Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

‘Regalo envenenado’: China espía a la Unión Africana

En un periodo de 5 años China espió las comunicaciones de la Unión Africana en Addis Abeba, Etiopía. Desde 2012 el espionaje por parte de China pasó desapercibida hasta que administradores de red de la UA la descubrieron en enero de 2017.

Según una investigación realizada por Le Monde, los chinos, que donaron y construyeron la nueva sede, equiparon el edificio con dispositivos ocultos de audio y transfirieron datos todas las noches desde el centro de datos de la UA a servidores en Shanghái.
En enero de 2012 se inauguró la sede, construida y equipada por el gobierno chino. La torre y varios edificios del complejo valorados en $200 millones, fue llamado por el gobierno chino como “el regalo de China a África”. En enero de 2017, se reveló que el equipo de TI en la sede de AU descubrió que su red estaba transmitiendo cantidades inusualmente grandes de tráfico después de la medianoche, todos los días, debido a la poca actividad que se produce en el complejo. Posteriormente de que un administrador de red investigara más a fondo se hizo indiscutible que se transmitían datos desde los servidores del centro de datos de la UA a servidores desconocidos en Shanghái. Entre esta información se incluían datos de voz que se recogieron desde micrófonos ocultos en el edificio que fue íntegramente construido por los chinos.


Según la Unión Africana, desde este hallazgo,  remplazaron todos los servidores y equipos donados por China y adquirieron unos propios. Según la respuesta de la UA a Le Monde lo más insólito es que el gobierno chino se ofreció a configurar los nuevos equipos, solicitud que fue declinada.

A su vez han tomado medidas para proteger sus comunicaciones, incluido el cifrado de estas y garantizar que las líneas telefónicas no pasen por Ethio Telecom de Etiopía, que es conocida por su vigilancia y cooperación cuando las autoridades lo necesitan. Los chinos, por otro lado, han negado cualquier acusación de espionaje, calificando este hecho por el embajador chino en la UA como “acusaciones absurdas”.
Esto genera una serie de dudas para la UA: ¿Cómo es posible que el equipo de TI no se percatase de este hecho en 5 años y no hubiera control de seguridad o  escasos para que las comunicaciones fueran seguras? Roberto Barbosa (Consultor DLTCode)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.