Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El M-901 Improved TOW Vehicle (ITV)

En marzo de este año se cumplírán 40 años de la presentación sobre el terreno (rollout) que tuvo lugar en la factoría Emerson Electric Co., de San Luis (EE.UU), del M-901 ITV, así como la aceptación del mismo por el Ejército norteamericano. Este vehículo fue progresivamente equipando a los batallones mecanizados, con especial insistencia a las fuerzas USA en Europa.

El M-901 Improved TOW Vehicle (ITV) surgió ante la necesidad de proporcionar al misil c.c. TOW la necesaria protección de sus sirvientes y aparatos de puntería al tiempo que una mayor movilidad, en aras de esa protección, que la conseguida con los montajes sobre jeep”, “mula mecánica” o M-113 y una mayor eficacia ante la necesidad de una mejor defensa contracarro de las unidades mecanizadas.
En diciembre de 1975, el Ejército norteamericano invitó a la industria al estudio de soluciones a estos dos problemas, sobre la base del empleo del TOW montado en una torreta e incunable para carga desde el interior.
Tres soluciones —un montaje sobre torre de Chrysler, una versión elevable de Northrop y otra similar, pero más avanzada, de Emerson— fueron elegidas para ser probadas. En febrero de 1976, las tres compañías firmaron sus respectivos contratos con el U.S. Army para el desarrollo de dos prototipos de cada uno de sus sistemas, siendo seleccionado por el Ejército, en el verano de 1976, el modelo de Emerson Electric Co., el cual fue sometido a un intenso programa de pruebas y tests.

foto: Momento del disparo de un misil TOW desde un M-901 ITV, durante las pruebas de evaluación del sistema.

El 17 de diciembre de 1976, el Ejército y Emerson Electric Co. firmaron un contrato para la producción limitada de una preserie de diez vehículos, durante la cual la compañía fue corrigiendo los pequeños fallos detectados durante las pruebas, al mismo tiempo que preparaba las instalaciones para la producción de las series y participaba en el adiestramiento e instrucción de las tripulaciones encargadas del desarrollo de las pruebas.
El Departamento del Ejército, después de revisar los datos y resultados logrados en las pruebas llevadas a cabo en el campo y con las unidades de tropas, dio su conformidad para la producción del M-901 ITV, que comenzó el 21 de junio de 1978, iniciándose una serie de 1.100 unidades que se espera puedan ser entregadas a los batallones acorazados y de infantería mecanizada, así como a los escuadrones blindados, a finales de 1981.
Se ha previsto una producción de 2.526 M-901 ITV, de los que los primeros mil serán enviados a las unidades destacadas en Europa, donde la necesidad es mayor. Producción que podría ser ampliada ante el posible interés de numerosos países que sienten idéntica necesidad y disponen de un amplio parque de M-113.

foto: El kit de modificación constituido por el lanzador, el soporte y la cúpula M-27 con los sistemas de dirección y control, es adaptable a numerosos vehículos acorazados. En la foto un AIFV del Ejército holandés.

EL IMPROVED TOW VEHICLE

El M-901 “Improved Tow Vehicle” consiste esencialmente en un lanzador TOW montado sobre un TOA M-113A1, lo que reúne la extrema precisión del sistema misilístico a la fiabilidad y condiciones del M-113A1, que han quedado demostradas en las múltiples aplicaciones a que ha sido sometido.
Gracias al empleo de medios suficientemente conocidos y garantizados -TOW y M-ll3Al- se podrá disponer del ITV en Europa en la fecha iniciada con sólo un período de tiempo de 45 meses, cuando normalmente el desarrollo y puesta en servicio de un sistema de armas precisa de alrededor de diez años, al mismo tiempo que el aprovechamiento de estos sistemas ha supuesto una considerable reducción de costos y ahorro en el proyecto.
El vehículo base del ITV, como se ha dicho, es el M-l13A1, el cual ha sido sometido a ciertas modificaciones para la instalación del sistema lanzador y sus controles.
La primera de ellas es el aumento en 13 cm. del diámetro de la escotilla de mando, con el fin de montar la cúpula M-27, de tipo convencional, provista de una tapa cóncava que se abre, bien en el sentido de la marcha del vehículo, bien al contrario, según el lanzador se encuentre en posición de transporte o de tiro. Dispone de seis episcopios que aseguran una visión de aproximadamente 220°, con excepción de hacia la posición del lanzador, dirección que es observada a través del sistema de puntería, y de un montaje flexible para una ametralladora de 7,62 mm. de empleo contra los fusileros.

foto: La operación de recarga de misiles se realiza bajo la protección del propio lanzador y de la tapa de la abertura posterior, especialmente acondicionada para tal cometido.

El portón del techo del M-113 ha sido dotado de un mecanismo de sujeción y bloqueo de apertura en ángulo agudo para asegurar la protección de los sirvientes durante la operación de carga. A ambos lados de este portón se han montado dos escudos rectangulares con el fin de completar la protección lateral durante dicha operación. Sobre el techo también y detrás de la abertura posterior se han colocado los pernos-soportes de fijación del lanzador en posición de marcha. Y detrás de la escotilla del conductor se ha instalado el periscopio de visión para el jefe del vehículo.
Interiormente el M-113 ha sufrido una mayor transformación, necesaria para el transporte de la dotación de misiles de reserva, así como de un lanzador portátil para empleo por la infantería.

El montaje del armamento está constituido por tres elementos principales: el lanzador blindado y sus elementos de puntería, el soporte articulado del mismo y el sistema de control y guía del misil. Los dos primeros se encuentran en el exterior del vehículo sobre la cúpula M-27, mientras que todo el sistema de control está ubicado en el interior de la cúpula, constituyendo el puesto del tirador.
El lanzador blindado consiste en una caja rectangular realizada en una combinación de acero y aleación 7039 de aluminio, que acoge en ambos lados dos tubos lanzadores, aumentando así la cadencia de fuego en relación con versiones anteriores. Entre los dos tubos se encuentra el sistema óptico de puntería del TOW, formado por un visor de puntería y seguimiento diurno con aumento 13x acoplado a un sensor IR de doble campo y el visor de infrarrojos para tiro nocturno AN/ TAS-4. A estos aparatos, standard del TOW, se une un tercer camino óptico especialmente concebido para el ITV, consistente en un telescopio de adquisición con aumento 3x y un campo real de 25°, montado en la parte superior del lanzador, que da origen a la pequeña protuberancia existente sobre éste. Los tres visores ópticos se encuentran acoplados a un sistema de transferencia de imagen a base de un prisma a tres posiciones y un motor eléctrico, que permite al tirador pasar de un visor a otro por la simple acción sobre un conmutador. La posición central del equipo óptico, además de asegurar una excelente protección, elimina al máximo los posibles errores de paralaje.
El lanzador se encuentra sostenido por un soporte articulado en forma de H, realizado en la misma aleación que el lanzador y por tanto también blindado, ya que aparte del cometido de soporte tiene el de alojar y proteger al sistema de transferencia de imágenes. Los pies de esta H están unidos al apoyo fijo de la cúpula, siendo solidario el soporte del giro de la misma, y los superiores reciben al lanzador.


El sistema de control y guía se encuentra totalmente en el interior del vehículo y consiste en una placa base circular anclada al suelo del M-ll3, sobre la que están fijados la unidad de guía del misil y las baterías de alimentación del sistema, así como el asiento del tirador. Esta base es solidaria, mediante una columna cilíndrica, con la cúpula M-27, en la que se encuentran instalados el motor y sistema hidráulico de accionamiento de todo el conjunto, el tablero de control del misil y los mandos manuales.
Con el desarrollo del M-901 ITV se ha logrado dar una efectiva movilidad a un arma de las características del misil TOW, autorizándole a proporcionar una efectiva defensa contracarro a las unidades mecanizadas, al tiempo que garantiza la supervivencia y protección del propio sistema ya que el ITV puede operar desde posiciones con desenfilada total de casco, dejando únicamente visible al lanzador, pudiendo éste ser elevado, disparado y cargado bajo la protección de la coraza del vehículo..

Revista Defensa nº 14, junio 1979, J. M. Coll


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.