Domingo, 3 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El primer radar naval Lanza-N de Indra en un buque de la Marina India. Está basado en el que dota al LHD Juan Carlos I

Radar Lanza 3D de Indra en su versión naval, Lanza-N
Radar Lanza 3D de Indra en su versión naval, Lanza-N

Indra está instalando la versión naval de su radar Lanza 3D, la Lanza-N 3D, en uno de los buques destructor de la Armada India, es el primero de los 23 radares con los que dotará en la próxima década a la Indian Navy. La compañía ha adaptado la versión más avanzada del radar Lanza-N, basado en el implantado en el buque español Juan Carlos I, a los requisitos normativos de la India.

Este hito forma parte del contrato firmado por la compañía en 2020 con la empresa local india TATA Advanced Systems Limited (TASL), en el marco de un programa de transferencia tecnológica, que prevé la entrega por parte de Indra de un total de tres radares completos, más los elementos core de su sistema para otros 20 radares, destinados a sendos buques, que TASL completará e integrará localmente. A ellos se suma un radar adicional de referencia para dar soporte a esa transferencia de tecnología durante el periodo adicional de sostenimiento de 12 años y medio.

Tras diseñar y producir el primer radar en las instalaciones de Indra en Madrid, el sistema superó las pruebas de aceptación en fábrica (FAT) en el CEAR, Centro de Análisis Radioeléctrico del Instituto de Tecnología Aeroespacial (INTA) en noviembre, para posteriormente ser enviado a la India, donde ha comenzado la instalación una vez que el barco ha tenido disponibilidad.

Los dos siguientes radares ya están en producción y se espera que superen las pruebas FAT este mismo año.

El radar Lanza-N que se está implementando está basado en el que equipa el buque Juan Carlos I de la Armada española, aunque el sistema se ha adaptado a los requisitos normativos de la India, por ejemplo, en el ámbito medioambiental para garantizar su óptimo funcionamiento incluso en condiciones de gran humedad y calor extremo.

Además, incorpora las últimas actualizaciones tecnológicas y operativas incorporadas por Indra a su familia de radares Lanza, así como algunas mejoras, como una mayor potencia para el empleo del modo largo alcance o la monitorización en remoto del sistema de presurización.

Este proyecto confirma el potencial de exportación del radar Lanza-N, una solución española de alta tecnología para buques de superficie, diseñada como un radar táctico de largo alcance, modular, pulsado de estado sólido, con todos los equipos asociados al Lanza-N totalmente integrados para una operación naval.

Todos los equipos asociados al Lanza-N están completamente integrados, de modo que se mantienen todas las capacidades operativas del sistema.

La función principal del radar es la detección de aeronaves no cooperativas dentro del volumen de cobertura instrumentado, incluso en condiciones adversas. También incluye la integración de un Radar de Vigilancia Secundario (IFF/SSR).

La tecnología radar más avanzada

Los radares de la familia Lanza 3D de Indra no han dejado de evolucionar y perfeccionarse hasta convertirse en unos de los más avanzados del mercado a escala global.

Así, Indra se ha convertido también en uno de los principales fabricantes de radares del mundo, aplicados no solo al sector de la Defensa, sino también en el ámbito de la movilidad y el tráfico aéreo. La compañía cuenta en la Comunidad de Madrid con una de las mayores factorías de radares de Europa, con más de 7.000 metros cuadrados y 200 profesionales especializados.

Con más de cuarenta años a sus espaldas trabajando en el desarrollo de estos sistemas, Indra ha exportado sus radares a los cinco continentes y es el suministrador principal de la OTAN. La protección del espacio aéreo europeo, la supervivencia del Eurofighter y de los buques de varias Armadas, e incluso la protección de satélites en órbita dependen del dominio que la compañía tiene de esta tecnología.

También ha desarrollado uno de los radares más potentes de Europa y del mundo, destinado a la vigilancia espacial, capaz de detectar objetos en órbita a más de 2.000 kilómetros de la tierra y que se encarga de proteger lanzamientos, satélites y la estación espacial internacional.

En este ámbito, Indra ha firmado un acuerdo de colaboración con la compañía india, Centum Electronics, para presentar una propuesta conjunta a la Agencia Espacial India (ISRO) para fabricar un radar de observación y seguimiento de objetos en el espacio con el que proteger los activos espaciales del país. El acuerdo está alineado con la estrategia “Make India” del gobierno del país, que respalda la formación de este tipo de alianzas estratégicas de compañías locales con empresas punteras

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.