Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Fragatas de la Armada española escoltan un ferry entre Málaga y Melilla

Las fragatas “Santa María” y “Cristóbal Colón”, la más antigua y la más moderna de la  Armada española, han escoltado al ferry “Ciudad Autónoma de Melilla”, como parte de su calificación operativa.

Los pasajeros que el pasado 6 de julio realizaban el trayecto entre las ciudades españolas de Málaga y Melilla, a través del mar de Alborán, a bordo de dicho ferry de la compañía Trasmediterránea pudieron ver navegando, por ambos costados, a esos buques de combate.

Uno era la última de las fragatas entregadas a la Armada española, la “Cristóbal Colón” (F-105), que es la quinta y última de las de la clase Álvaro de Bazán o tipo F-100/105, diseñada y construida por Navantia en su planta de Ferrol (La Coruña), donde fue entregada al cliente el 23 de octubre de 2012. Estamos ante una muy polivalente fragata, que puede desempeñar las principales misiones genéricas asignadas a la Fuerza Naval, que son las de: Disuasión y Defensa, Gestión de crisis, Seguridad Marítima y Proyección Exterior.

Un vigía de la fragata “Santa María” observa el ferry, más al fondo se puede ver la F-105. (Armada española)

Está dotada de un completo y complejo sistema de combate, entre el que destaca el  sistema Lockheed Martin AEGIS, cuyo principal sensor es su  radar multifunción SPY-1D (V), que hacen del navío, uno de los mejores del mundo para realizar misiones de defensa aérea, ya sea en solitario, como escolta, habiendo liderado este rol en varias maniobras de la Armada española y la OTAN.

La razón de tal misión de escolta al ferry, junto a la “Santa María”, es obtener la cualificación operativa previa a un próximo despliegue, ya sea en el marco de las misiones nacionales o en favor de la OTAN, integrada en sus fuerzas permanentes o Standing NATO Maritime Group (SNMG),  o asignada a otras misiones internacionales.  Una de la tareas que realizan los navíos españoles en el curso de la operación Atalanta, que se desarrolla en el océano Indico, es la de escoltar a los mercantes fletados por el Programa Mundial de Alimentos o World Food Programme (WFP) de la ONU, que llevan ayuda humanitaria a Somalia, para que no les asalten los piratas que infectan la zona.

Vista de la proa de la fragata “Santa María” mientras escolta al ferry “Ciudad Autónoma de Melilla”. (Armada española)

Estamos ante un navío que desplaza 6.391 toneladas y tiene 146,72 metros de eslora (largo), que está asignada a la 31ª Escuadrilla de Escoltas, que tiene sede en el Arsenal de Ferrol.

Por su parte, la “Santa María” (F-81) es la primera fragata que da nombre a la clase o tipo F-80, compuesto por seis buques, construidos en Ferrol y que conforma la 41ª Escuadrilla de Escoltas, que tiene sede en la base naval de Rota (Cádiz).

Estamos ante el navío de escolta más veterano de la Armada española, ya que fue entregada el 10 de septiembre de 1986, a pesar de lo cual la eficaz dotación del navío sigue siendo un gran activo de esta fuerza naval. Sí bien será la primera de su clase que se dará de baja, cuando se entregue a la Armada española, la primera de las nuevas fragatas del tipo F-110, que actualmente se está construyendo también en el astillero de Ferrol, la “Bonifaz” (F-111), que está previsto se entregue en 2026. (Julio Maíz Sanz)

Fotografia portada: El ferry “Ciudad Autónoma de Melilla”, justo detrás navega la fragata F-105  (Armada española)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.