Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las lanchas MK VI de la US Navy no dan el resultado esperado y ya se plantea su baja y sustitución por las MK VII

La Marina de los Estados Unidos (United States Navy) tiene una dilatada planificación de soluciones submarinas y de superficie con las que se pretende apoyar a las necesidades de inserción/infiltración y de extracción/exfiltración de sus unidades de Operaciones Especiales, los conocidos SEAL (SEa, Air and Land).

A través de distintos órganos oficiales hemos sabido de una curiosa noticia que afecta a la flota de navíos de superficie de pequeño tamaño. Tienen en marcha proveerse con un novedoso diseño al que ya conocen como lancha MK VII, una decisión que es curiosa si tenemos en cuenta que las del tipo MK VI entraron en servicio entre 2015 y 2017 después de haberse aprobado la fabricación de una docena de ellas a un precio unitario nada desdeñable de 15 millones de dólares la unidad. Por lo que se ha apuntado, su tamaño considerable y su velocidad punta de nada menos 45 nudos no han sido lo satisfactorias que se pensaba. Se ha decidido ya avanzar hacia su próxima baja -o transferencia a otro país- en un proceso ya programado en el que acompañarán a los catorce navíos del tipo Cyclone de los que ya hay muchos retirados y otros programados para ser baja en 2022.

Para responder a los requisitos de transporte de unidades como los SEAL, y otras actividades propias de la U.S.Navy, se postula el tipo MK VII que podría estar en servicio muy pronto. Se pretendería obtener un navío de unas 500 toneladas de desplazamiento y de unos 75 metros de eslora, tamaño que se considera el mínimo necesario para reemplazar a los Cyclone en su actividad; también se ha previsto que el diseño seleccionado tenga una capacidad de permanecer dos semanas en navegación sin recibir reabastecimientos o que su tripulación comprenda unos cuarenta marineros.

En la búsqueda del novedoso concepto que la U.S.Navy pretende obtener se va a trabajar con tecnologías revolucionarias y con conceptos modulares que faciliten tanto su construcción como su evolución, objetivo que se compartirá con el empleo de materiales de origen comercial que permitan reducir los costes y también el riesgo. Se ha dado un precio unitario de unos 100 millones de dólares para cada una de las nuevas embarcaciones, cifra que seguro permitirá conseguir lo que buscan.

Se sabe también que apostarían por un concepto de diseño sencillo, monocasco y multifuncional que pueda ser fabricado por uno o varios de los muchos pequeños astilleros estadounidenses, rompiendo la previsión más clásica de darle un contrato múltiple a una sola fábrica. Los MK VII contarán con varias soluciones para reducir su sección radar e incidir en su furtividad, aunque ese objetivo se va a compaginar con la sencillez de fabricación de elementos, como la superestructura, en acero. La simplicidad de fabricación, mantenimiento y reparación primará, lo que facilitará su construcción y obtención en un mayor número.

En los MK VII se optará por una propulsión con hidrojets que reducen el calado e inciden en una mayor maniobrabilidad, aunque trabajando asociados a generadores diesel que permitiría una velocidad punta de unos 30 nudos; del armamento, decirles que se considerará desde un cañón como el Mk110 de 57mm a misiles antibuque y RPAS (Remotely Piloted Aircraft System), lo que les permitiría un mayor juego en el difícil escenario naval que se plantea ya a corto plazo. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Las actuales lanchas MK VI no han dado el resultado pretendido y a los pocos años de entrar en servicio ya se plantea su baja. (Daniel P.-Rolston, U.S.Navy)


Los patrulleros Cyclone llevan ya tres décadas de servicio activo y con las futuras embarcaciones del tipo MK VII se pretende avanzar en su sustitución. (U.S.Navy)


La Marina de los Estados Unidos va a apostar por navíos de porte medio, sencillos y eficientes para reemplazar algunos de los buques usados en beneficio de los SEAL. (U.S.Navy)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.