Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Avances en el programa de construcciones navales de SIMA para la Marina de Guerra del Perú

En diciembre de 2012, el Servicio Industrial de la Marina (SIMA-Perú) dio inicio al denominado Programa de Construcciones Navales de Alto Bordo, gracias al cual se produjeron importantes unidades, como el buque escuela a vela BAP “Unión” (BEV-161), el multipropósito BAP “Pisco” (AMP-156) y las patrulleras marítimas de la Clase “Río Pativilca”, así como el remolcador auxiliar de salvamento BAP “Morales” (RAS-180) y las PIAS (Plataforma Itinerante de Acción Social).

Dicho programa, no se detiene y sigue su marcha, habiendo generado, además de la transferencia tecnológica, unos 3.500 puestos de trabajo y beneficiado de manera indirecta a un importante número de pequeñas y medianas empresas. Ofrecemos un breve panorama de las construcciones en curso.

El BAP Paita se encuentra con un grado de avance del 15 por ciento, previéndose que sea botado en 2021. Es la segunda unidad de la Clase Makassar, del tipo LPD (Landing Platform Dock), diseñada por la coreana Dae Sun Shipbuilding & Engineering, que se construye en el astillero del SIMA-Callao en marco del Programa de Recuperación y Mejoramiento del Soporte Logístico y Transporte de Fuerzas Armadas.

La primera unidad, el BAP Pisco (AMP-156), cuya quilla fue puesta el 12 de junio de 2013, fue botada el 25 de abril de 2017 y comisionada el 6 de junio de 2018. Esta encargada de realizar operaciones navales y de guerra anfibia, transporte de tropas y vehículos, además de acciones cívicas y ayuda humanitaria.

El Pisco tiene una eslora de 122 m., manga de 22 y calado de 4,9. Su desplazamiento estándar se estima en 7.300 ton. y el máximo es de 11.390 ton. La propulsión es del tipo CODAD (Combined Diesel and Diesel) y lo que le permite alcanzar una velocidad económica de 13 nudos y una máxima de 16, con un alcance de entre 10.000 y 14.000 mn.

Dispone de una cubierta de vuelo y un hangar, inundable, que  le permite transportar y desplegar 2 lanchas de desembarco LCU (Landing Craft Unit) de 23 m. y 4 botes RHIB (Rigid Hull Inflatable Boat), así como 14 vehículos blindados LAV II Caimán (8x8) o bien 14 camiones portatropa MAN TGS-Mil 29.440 (6x6).

La tripulación nominal es 150 efectivos (14 oficiales y 112 especialistas) y 7 observadores. Es capaz de transportar a 400 Infantes de Marina. En lo que a armamento se refiere, monta a proa un Bofors 40/L70 de 40 mm. (un MK-V modificado y dotado de un nuevo magazine de proyectiles) diseñado por la Dirección de Alistamiento Naval (DIALI), que remplaza al instalado tras su entrada en servicio.

Además, monta un SCAMO (Sistema de Control de Armas por Medios Optrónicos), diseñado y fabricado por la española Escribano Mechanical & Engineering, que está conformado por 4 montajes a control remoto RCWS (Remotely Controlled Weapon System) Guardian de 12,7 mm. y 2 Sentinel de 30, asociados a un SOA (Sistema de Observación Avanzado) OTEOS-N.

Patrulleras y PIAS

Las patrulleras marítimas BAP Río Tumbes (PM-208) y BAP Río Locumba (PM-209), lanzadas al mar el pasado día 26 de julio, registran un avance de 80 por ciento, estimándose que serán comisionadas durante el segundo semestre de 2021. Su construcción, a cargo del astillero de SIMA en Chimbote se realiza mediante paquetes CKD (Complete Knock Down), los cuales comprenden nueve módulos básicos: cinco de acero y los restantes de aluminio.

Son parte del Programa de Recuperación de las Capacidades para realizar Operaciones Guardacostas de Superficie y de Búsqueda y Rescate (SAR), vía un contrato de diseño y transferencia tecnológica suscrito en 2013 con STX Offshore & Shipbuilding (Corea del Sur), mediante el cual se prevé la construcción de 10 unidades.

foto: Callao emprendió en 2019 la construcción de 7 lanchas de transporte para la Marina de Guerra.

Las 2 primeras, BAP Río Pativilca (PM-204) y BAP Río Cañete (PM-205), fueron botadas el 30 de noviembre de 2015 y comisionadas el 28 de marzo de 2016, mientras que las BAP Río Piura (PM-206) y BAP Río Quilca (PM-207) lo hicieron en octubre de 2016 y se entregaron en febrero de 2017.

Operan a las órdenes de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI) y se encargan de realizar misiones de control y vigilancia, patrullaje e interdicción, así como de búsqueda y rescate en el denominado Mar de Grau, en resguardo de la seguridad, defensa e intereses nacionales del país.

Las Río Pativilca tienen una eslora de 55,3 m., manga de 8,5 y calado de 2,3, desplazando de 450 a 500 ton. La propulsión corre por cuenta de 2 motores diesel Caterpillar 3516C HD de 3.345 CV (más dos generadores Caterpillar C9 de 250 Kw), que les permiten alcanzar una velocidad de 22 nudos.

La autonomía a 14 nudos se estima en unas 3.600 millas náuticas y la tripulación es de 25 efectivos: 5 oficiales y 20 especialistas. Además, tienen la capacidad para albergar un grupo de abordaje conformado por 14 efectivos. El equipamiento incluye dos botes del tipo RIB (Rigid Inflatable Boat) y otro de tipo administrativo. 

El armamento de las BAP Río Pativilca (PM-204), BAP Río Cañete (PM-205), BAP Río Piura (PM-206) y BAP Río Quilca (PM-207) comprende un montaje Thypoon de 30 mm. y dos Mini-Thyponn de 12,7 suministrados por Rafael Advanced Defense Systems (Israel), mientras que en las BAP Río Tumbes (PM-208) y BAP Río Locumba (PM-209) dispondrán de un Sentinel de 30 mm. y dos Guardian de 12,7 mm. de Escribano.

La Plataforma Itinerante de Acción Social con Sostenibilidad (PIAS) Yaraví, que está siendo construida en el astillero del Servicio Industrial de la Marina en Iquitos, será lanzada en noviembre próximo y se encuentra en un 85 por ciento de avance, siendo una versión mejorada de sus predecesoras, diferenciándose por tener una eslora alargada de 42 a 48 m, manga de 10 y puntal de 2,2. El desplazamiento será de unas 300 ton. y a un 75 por ciento de capacidad de carga podrá alcanzar 9 nudos de velocidad.

Transportará a 43 efectivos: 20 de tripulación y 23 funcionarios. Su misión será trasladar los programas de salud, nutrición, educación y seguridad y protección del medio ambiente del Estado, a fin de promover el desarrollo e inclusión social en la Región Amazónica. Actualmente, la Marina de Guerra opera con 4 PIAS en esa zona, Río Napo, Río Morona, Río Putumayo I y Río Putumayo II; y una en el Altiplano, Lago Titicaca I.

Modernización de submarinos y otros proyectos

El Programa de Modernización de los Submarinos 209/1200 (Clase Angamos), a cargo del SIMA con asesoría y asistencia técnica de la alemana ThyssenKrupp, avanza de acuerdo a lo previsto. La primera unidad en ser sometida a este proceso fue el BAP Chipana (SS-34), que ingreso al patio del Arsenal Naval en diciembre de 2017.

La modernización concluiría a fines de año, debiendo iniciar la fase de pruebas finales en el primer trimestre de 2021. Los trabajos comprendieron el corte del caso resistente, la modernización y remplazo de los sistemas de mando y control, propulsión y navegación y armas, así como de los equipos mecánicos y eléctricos, hidráulicos, electrónicos y ópticos.

De acuerdo con la información disponible, dispondrán, entre otros, del sistema de combate Kallpa (desarrollado por SIMA-SAE) y ESM/ELINT (Electronic Support Measures/Electronic Intelligence) Timnex II, periscopios SERO 250 de Hensoldt y la capacidad de utilizar el misil antibuque SM39 Exocet. 

Esta modernización, en curso en el BAP Antofagasta (SS-32) –que ingresó al Arsenal Naval en diciembre de 2019, estimándose que sea reincorporado en 2022- y que se aplicará progresivamente a los BAP Angamos (SS-31) y BAP Pisagua (SS-33), permitirá extender su vida útil para que puedan operar por lo menos de quince a veinte años.

foto: Las patrulleras marítimas BAP “Río Tumbes” (PM-208) y BAP “Río Locumba” (PM-209) serán comisionadas en el segundo trimestre de 2021.

El astillero del SIMA en El Callao inició en 2019 la construcción de 7 lanchas de transporte para la Marina de Guerra. De estas, 3 (L-01, L-02 y L-03) fueron entregadas en enero de 2020. De las restantes, la L-04 tiene un avance de 92 por ciento, la L-05 un 99, la L-06 un 62 y la L-07 un 65, previendo que sean entregadas antes de finalizar el año. Se trata de naves de 20 m. de eslora, 4,5 de manga y unas 32 ton. de desplazamiento, con capacidad para transportar 100 efectivos o 10 ton. de carga.

Alcanzan una velocidad de 10 nudos y disponen de equipos de navegación y de comunicaciones, GPS, compás magnético y radiobaliza y cumplen con la normativa SOLAS (Safety of Life at Sea). Su función será la de brindar apoyo logístico a las unidades de la Escuadra fondeadas en la Rada Exterior del Callao y, de ser requerida, a la Estación Naval de la Isla San Lorenzo.

A esto se sumará, en diciembre próximo, el inicio de la construcción, vía paquetes CKD, de 2 lanchas de interdicción marítima. El diseño del proyecto, planos, paquete de materiales y asistencia técnica para la construcción fueron adquiridos a Sundin Dockstavarvet, que pertenece a la sueca Saab Group, en el marco del Proyecto de Inversión Pública (PIP) de Creación de los Servicios de Interdicción Marítima en el Dominio Marítimo Nacional, con Código SNIP Nº 290121.

El contrato de construcción incluye la asesoría técnica y transferencia de tecnología. La fi­nan­ciación corrió por cuenta del Ministerio de la Producción (PRODUCE), que en octubre de 2019 suscribió un convenio específico con la Marina de Guerra, a fin de potenciar sus capacidades de control, vigilancia y lucha contra el narcotráfico, pesca ilegal y contrabando que se genera en las aguas jurisdiccionales a lo largo del litoral peruano.

Las patrulleras, construidas en aluminio, son naves de alto rendi-miento multiplataforma que están diseñadas para desempeñarse no solo como lanchas de interdicción marítima o fluvial, sino también son capaces de realizar misiones de combate, patrullaje, vigilancia y defensa costera u operaciones especiales. Tienen una eslora de 16,43 m., manga de 3,83 y calado de 0,8.

Desplazan 18 ton. en configuración estándar y unas 25 a plena carga. Están propulsadas por dos motores diesel –bien Scania DSI14 V8 o Caterpillar 3406ETA– y dos propulsores de chorro de agua Kamewa FF, que les permiten alcanzar una velocidad máxima de 45 nudos. Su autonomía es de 300 millas náuticas a 38 nudos, durante 5,9 horas. La tripulación es de 3 personas y pueden transportar de 16 a 18 efectivos.

Comprende la base del afuste para el arma que estará ubicado en proa que permitirá instalar, a requerimiento de la Marina, un RCWS (Remote Controlled Weapon System) que admita diversas configuraciones, desde una ametralladora de 12,7 mm. a un cañón de 30, o bien un lanzagranadas

Finalmente, en el astillero del SIMA en Iquitos se construyen 3 motochatas fluviales de 100 ton. y 2 de 200 para el Ejército del Perú (Programa de Ampliación de la Capacidad del Servicio de Transporte Fluvial Logístico y Operativo a las Unidades de Frontera de la Región Militar del Oriente), así como una cisterna con capacidad para transportar 10.000 galones de combustible.

Revista Defensa nº 510, octubre 2020, Alejo Marchessini


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.