehículos de la Subdirección General de Sistemas Terrestres define los requisitos de usuario y concepto de operación, aportando sus instalaciones de pruebas avanzadas.

Sener Aeroespacial también participa en los desarrollos de General Dynamics European Land Systems–Santa Bárbara Sistemas destinados a adaptar vehículos tripulados, como el ASCOD, a la operación no tripulada o remota. Ya se está probando en una de estas plataformas en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la UPM. El INSIA desa­rrolló un VAMTAC (Vehículo de Alta Movilidad Táctica) no tripulado en el marco del programa Remote Drive allá por 2017.

En el caso de GDELS-SBS, el ASCOD no tripulado puede ser operado remotamente en tareas peligrosas, como las de zapadores o ingenieros, caso del VCZAP (Vehículo de Combate de Zapadores) Castor del Ejército de Tierra. en FEINDEF presentó un ASCOD que podría actuar como vehículo nodriza y puesto de mando para UGV, con posibilidad de ser, a su vez, operado remotamente. Controlaría UGV como el eléctrico MUTT (Multi-Utility Tactical Transport) de GD, que también estaba en su pabellón y que puede configurarse como 4x4, 6x6 u 8x8 de hasta 500 kg. de carga, como las torres y bloques sensores de Escribano.

La española Swarming Technologies & Solutions trabaja en las aplicación del concepto de enjambre en que está especializada a los UGV. Desarrolla uno mixto formado por UGV y UAV, en el que el enjambre aéreo vuela en formación acompañando a los elementos terrestres, mejorando la conciencia situacional de este.

También se mueve en la tecnología de enjambres de UGV, mejorando el movimiento en convoy o en otras formaciones, la posibilidad de realizar targeting conjunto y la vigilancia perimetral entre varias plataformas terrestres, navegación terrestre en entornos de navegación por satélite degradado e incluso un UGV ligero de ruedas y hasta 30 kg., que pueda ser fabricado a gran escala y desplegado desde un vehículo mayor en entornos urbanos. Este enjambre de pequeños UGV se encargaría de adquirir información del entorno urbano, desplegar sensores o armas de pequeño tamaño, actuando incluso como desechable.

La compañía aunav trabaja también en la ampliación de misiones de su UGV aunav.NEO aprovechando sus características únicas como la adaptación de su plataforma a escenarios estrechos, la estabilización de esta, su sistema de navegación autónoma o la posibilidad de incluir diferentes sistemas de misión.

 

Los UGV “Mission Master” de Rheinmetal dotados con sistemas de Escribano (foto Escribano Mechanical & Engineering).

 

Las igualmente españolas UTEK y Corvus ponen a punto un UGV para tareas de seguridad y defensa, resultado de aplicar las tecnologías de operación remota de la primera a un ATV (All Terrain Vehicle) Terrain DX4 de Corvus. El VAMTAC configurado como no tripulado u operado remotamente sería también candidato a recibir sistemas electrónicos con la integración del SERT (Sistema de Exploración y Reconocimiento Terrestre) de Navantia para configurar un 4x4 blindado de reconocimiento no tripulado.

Urovesa firmó en el marco de FEINDEF un acuerdo con Tecnobit–Grupo Oesía, que entre otras áreas incluye colaboración en el ámbito de los vehículos autónomos para dotar a las plataformas del primero con los sistemas de comunicaciones o conciencia situacional del segundo. Tecnobit–Grupo Oesía rubricó otro acuerdo con SASCorp de cara a, entre otras cosas, colaborar suministrando tecnologías para los UGV Tellus y Valkyrie.

Como sucede con otras plataformas no tripuladas, los UGV desa­rrollan misiones que dependen de los sistemas instalados, de ahí la importancia de estos junto a la plataforma. Además de los casos citados de Sener Aeroespacial con su sistema de navegación NaviGround o los sistemas optrónicos y estaciones de armas de Escribano Mechanical & Engineering, podemos destacar otros.

GMV se adjudicó en 2020 la coor­dinación del componente de mando y control (C2) de interoperabilidad de mando, control, comunicaciones, ordenadores, inteligencia, vigilancia y reconocimiento (C4ISR) del iMUGS, el JISR (Joint Intelligence, Surveillance and Reconnaissance). Aporta su experiencia en mando y control terrestre, en UAV y en interoperabilidad para desarrollar el componente táctico que permitirá planificar y realizar operaciones conjuntas de sistemas tripulados y no tripulados y difundir la información captada por los sensores del UGV.

GMV apuesta por desarrollar los sistemas de mando y control para UGV en el  programa Escorpión de la DGAM. En el área JISR, GMV dispone de los sistemas CSD-SIERRA e IRIS, diseñados para la explotación y distribución de datos de sistemas no tripulados. CDS-SIERRA se ha desarrollado como parte del sistema SAPIIEN en el marco del proyecto MAJIIC (Multisensor Aerospace/Ground Joint ISR Interoperability Coalition) de la OTAN. IRIS se creó en el marco del programa RAPAZ de la DGAM. (José Maria Navarro)

 

Fotografía portada: El vehículo no tripulado “Valkyrie” (foto SASCorp).

Artículo publicado en revista DEFENSA 526 (febrero 2022)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.