Domingo, 3 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Los sistemas de armas del Tigre MKIII

El Ejército de Tierra destinará 1.180 millones de EUR a la modernización de 18 helicópteros Tigre a la versión Mk III. Para poder operar en entornos impredecibles, dinámicos, inestables y de creciente complejidad integrarán nuevos sistemas de armas.

 

Para alinearse con el plan Fuerza 2035 se ha previsto que las entregas tengan lugar entre 2030 y 2035. El programa, que comenzó el pasado 31 de mayo, incluye el desarrollo, producción y apoyo inicial a la entrada en servicio de esta versión del Tigre, actualización de media vida, que incluye mejoras y renovación de sistemas y subsistemas, arquitectura de aviónica, equipos de operación y comunicaciones y armamento.

 

Las entregas comenzarán en 2030 con 1 aparato, 4 en 2031, otros 4 en 2032, 5 en 2033, 3 en 2034 y el último en 2035. El nuevo conjunto de armamento incluye los misiles Spike ER2 (Extended Range 2) y Spike LR2 y el cohete guiado por láser FZ275 LGR. El primer paso será la integración de la versión actualizada del Spike ER, la ER2, seguida de del LR2, que está llegando ya al Ejército de Tierra de la mano de Pap Tecnos.

 

Infografía del aspecto del Tigre Mk III (foto Airbus).

 

Rafael presentó en 2018 el ER2, catalogándolo como de quinta generación por sus prestaciones. Lanzado desde helicóptero. el alcance ahora es de 16 km. Incluye nueva cámara nocturna, cambio rápido de sistema de guiado entre infrarrojo y diurno y un guiado multiespectral que permite la fusión de sensores. Para su empleo en entorno naval también incluye un tracker optimizado que permite el enganche al blanco después del disparo (Lock-On).

 

Hay nuevos modos de guiado que reducen la carga de trabajo del tirador y la posibilidad de reemplazar el enlace de fibra óptica por uno de radiofrecuencia heredado del Spike NLOS. Ofrece conectividad en red, un elevado ángulo de ataque y cabezas de combate avanzadas (anticarro HEAT con cabeza en tándem para penetrar blindaje avanzado y una de penetración, aplastamiento y fragmentación PBF contra fortificaciones o buques.

 

El Spike LR II o mejorado es una opción muy viable para el Tigre (foto Rafael).

 

El LR2 lanzado desde tierra tiene un alcance un 35% mayor, hasta los 5,5 km., pero desde helicóptero alcanza los 8 km. Pesa 12,7 kg. (1 menos que el Spike LR), puede usarse desde los lanzadores ya disponibles y emplear un enlace de radiofrecuencia. También se han actualizado las cabezas de combate (una tandem de alto explosivo anticarro HEAT con un poder de penetración un 30% superior), pudiendo enfrentarse a objetivos con blindaje activo Counter APS (CAPS).

 

Está disponible una cabeza de combate multipropósito en tandem con diferentes espoletas y varios modos de impacto, según la misión o el tipo de objetivo. Por ejemplo, se puede programar un primer impacto contra la pared exterior de una estructura y hacer un agujero que permita a la segunda explotar en el interior. El sensor infrarrojo es ahora no refrigerado y más ligero, se ha incluido un sensor diurno de alta definición y el nuevo sistema de búsqueda comprende características de Tracker automático por Software con inteligencia artificial.

 

Se ha instalado un sistema de navegación inercial que permite a otro elemento seleccionar un objetivo y el misil se dirigirá a estas coordenadas, pudiendo el tirador afinar el impacto. Esto resulta idóneo contra objetivos críticos poco visibles o cuando quien lanza el misil no puede realizar la identificación completa del objetivo. Ahora puede impactar desde ángulos más elevados (hasta un 70%) sobre las partes menos blindadas.

 

Imágenes de los efectos del cohete durante una campaña de pruebas (foto FZ).

 

Múltiples opciones

 

La inclusión de estos 2 nuevos misiles (al que podría sumarse el Spike NLOS de 32 km. de alcance), ofrece al Ejército de Tierra nuevas capacidades. Hasta 3 misiles distintos en un mismo helicóptero ofrecen muchas combinaciones, dependiendo del tipo de misión y el objetivo. Se puede seleccionar el arma más apropiada, dependiendo de la distancia (entre 5,5 y 32 km.) o el efecto deseado. Además de fortificaciones o vehículos ligeros típicos del conflicto asimétrico, se pueden abatir ptrp convencionales, como carros de combate, centros de mando y control, o equipos de defensa antiaérea fijos y móviles.

 

Un escenario podría ser la destrucción de los medios de defensa aérea móviles de una columna blindada a gran distancia mediante el NLOS y luego usar los LR o ER contra blindados, siendo factible para el helicóptero ocultarse y actualizar el objetivo mediante el sistema de guiado mediante fibra óptica.

 

Tigre HAD del Ejército de Tierra (foto Airbus).

 

También se integrará el cohete de guiado láser Forges de Zeebrugge -filial de Thales- de 2,75 pulgadas de diámetro FZ275 LGR (Laser Guided Rocket) de FZ. Tiene un alcance de entre 1.500 y 7.000 m. y un error circular a 6 km. de 1 m. Permite enganchar el objetivo antes del lanzamiento, o LOBL (Lock On Before Launch), o después, o LOAL (Lock On After Launch) y emplear otra plataforma para la designación como una aeronave o un designador ligero en tierra.

 

Pesa 12,7 kg., cuenta con una cabeza de combate de 4,1 y 4 aletas plegables para el sistema de guiado. Cubre el hueco entre los cohetes y los misiles, ofreciendo precisión a una fracción del coste de estos últimos, con el objetivo último de disponer de un arma de potencia contenida y alta precisión para reducir daños colaterales. Es idóneo contra vehículos sin blindaje o ligero, emplazamientos de sistemas de defensa aérea o radares, instalaciones de comunicaciones, aeronaves en tierra, pequeños buques, construcciones no reforzadas e, incluso, francotiradores. (José María Navarro)

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.