Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Lo que la entrada en servicio del VCR 8x8 Dragón aportará al programa de la Fuerza 35 del Ejército de Tierra español

El programa del VCR (Vehículo de Combate de Ruedas) 8x8 “Dragón” es uno de los más importantes de los que gestiona la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), pues un total de 1.000 unidades de este 8x8 llegarán al Ejército de Tierra español. De sus proyectadas capacidades, el papel en el seno de la llamada “Brigada 35” y el impacto en el sector  industrial de la defensa hablamos con el general de brigada Santiago Camarero Alenda.

 

Defensa: ¿Qué aportará la entrada en servicio del “Dragón” al conjunto del programa de la “Fuerza 35”?

General Santiago Camarero Alenda: En 2019, el Ejército de Tierra inició un proceso de cambio denominado Fuerza 35, con la finalidad de contribuir a mantener unas Fuerzas Armadas eficaces y proporcionadas al nivel de ambición establecido por el jefe de Estado Mayor de la Defensa. La unidad de referencia de esta nueva fuerza terrestre es la Brigada 35, gran unidad desplegable que el Ejército necesita para afrontar con éxito los retos futuros en el horizonte de 2035. El concepto de Brigada 35 se basa en la incorporación de nuevas tecnologías, representadas precisamente por el vehículo de combate 8x8 Dragón. Entre los avances tecnológicos que el vehículo de combate sobre ruedas VCR 8x8 Dragón aporta a la Brigada 35, están una mayor potencia de disparo, movilidad, capacidad de comunicaciones para trabajo en red, protección de los ocupantes del vehículo y proyección a todo tipo de escenarios, ya sean de alta, media o baja intensidad.

Esta versatilidad es una de las principales características del vehículo y marcará la diferencia en los actuales y futuros demandantes escenarios de actuación de la fuerza terrestre. Este primer tramo de producción permitirá a la Fuerza 35 del Ejército completar un tercio de sus unidades con este vehículo de combate. Así, el Plan de Dotación del Sistema de Combate integral Brigada contempla dotar de modernos materiales, entre ellos del VCR 8x8, a las tres brigadas del Ejército que se encuentran en el Objetivo de Capacidades Militares para el ciclo de planeamiento actual (2019-24): dos brigadas medias, en las que coexisten vehículos de combate de ruedas con otros propulsados por cadenas y una brigada pesada, mayoritariamente, dotada de vehículos de combate de cadenas. Las necesidades totales ascienden a un millar de VCR 8x8 Dragón, a suministrar en tres tramos, planificados el segundo y tercero para el medio y largo plazo y que requerirán en su momento de la aprobación de la financiación correspondiente.

En las pruebas de tiro oficiales demostradores del VCR lanzaron misiles “Spike” (foto Ejército de Tierra).

¿Cómo cambiará estratégicamente la capacidad de defensa española con la introducción del VCR?

Tal y como expresó la ministra de Defensa en su declaración del 13 de mayo de 2020, de afectación del programa VCR 8x8 a los intereses esenciales de la defensa y de la seguridad nacional, el no acudir al mercado y, por tanto, desarrollar un nuevo sistema VCR 8x8 para el Ejército español se justifica por la necesidad de obtener, conservar o incrementar ventajas operacionales o de libertad de acción para nuestras Fuerzas Armadas, bajo el principio de soberanía en la adquisición, asociadas a las capacidades militares que son necesarias para proteger los intereses esenciales de seguridad concretos afectados. Para alcanzar los objetivos descritos, se requiere el apoyo de una base tecnológica e industrial capaz de proveer los equipos, sistemas y servicios que doten a las Fuerzas Armadas de las capacidades militares necesarias, en particular las directamente vinculadas a la protección de los intereses esenciales de seguridad.

Además, hay otras razones de índole industrial, como dar continuidad a las inversiones realizadas en los programas Leopardo y Pizarro, y desarrollar un producto propio que se pueda exportar; logístico-operativas, evolucionando equipos y sistemas ya operativos y establecer una base industrial que dé soporte continuado a las futuras necesidades operativas del Ejército; y financieras, pues el modelo de prefinanciación del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo sólo puede aplicarse a desarrollos nacionales. El secretario de Estado de Defensa el 13 de mayo de 2020 firmó la Orden de Proceder para el inicio de expediente de contratación, cuyo objeto es el suministro de fabricación vehículos de combate sobre ruedas 8x8, fijando como procedimiento de adjudicación el de negocio jurídico excluido de la Ley 24/11, de 1 de agosto, de contratos del sector público en los ámbitos de defensa y seguridad.

¿Qué papel tendrá y cómo se adaptará a los escenarios de misiones internacionales, como el africano del Sahel?

El programa VCR 8x8 abarca un sistema de combate, compuesto por una familia de vehículos de combate blindados de ruedas de peso medio, polivalente, versátil y adaptable, con capacidades de protección, letalidad y movilidad que permitirán el despliegue rápido en cualquier zona de operaciones en las que España despliegue, en respuesta al compromiso de la defensa de intereses y valores compartidos, en virtud de nuestra pertenencia a organizaciones internacionales, tales como la ONU, la OTAN o la UE, para todo tipo de escenarios y esfuerzos, desde operaciones de paz a conflictos de alta intensidad, en corto plazo de tiempo y proporcionando superioridad en el enfrentamiento a las unidades ligeras y medias.  En su diseño se han contemplado los perfiles de uso definidos por el Ejército, asegurando su operatividad en zonas climáticas extremas y en función del tipo de terreno, incluido el entorno demandante del Sahel. Para ello, el VCR 8x8 cuenta, entre otras capacidades, con un sistema de climatización de la cabina que asegura a sus ocupantes una temperatura de trabajo adecuada en el interior del vehículo. En el campo de la movilidad, su caja de cambios de lógica binaria programable, su tracción 4 y capacidad de 8, sus dos primeros y cuarto ejes direccionales, y el sistema de inflado y desinflado de ruedas (Central Tire Inflation System) permiten adaptarse a terrenos de cualquier grado de dureza.

¿Qué unidad del Ejército será la primera en recibir el VCR?

La primera unidad en recibir el VCR 8x8 será la Brigada Rey Alfonso XIII, II de la Legión, declarada Brigada Experimental para la Fuerza 2035, y en la que se encuadra la unidad de evaluación operativa de la flota de vehículos VCR 8x8.

Pasado (AML-90), presente (BMR M1) y futuro (VCR 8x8) de los blindados de la Legión, desfilando durante la celebración de su centenario (foto Ejército de Tierra)

¿Qué nuevas tecnologías cree que han llegado para quedarse de la mano del 8x8?

Entre otras muchas, cabe destacar el Sistema de Misión, consistente en una capa de lógica de software, soportada por un conjunto de equipos de hardware, que constituyen el cerebro del sistema de armas del VCR 8x8. El Sistema de Misión gobierna sobre todos los detectores, efectores y subsistemas con los que se equipa el VCR y proporciona la interfaz con el usuario para su gestión con el máximo aprovechamiento y personalizada en función del cometido de cada tripulante del vehículo. Otra capacidad es el manejo remoto del arma principal, un cañón de calibre 30 mm., así como del lanzador de misil contracarro. Tanto el tirador como el jefe de vehículo disponen de la capacidad indistinta de manejar remotamente ambas armas, lo que redunda en la flexibilidad, oportunidad, precisión y rapidez en la ejecución del tiro, al tiempo que la tripulación goza de los máximos niveles de protección y ergonomía.

Hay que destacar la capacidad de guiado terminal de municiones inteligentes, a través del sistema de observador avanzado con el que se dotará a la versión correspondiente de la familia de VCR 8x8. Igualmente, es preciso significar la capacidad de trabajo en red e interconexión asegurada con todos y cada uno de los sistemas de mando y control con los que este vehículo operará en combate, como UAV (Unmanned Aerial Vehicle), helicópteros, carros de combate, unidades de apoyo al combate, combatiente desembarcado y otros; gracias a la capacidad de su sistema específico de mando y control, el Battlefield Management System (BMS)-VCR, y su gestor de comunicaciones, que, de forma transparente para el usuario, intercambiará voz, datos y video con el resto de actuantes en el campo de batalla, buscando el mejor enlace radio y/o satelital, parado o en movimiento.

¿En qué punto está actualmente el programa?

A comienzos del próximo año los 5 demostradores de VCR 8x8 serán sometidos a pruebas de aceptación, incluidas de tiro, que determinarán el grado de madurez e integración de las tecnologías que se están probando en el marco de los programas tecnológicos asociados para su incorporación a los vehículos de serie.

¿Se estudia obtener una versión del VCR equipada con torres con cañones de 105 o 120 mm.?

Actualmente, hay un Grupo de Trabajo (GT) encargado de elaborar el Documento de Viabilidad (DDV) para la alternativa de obtención que satisfaga la necesidad contemplada en el documento de Requisitos de Estado Mayor (REM) sobre la capacidad de superioridad en el enfrentamiento de la Fuerza de Infantería de Marina (FIM). Dicho REM contempla una solución operativa constituida por vehículos blindados sobre ruedas 8x8 que monten cañones de 105 o 120 mm como arma principal. Una de las alternativas de obtención que se van a considerar es el desarrollo de un programa nacional con una torre de esas características.

¿Cómo incrementará la operatividad táctica de las unidades el VCR?

Los escenarios previsibles de despliegue de la fuerza conjunta demandan unidades con gran movilidad para operar en áreas extensas, protección ante artefactos explosivos improvisados, o IED (Improvised Explosive Device), y armamento de pequeño y mediano calibre y capacidad para operar en terreno urbano. En estos escenarios, se superponen entornos de distinta intensidad, baja, media o alta, con ambientes de diferentes niveles de aceptación, permisivo, incierto u hostil, resultando en escenarios operativos dinámicos en los que se puede desarrollar todo el espectro de operaciones y que requieren de mucha flexibilidad para adaptarse al nivel de la amenaza. Estos escenarios no requieren a priori el empleo de medios de gran potencia de fuego, pero sí disponer de cierta capacidad de reacción ante amenazas imprevistas. No se trata de una capacidad para enfrentarse a unidades acorazadas, sino de tener la capacidad suficiente para reaccionar ante ellas y retardar su avance para garantizar la supervivencia de las unidades propias. Sistemas de características similares ya han sido empleados en escenarios operativos con resultados muy satisfactorios, desde misiones de mantenimiento de la paz en los Balcanes con los 8x8 Centauro italianos, a los Stryker de los Marines norteamericanos durante el conflicto en el Golfo.

Con el VCR 8x8 el Ejército de Tierra reemplazará sus BMR (aquí en la región serbia de Kosovo), en todo tipo de misiones, como son las internacionales (foto Ejército de Tierra).

¿Qué pasos están previstos para la renovación de las capacidades del “Leopardo 2E”?

Las unidades del Ejército de Tierra español tienen la gran suerte de tener en servicio a uno de los mejores carros del mundo. Si bien, actualmente, en el Ministerio de Defensa no existe un programa especial de armamento para renovar o modernizar el Leo­pardo 2E, por parte del Ejército sí que se están analizando algunas mejoras en distintos sistemas del carro, pero todavía en fase de estudio.

¿Qué nos puede comentar del “Pizarro” de 3ª generación y de otras versiones especializadas?

Igual que lo comentado anteriormente con el carro de combate, no existe en estos momentos un programa Pizarro Fase 3. Sin embargo, con ocasión del desarrollo del Vehículo de Combate de Zapadores (VCZAP) Castor, se ha tenido la oportunidad de aplicar las lecciones aprendidas tanto en el Pizarro como en otros proyectos internacionales. El resultado, con ingeniería completamente española, es un vehículo muy avanzado con altísimo nivel de protección, que fácilmente podría ser adaptado a cualquier otra necesidad futura de cadenas en la gama de peso medio, tanto como vehículo de combate de infantería o como versiones de apoyo. Esto dependerá de las necesidades y de la planificación que se establezca en la priorización de Objetivos de Capacidades Militares.

(Revista Defensa nº 513, enero 2021, Julio Maiz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.