¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 14 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Smart 8000: el navío de escolta futuro de Navantia

Maqueta del navío de escolta Smart 8000. (Foto Julio Maíz)

La nueva fragata F-110 va a pasar de ser un diseño a una realidad con la inminente puesta de quilla de la primera unidad, que se construye en Ferrol, Navantia trabaja ya en las líneas maestras del navío de escolta que la sustituirá dentro de unas décadas: el Smart 8000.

Este futuro sistema naval de combate era presentado por primera vez en España durante la última edición de la Feria de Defensa y Seguridad (FEINDEF), destacando un diseño conceptual de claras formas de baja firma, o stealth, en el que sus principales sistemas de armamento son desplegados sólo momentos antes de ser empleados.

Navantia ya presento durante FEINDEF 2021 una maqueta previa de una fragata de diseño futurista, que podríamos definir como el diseño previo, apreciablemente más pequeño que el Smart 8000, que designó como Smart 4000, que ya marcaba las líneas del actual. Este navío ya contaba con sistema de lanzamiento vertical de misiles,  gran cubierta de popa para operar con aeronaves (helicópteros y UAV), sensores de última generación, etc.

Vista de popa del Smart 8000, se aprecian bajo el casco los sistemas azimutales.   (Foto Julio Maíz)

Navantia, que trabaja en estos diseños codo con codo con la División de Planes de la Armada española, más que en el diseño en concreto busca el desarrollo de los conceptos que deberán tener los futuros navíos de escolta de la Institución. El Smart 8000, por el tonelaje anunciado de entre 8.000 y 10.000 toneladas y los 162 metros de eslora que tendría, sería un buque tipo destructor, con capacidades tanto para hacer frente a las amenazas convencionales más modernas, como para operar en zonas de guerra gris o asimétricas.

Así será el Smart 8000 

Según los primeros datos que facilita Navantia, el Smart 8000  tendrá una habitabilidad de unas 120 personas, que posiblemente incluiría a la dotación y el personal de la Unidad Aérea Embarcada (UAEMB) y del Equipo Operativo de Seguridad (EOS); su velocidad sería de entre los 27 y 30 nudos, y una autonomía de unas 6.000 millas náuticas.

El nuevo buque estará dotado para su propulsión con los modernos sistemas azimutales o azipods, que le darán una magnífica maniobrabilidad, como la del “Juan Carlos I”.  Respecto al armamento, en la maqueta del Smart 8000 con las dos compuertas abiertas, que aseguran su capacidad stealth, pudimos ver el sistema de lanzamiento vertical de misiles o Vertical Launching System (VLS) que consta de un total de 48 celdas y la pieza naval de 76 mm, que se replegaría dentro de la estructura cuando no se emplee.

Detalle de la pieza de 76 mm y los dos sistemas VLS. (Foto Julio Maíz)

A este armamento se añade en la zona trasera del puente un sistema de defensa de punto Rheinmetall Oerlikon Millennium, así como hasta 6 estaciones de armas de control remoto o Remote Controlled Weapon Station (RWSC).

Una de las novedades del armamento, que dirigirá un sistema de combate de arquitectura abierta que estaría plenamente integrado en red con otras unidades de las Fuerzas Armadas (FAS) española, es un sistema en la parte delantera del puente de energía dirigida o Directed Energy Weapons (DEW), defensas a las que se sumaria un sistema de defensa antimisiles de última generación o los futuros cañones de riel electromagnéticos o Electromagnetic Rail Gun (EMRG). (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.