Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Airbus, una victoria de la integración europea, frente a los nuevos retos del entorno

En primer lugar, mi más sincera enhorabuena a la revista Defensa por la publicación de su número 500 y por ser una referencia en el ámbito de la defensa desde hace cuatro décadas. Este año también es especial para nosotros. Airbus cumple 50 años y nuestra historia supone una victoria de la integración europea. Hemos sido capaces de reunir a empresas de aviación civil y de defensa de todo el continente y hemos conseguido reducir los costes y las duplicidades. Damos empleo a más de 130.000 personas altamente cualificadas en todo el mundo y somos un potente motor de la productividad, la exportación y la innovación en Europa. La cooperación es la base del éxito industrial europeo.

Airbus se construyó sobre la base de la cooperación política y en el contexto de una rivalidad transatlántica cuyas batallas comerciales han ocupado a menudo los titulares de los medios de comunicación. En estas décadas hemos creado productos icónicos, como el Eurofighter, el A400M y el C295, que son referencia mundial en el sector de la defensa.

Es una realidad que nuestro entorno evoluciona a gran velocidad y que se caracteriza por la incertidumbre derivada del Brexit, la nueva política de la administración de Estados Unidos, el aumento de los nacionalismos, amenazas como el terrorismo, pero también las relacionadas con la ciberseguridad, las económicas y el cambio climático. Entre las prioridades de los estados están la defensa y seguridad, la vigilancia de las fronteras y la protección, la lucha contra el tráfico ilegal de productos y personas, protegiendo a la vez los derechos humanos.

En la pasada década hemos asistido a una reducción de los presupuestos de defensa. La inversión en investigación en defensa ha caído más de un tercio, es decir, más de 20 billones de euros desde 2006. Hoy más que nunca, Europa debe estar segura de sus capacidades. La UE y los gobiernos deben identificar y definir las necesidades conjuntas para abordar este entorno marcado por la incertidumbre y los desafíos que conllevan.

Una Europa fuerte en defensa requiere una sólida industria de defensa propia. Y para generar esta solidez en la industria hacen falta programas de defensa de importancia y una visión e inversión a largo plazo en el cual los gobiernos, las fuerzas armadas y la industria deben trabajar mano a mano para asegurar la seguridad de Europa de la forma más eficaz posible.

La Unión Europea está en disposición de desempeñar un papel más firme en defensa, algo para lo que los estados miembros tienen que aumentar sus esfuerzos en cooperación y pensar con una visión más europea en lugar de nacional.

En España el sector necesita un programa de ayudas específico equiparable al esfuerzo inversor propio de la industria y que dicho programa se contemple en un marco temporal a largo plazo, suficiente para el desarrollo de programas que llevan más de una década de maduración. Es necesario contar con modelos de financiación con ayudas equivalentes equiparables al entorno europeo y dentro del marco europeo de I+D y desarrollar una estructura de formación excelente que englobe la formación profesional y la universitaria. La digitalización ya no es una apuesta, es una necesidad y necesitamos la participación activa del sector en los programas de digitalización hacia la industria 4.0. Además necesitamos incrementar la competitividad.

En Airbus hemos definido que uno de nuestros principales objetivos  en los próximos años es avanzar en la digitalización, la robotización, el uso de big data y la inteligencia artificial para desarrollar aún más nuestro sistema de producción. La visión de la transformación digital en Airbus comienza con el cliente, sus necesidades y el modo en el que usa y usará nuestros productos. Nuestro objetivo es mejorar la eficiencia, reducir los ciclos de diseño y producción drásticamente y añadir valor en servicio.

Es cierto que la defensa europea se encuentra en una encrucijada, pero si logramos hacer de la cooperación europea la norma, sobre la base de las prioridades acordadas, una financiación adecuada y el desarrollo de tecnologías innovadoras, seremos capaces de mantener el legado que nos ha costado tanto conseguir, el de una industria europea tecnológica y de defensa fuerte y competitiva.

Gracias a la revista Defensa por todos estos años de información seria y de calidad de parte de todos los que formamos la gran familia Airbus. (Alberto Gutiérrez, Jefe de la División de Aviones Militares de Airbus DS y Presidente de Airbus España)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.