Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ejercicio turco “Anatolian Phoenix 2021”

Las labores de recuperación de personal, o PR (Personnel Recovery), y de búsqueda y rescate de combate, o CSAR (Combat Search and Rescue) son funciones centrales de la misión de la Fuerza Aérea turca, o Türk Hava Kuvvetleri (THK).

PR se refiere a la amplia gama de operaciones y fuerzas que incluyen la recuperación de personal, ya sea con ambiente hostil o pacífico. Las CSAR son más especializadas, en las que una persona aislada o un grupo de ellas se recupera extrayéndolas de entornos hostiles, generalmente con la existencia de amenazas a la fuerza que lo va a llevar a cabo. La THK ha realizado con éxito estas misiones en el pasado.

Sin embargo, han surgido cada vez más entornos operativos altamente controvertidos con el desa­rrollo, el crecimiento y la proliferación de entornos anti-acceso y de negación de área y sistemas integrados de defensa aérea. Para estar a punto y entrenarse en esta misión principal, organiza el ejercicio internacional anual Anatolian Phoenix, con el objetivo principal de aumentar la experiencia y especialización en capacidades CSAR en el marco de un entorno operativo realista.

La edición de 2021 fue organizada por el 3ncu AJEÜ, la 3ª Base de Reactores Principal, de Konya. La primera tuvo lugar en 2009 y se convirtió en un ejercicio anual internacional en 2012. En la edición de este año se proyectaron los recursos de todas las naciones participantes en escenarios diarios. El propósito del ejercicio es ganar experiencia en un campo internacional de participantes en posibles escenarios de misiones de una fuerza de tareas conjunta JTF (Joint Task Force) asistidos por tierra dentro de un entorno operativo similar.

En los escenarios, en tiempo real se adiestra a las tripulaciones aéreas y a los equipos en tierra participantes en el despliegue efectivo del sistema de mando y control C2 (Command and Control), compartiendo experiencias y evaluando las tácticas específicas del entorno como un equipo integral, con especial énfasis en el mando de la misión RMC (Rescue Mission Command), escolta, rescate en helicóptero, especialistas y control aéreo avanzado FAC (Forward Air Controlling).

A medida que avanza el ejercicio, los participantes desarrollan métodos de coordinación dentro de la fuerza de tarea conjunta. Se integran vuelos de formación de entrenamiento bi y unilaterales y datos de navegación táctica, incluido el apoyo aéreo de combate CAS (Combat Air Support), tácticas de defensa, equipos de apoyo táctico TST (Tactical Support Team), descensos rápidos por cuerda (fast rope) y elementos HALO (High Altitude-Low Opening) para aumentar la experiencia de preparación para el combate de los equipos participantes.

Durante el Anatolian Phoenix se realizó un taller de varios días que se centró en las necesidades de la recuperación de personas aisladas, con el propósito de adiestrar y examinar la naturaleza y las consecuencias de las amenazas para las misiones CSAR y de PR, la estructura actual de las fuerzas de personal, equipos y entrenamiento para la recuperación de personas aisladas; y tecnologías que puedan aumentar su supervivencia en el horizonte de 2030. Durante el ejercicio, las relaciones militares y la interoperabilidad entre los participantes internacionales se fortalecieron mediante la realización de sesiones de retroalimentación de evaluación, compartiendo experiencias.

Participación “Hürkus-C”

El evento de 2021 vio la introducción del prototipo de la variante de soporte cercano Turkish Aerospace Industries (TAI) Hürkuş-C HYEU (Hava Yer Entegrasyon Uçağı), o AGI (Air Ground Integration), desarrollada en Turquía, dentro de los escenarios operativos, que voló por primera vez en 2017. Turquía actualmente tiene pedidos pendientes para el Hürkuş-B de la Fuerza Aérea y el Hürkuş-C del Ejército y Gendarmería. Algunos Hürkuş-C se han entregado a la Fuerza Aérea. Durante el ejercicio se vio al 17-105 actuando como demostrador del concepto AGI, que en su día se empleó para lo mismo del Hürkuş-B (como 18-105) y luego se actualizó a este estándar.

Respondables de TAI afirman que 6 Hürkuş-C en configuración AGI están en producción y se entregarán al 135 Filo en Konya en un futuro próximo. La versión AGI integrará el entrenamiento de controladores aéreo y de combate avanzados y de apoyo de fuego conjunto dentro de esa unidad. Además de las características del modelo básico, el Hürkuş-C HYEU también integrará gradualmente una cámara electro-óptica e infrarroja (EO/IR), munición de entrenamiento guiada por láser y no guiada, así como un piloto automático.

El polígono de Konya

Todos los aviones y equipos participantes operaron desde la Base Aérea de Konya. Para presentar un entorno lo más realista posible, se utiliza su polígono, que se encuentra en las afueras de la ciudad, dotado de su propia torre, que ofrece todas las posibilidades de controlar cada escenario específico. El polígono es adecuado para soportar escenarios de apoyo aéreo cercano CAS (Close Air Support), evacuación médica MEDEVAC (Medical Evacuation), salto en paracaídas, protección de convoyes y CSAR.

Para lograr estos objetivos, se han establecido escenarios que involucran el despliegue de aviones de alerta temprana y control AWACS (Airborne Warning and Control System), caza y de transporte militar, aeronaves no tripuladas UAV (Unmanned Aerial Vehicle), helicópteros y recursos de búsqueda y rescate. Los procedimientos conjuntos de CSAR y la eficacia de la estructura C2 son los principales objetivos mientras se avanza en el ejercicio. Esto incluye operaciones CSAR conjuntas e integradas, apoyo aéreo de combate y misiones de designación de blancos dinámicas.

Durante el escenario integral, se utilizan armamento y municiones en vivo para crear un entorno lo más realista posible. Para ello, la torre de control del polígono de Konya sigue un guion y lo dirige, lo que permite la ejecución segura y eficaz de cada misión específica. A lo largo del ejercicio, los entornos se vuelven más complejos y requieren que los diferentes participantes y sus recursos logren los objetivos.

En el escenario presenciado durante la jornada de prensa se ejecutó una salida integral, que incluyó apoyo aéreo cercano, MEDEVAC, salto en paracaídas, protección de convoy y CSAR. Comenzó con un ataque aire-tierra simulado realizado por F-16. Se lanzaron en vivo bombas no guiadas contra objetivos que fueron asignados a las tripulaciones por un controlador aéreo avanzado, Después se desplegó un avión Hürkus, que circundó el área para proporcionar apoyo aéreo de combate.

Un F-16 informó de un impacto simulado y el piloto de la necesidad de eyectarse. Con él en tierra, dos helicópteros de ataque T129B aseguraron el área, tras lo cual aeronaves de ala rotatoria de CSAR llegaron y recuperaron al supuestamente derribado, con los F-16 cerca y listos para desplegarse si la aeronave CAS exigía su ayuda y los dos T129B dando vueltas en la zona para evitar que el equipo CSAR se topara con actividades hostiles. Los Hürkus siguieron vigilando el área hasta que los recursos de CSAR estuvieron a una distancia segura y se reportó que la situación estaba bajo control.

Debido a las condiciones, climáticas durante el escenario del día de prensa se cancelaron los lanzamientos en paracaídas. Esta parte la cubrieron los transportes C-17, C-130 y CN235. Los equipos participantes se reúnen siempre para evaluar cada escenario individual. Con una curva de aprendizaje creciente a lo largo del ejercicio, en la que el nivel de dificultad aumenta a medida que avanza, esa evaluación es una parte vital para comprender los retos y enseñanzas en un escenario cooperativo internacional. Se proporciona una retroalimentación constructiva con el propósito de incrementar el desarrollo profesional de las tripulaciones y los equipos.

Revista Defensa nº 521, septiembre 2021, Arnold Ten Pas, Jurgen Van Toor y Patrick Roegies


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.