Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El ojo del Eurofighter. El nuevo sistema de radar se arma contra las amenazas emergentes

El avión de combate Eurofighter “Typhoon” se considera la columna vertebral de muchas fuerzas aéreas en Europa y Oriente Medio. Para proporcionar longevidad y garantizar que continúe siendo un multiplicador de fuerza, está recibiendo mejoras de capacidad, incluida la incorporación de un nuevo sistema de radar.

Considerado como una tecnología nacional clave en Alemania y como el sensor principal del Eurofighter, el sistema de radar juega un papel central en las futuras mejoras de capacidad. Hasta ahora se confiaba en la tecnología de escaneo mecánico M-Scan. Sin embargo, los últimos avances en las prestaciones y la escalabilidad de los radares de escaneo electrónico han llevado a su utilización amplia, que ahora se puede implementar en el cazabombardero.

Los países socios, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, han estado apoyando el desarrollo de un radar activo de escaneado electrónico (AESA) para el Eurofighter Typhoon durante varios años a través de su consorcio industrial multinacional Euroradar. Esto llevó a que Kuwait y Catar como clientes de exportación recibieran las primeras unidades del sistema Captor-E.

Cambio de paso

Ahora se está produciendo un cambio radical en el desarrollo del sistema de radar, ya que los países de origen han tomado la decisión de adoptar los AESA en sus flotas de aviones, aunque bajo un aspecto diferente en la forma en que se están realizando los trabajos. Las naciones membros del consorcio  Eurofighter identificaron diferentes requisitos operativos y decidieron desarrollar nuevos equipos, estando Alemania y España colaborando en una nueva configuración.

El consorcio involucró a la alemana Hensoldt y la española e Indra en el desarrollo del ECRS (Eurofighter Common Radar System) MK 1, que se entregará a Airbus Defence and Space, socio del programa, para su instalación en Eurofighter germanos y españoles. El radar se basa en componentes del sistema de radar Captor-E, pero es diferente en elementos centrales y capacidades operativas.

Esto llevó a que Kuwait y Catar fueran los que recibieran los primeros ejemplares de ese sensor. Existen diferentes requisitos para los países socios implicados y no se pueden fabricar ambos conjuntos con la misma configuración de radar. Por lo tanto, el radar Mk1 requiere un conjunto diferente de “hardware” y de “software” que esencialmente lo convierte en un nuevo radar, afirmo Frank Döngi, jefe del departamento de radares del Eurofighter en Hensoldt.

Nuevas funciones de radar

El Mk1 incluirá más medidas de soporte electrónico (ESM) y capacidades de guerra electrónica en comparación con el Captor-E, mientras que el reconocimiento y la detección de objetivos también se mejoran. Otras características notables son el SAR de imágenes de ultra alta resolución (UHR-SAR) y el reconocimiento de objetivos a través del procesamiento STAP.

En términos de desarrollos técnicos, hay dos diferencias principales: un receptor multicanal totalmente digital en el que Hensoldt ha estado trabajando durante algún tiempo; y nuevos módulos de transmisión y recepción que ofrecen un rango de frecuencia más alto y que tienen un mayor ancho de banda. Ambas características son necesarias para una mayor agilidad dentro de la banda de frecuencia, así como para permitir que el radar tenga mejores capacidades de reconocimiento.

Ambas nuevas configuraciones de radar se pueden integrar con el mismo fuselaje (desde la Trancha 2 en adelante), de tal manera que los clientes puedan decidir qué radar elegir. También pueden optar por cambiar a una configuración diferente durante los ciclos de actualización y, en el futuro, se espera una competencia por el radar durante las campañas de exportación.

Tomar el liderazgo

Una parte importante del proyecto Mk1 se derivará de la experiencia de Hensoldt como la firma de radares líder en Alemania, así como de su participación tanto en el radar Captor-M de escaneado mecánico, como en el AESA Captor-E para el Typhoon. Para este último ya suministra componentes de antena, receptor y procesador, así como otros electrónicos. Aunque la empresa tiene una amplia experiencia en radares y, más concretamente, en el desarrollo del programa Captor, esta será la primera vez que Hensoldt tomará la delantera en un radar de control de tiro.

Esta es una transición emocionante en la que Hensoldt espera embarcarse. El “Eurofighter” recibirá un sistema de sensores altamente sofisticado. De esta manera, las principales tecnologías alemanas preparan a los cazas de la Luftwaffe alemana para despegar ante los desafíos del futuro, declaró Torben Brack, director de Desarrollo Empresarial de Radar Aerotransportado de Hensoldt.

¿Cuál es el próximo paso?

El trabajo entre Hensoldt e Indra ya ha comenzado en una fase que se empezó a principios de 2020. La aprobación del Parlamento alemán otorgada en junio de 2020 dio el empujón inicial al programa. Hensoldt es ambiciosa en su enfoque en el desarrollo del Mk1 y se esfuerza por entregar el primer radar a mediados de la década. Habrá muchos objetivos e hitos, pero se espera que sea el final del desarrollo y el comienzo de las entregas en serie de los radares Mk1.

La producción en serie se repartirá entre Alemania y España, uno de los cuales liderará el desa­rrollo de esos sensores en función de las cantidades pedidos por cada país. Hensoldt continuará apoyando el radar Captor-M de escaneado mecánico para el Typhoon, así como el Captor-E, mientras que al mismo tiempo toma la delantera en el programa ECRS Mk 1.

Esto asegurará que todos los operadores de ese cazabombardero tengan una mejora de capacidad modernizada a su flota. Se están llevando a cabo actualizaciones técnicas, como el desarrollo de un nuevo sistema de radar, para mantener al Typhoon a la vanguardia para los desafíos futuros, ayudándolo a seguir siendo un caza europeo líder en su clase casi tres décadas después de su primer vuelo. (Revista Defensa nº 517, Luis Alvarado)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.