Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España, 1936-1957. La autoametralladora blindada “Chevrolet”

BA-20, BA-32-1, BA-6 con motor Chevrolet, Auto-Ametralladora-Cañón (AAC) y por último la que encabeza este trabajo, son las designaciones, voces o siglas utilizadas para referirse al mismo ingenio blindado.

“Yahvé estuvo con Judá de modo que pudo apoderarse de la montaña, pero no pudo expulsar a los habitantes de los valles, porque tenían carros de hierro
“Libro de los Jueces” - Capítulo 1, versículo 19

foto: Escudos para los uniformes del personal destinado en unidades de Carros. De arriba abajo: 1- Escudo creado por Orden del 21 de noviembre de 1931 para el personal del Grupo de Autoametralladoras cañón, representando un semioruga Citroen-Kegrese Mod. 29. 2 - Panzer 1, en una de las variantes empleadas en la década de los 40. 3- Panzer III H, igualmente utilizadas en los años 40.

Nos motiva y lleva a ofrecerles esta aproximación a su historia el deseo de aportar alguna claridad en el tema en base a la documentación de nuestra fototeca. Por otra parte, dicho sea de paso, existe un lejano y nostálgico recuerdo que deseamos saldar (1).

(1) El padre del autor mandó un Escuadrón de Auto-Ametralladoras-Cañón (AAC) “Chevrolet” y quien esto escribe conoció y circuló a bordo de uno de ellos.

LA GUERRA
De sobra conocida y tratada es la entrega de toda clase de armamento, municiones y material a ambos contendientes de la guerra civil española por parte de los países afines, ideológicamente, a cada uno de ellos.  .Así, desde el mismo inicio de las hostilidades, y a lo largo de toda la campaña, se suministró al Gobierno de la República Española, por los arsenales de la entonces Unión Soviética (2), sendos modelos de blindados: el ligero BA-FA1 y el de tipo medio BA-6, si bien el teniente coronel Iuri Ribalkin, del Instituto de Historia Militar ruso, cita también al BA-3, sumando 120 el total de esos tres tipos entregados al Ejército Popular (3). Dicho lo que antecede, sucintamente trataremos de los blindados adquiridos o construidos en España y que tuvieron algo que ver con el Chevrolet hispano. No entraremos, por tanto, a comentar la presencia del FA1 y en cuanto al BA-3 anotaremos que una torre similar a la suya fue empleada en la primera serie del BA-6, debiendo añadirse que este último presentaba una silueta muy similar a la de su antecesor.
En base solamente a lo que hasta ahora hemos averiguado, cabe deducir que en España no actuaron, a pesar de lo escrito por el teniente coronel Ribalkin, los BA-3, ni los BA-6 con idéntica torre y cañón de 37 mm., ni tampoco los carros de combate T-26 con el mismo sistema y calibre del arma principal.

(2) Operación “X” del Comisariado de Defensa soviético.

(3) “Ayuda militar soviética a la España republican a”, por lun Ribalkín. Revista “Ejército”, enero 1992.

EL “BRONIE AVTOMOBIL-6” (BA-6)
Del Automóvil Blindado-6 y del Unión Naval de Levante-35 (UNL-35) salió, casi en partes iguales, aquel híbrido que fue nuestro Chevrolet. Conviene recordar, por ello, que la empresa rusa Izhorskiy Stal Zavod fue la encargada de fabricar el BA6 , trabajo iniciado en 1932 y que contaba, como precedente, haber salido de esos mismos talleres, años antes, la serie BA-3.

foto: Emblema de la Brigada Mixta de Marruecos que comprendía al Regimiento de Sables (montado) del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Caballería de Melilla n°2, en Nador (Marruecos) y al Regimiento de Dragones (mecanizado/blindado) de “Alcántara n°15” en la plaza de Soberanía de Melilla.

Para concretar el nuevo vehículo, sobre el bastidor y demás órganos mecánicos del camión 6x4 GAZ-AAA se montó una carrocería blindada que fue dotada con una torre de combate similar a la construida para el BA-3 y que, a su vez, era la primigenia del T-26 artillada con un cañón de 37 mm. y una de las dos ametralladoras Destyareva Tankovii (DT) de que iba provisto. Con posterioridad, el armamento principal fue sustituido por otro de calibre 45/46 modelo 1932, sin alterar en otra cosa su estructura.
Fue utilizado en España primero por sus destinatarios y luego también por el Ejército nacional, que capturó muchos de ellos hasta el punto de permitirse crear, con los BA-6 y otros blindados, la Agrupación de Carros del Sur.

FABRICACIÓN  NACIONAL
De los construidos en serie en nuestro suelo antes de que lo fueran los ya citados UNL-35, habría que considerar como tales, remontándonos más atrás en la Historia, a los denominados Camiones protegidos (4), obra de los Centros Electrotécnicos de Ingenieros y de la Maestranza de Artillería del Ejército, que en pequeña serie y distintas variantes actuaron en la segunda guerra del Rif.

foto: Emblema de la División de Caballería, que heredaría la posterior Brigada de Caballería “Jarama

Unos años después, en 1932, vio la luz otro vehículo de diseño y construcción nacionales: la autoametralladora blindada Bilbao (5). Y en 1937, ya en plena Guerra Civil, la Comisaría de Armamento y Municiones del Gobierno republicano procedió a autorizar la fabricación de la autoametralladora ligera UNL-35, al parecer bajo la dirección técnica de los soviéticos Nicolai N. Alymov y A. Vorobiov, asesores militares ambos de la citada Comisaría.

(4) Algún manual de la época los llama “camiones reforzados”. Sobre este tema ver, en DEFENSA núm. 166: “Los camiones protegidos del Ejército español (Marruecos, 1921-1926)”.

(5) Sobre este vehículo ver nuestros Extras 18 y 45, dedicados ambos a carros y blindados españoles. Y, también: “Primera en los campos de batalla. La autoametralladora Bilbao”, en DEFENSA núm. 224.

La UNL-35 quería ser una réplica del modelo soviético BA-20 al que superaba en características y prestaciones. Su producción corrió por cuenta de la fábrica nº 22 de la Unión Naval de Levante que, como base, empleó mayoritariamente bastidores de los camiones soviéticos Zis-5 (3 HC) y, al final, también de los Ford V8 y Chevrolet, catalanes.

foto: Un raro distintivo de pecho, del personal, de los Escuadrones de Carros. Siluetea un “Panzer I’

El acoso de la Aviación de bombardeo nacional con base en Palma de Mallorca, motivó el traslado de los talleres a Elda, en la vecina provincia de Alicante, en donde la empresa Amat continuaría con su fabricación, ahora ya sin interrupciones, hasta el final del conflicto.
Al cesar las hostilidades, buena parte de las unidades supervivientes pasaron a integrarse en las plantillas de los Grupos de Exploración y Regimientos de Dragones del Arma de Caballería.

LA “CHEVROLET”
Sobre la autoametralladora blindada Chevrolet modelo 1937, origen y fin de esta exposición, al igual que la UNL-35 fue construida a instancias de la Comisaría de Armamento y Municiones bajo la misma dirección y asesoramiento técnico. Se tomó como base el diseño y características del BA6 , aunados a la experiencia conseguida en la fabricación paralela de la UIVL-35, de la que toma ciertos elementos, recayendo su producción en las fábricas Hispano-Suiza y General Motors Peninsular, 5. A., de Barcelona. Sobre el camión comercial Chevrolet SD modelo 1936, que a la sazón construían en dichas empresas, y recurriendo a chapas blindadas idénticas a las utilizadas para el blindado ligero procedentes de los Altos Hornos de Sagunto (Valencia), se conformó el blindaje del chasis. Fue inevitable que el nuevo vehículo tomase rasgos característicos de uno y otro modelo (BA6 /UNL-35) lo que, en definitiva, señalaría su inequívoca identificación.

foto: “Chevrolet” español llevado a Francia, al acabar la Guerra Civil. Son patentes los detalles que le distinguen del “BA-6” (Foto: Royal Armoured Corps Tank Museum, de Bovington).
En cuanto a la variante armada con la torre T-26 B ello fue debido al creciente número de carros BT-5 y T-26 B, así como de blindados BA-6, inutilizados o destruidos. Lo más decisivo en todas estas máquinas era la torre, de un tipo muy similar, así que se las trasladó al Chrevolet que, una vez asumidas, se asemejaban mucho a los BA-6 originando grandes confusiones que trataremos de clarificar en base al estudio de los respectivos chasis.

TORRE “CATALANA”
Discrepamos, y mucho, de quienes sostienen que la torre blindada para ametralladora del Chevrolet era la misma que la instalada en el UNL-35. Si las comparamos vemos de mayor tamaño y diseño frontal la primera de ellas que, a falta de otra denominación conocida, llamaremos Catalana para diferenciarla de la del vehículo de la Unión Naval de Levante, o valenciana.

foto:  Se ha dicho, en alguna publicación, que los “Chevrolet” del Regimiento “Alcántara” pertenecían orgánicamente al 6° Escuadrón. Se trata de un error ya que esta unidad operaba los carros medios “T-26 B”, dependiendo los “Chevrolet” del 7° Escuadrón. En la fotografía, el coronel jefe de la unidad, D. Santiago Mateo Marcos, en 1957, junto a un camión portacarros “White 920”. Obsérvese en la manga derecha de la sahariana el escudo de la Brigada Mixta de Marruecos (Foto: Archivo del autor).

De forma troncopiramidal, con su frontal de exágono irregular al que siguen, a cada lado, cinco bandajes o caras perpendiculares, el primero de ellos truncado, el siguiente dotado con mirilla y los tres restantes lisos, completan, hasta la mediana longitudinal de la torre, las caras de uno de sus lados. Otra diferencia viene dada por la instalación de la ametralladora, que en la UNL-35 tiene una posición central, en su frente, mientras que en la catalana va en el lateral derecho, ocupando el izquierdo de su frontal una pequeña ventana con mirilla que se empleó, como después veremos, con otros fines y que, en definitiva, hacen notoria la diferencia, con excepción de su escotilla superior que es similar en ambas torres.
Por lo hasta aquí expuesto para una correcta identificación y descartado ya el uso impropio de ciertas designaciones citadas en la introducción, cerraremos el círculo enumerando los principales elementos diferenciales externos de los respectivos cascos. Así podremos determinar el modelo al que corresponde cada uno de los que han llegado, hasta nuestros días, en fotografía.

DESIGUALDADES ENTRE MODELOS
En el sentido de la marcha, de delante atrás, señalamos las siguientes:

foto: Formación de desfile de autoametralladoras “UNL-35” pertenecientes a uno de los regimientos de la División de Caballería (Foto: Archivo César O’Donnell Torroba).

-AUSENCIA DE PARACHOQUES EN EL CHEVROLET (dato éste poco válido, pero que apuntamos dado que también algunos BA-6 aparecen sin él).
-PUERTAS BLINDADAS DEL CAPO MOTOR: Frontalmente: con doble tejado, superior e inferior, de las ventanas de aireación, que no porta el BA-6. Lateralmente: ventanas de ventilación que cubren tapas blindadas hubiese sido realizado a posteriori por los alemanes.
Pues no, que a veces lo obvio no lo es tanto ya que el reciente hallazgo de otro documento gráfico aportó la prueba, irrefutable, de que fue en España donde, agotadas las existencias de torres T-26 B, se recurrió a instalar esa pieza con la que igualmente iban armados nuestros carros FT-17, ya obsoletos.
No debieron ser muchos los transformados en autoametralladoras cañón, pero al menos dos nos consta que sí lo fueron.
Deseamos que algún día se escriba la historia completa de este ingenio blindado español. Mientras tanto, aquí quedan estos apuntes.

EL PARQUE DE BLINDADOS

Según datos fiables, el número de blindados llegados o construidos en España entre los años 1932-39 fue de, aproximadamente, 500 unidades que desglosamos de la siguiente forma:  Bilbao: 50 ud, BA EA-1:50 ud ,  Lancia/Ansaldo IZ/IZM: 16 ud, BA-6:160 ud,  UNL-35:120 ud, Chevrolet : 80 ud.

foto: Vista parcial del personal y vehículos del Escuadrón de AAC del Regimiento de Dragones “Alcántara” n°15, de Melilla. Obsérvese que los “Chevrolet” portan diversas torres: la propia del blindado, unos, y la adoptada del carro de combate “T-26 B” (Foto: Archivo del autor).

Durante el mismo periodo de tiempo dotaron a las siguientes unidades:
Ejército de la República: Guardia de Asalto del Cuerpo de Seguridad; Grupo de Autoametralladoras-Cañón, de Caballería; 1º y 2ª División de Ingenios Blindados; y Cuerpo de Ejército del Norte.
Ejército Nacional: Compañía Lancia/Ansaldo del Corpo di Truppe Volontarie (italianos); y Agrupación de Carros de Combate del Sur.
Al finalizar la guerra, el número de blindados había disminuido ostensiblemente. Los pocos Lancia/Ansaldo fueron repatriados a Italia. Las bajas por destrucción en combate, a las que hay que añadir los averiados de difícil recuperación y los no aptos por su vetutez, dejaron el parque reducido a no más de la mitad de los totalizados, por lo que la cifra de los supervivientes debió rondar entre los 150 y los 200 como máximo, principalmente de los modelos UNL35, BA-6 y Chevrolet. Con ellos se nutrieron las plantillas de los ocho Grupos de Exploración y Explotación creados a mediados de 1939 y disueltos al siguiente año, pasando su material a los nuevos Regimientos Mecanizados, después Dragones (Mecanizados/Blindados), Santiago, Calatrava, y Pavía, todos ellos de la División de Caballería.
También los recibieron los Regimientos Almansa, Castillejos, Hernán Cortés y Alcántara, este último de la Brigada de Marruecos, sin olvidar al independiente Escuadrón de Auto-Ametralladoras-Cañón de Ifni-Sáhara.
Sobre el estudio de las plantillas asignadas a estas unidades, hemos deducido el cálculo estimado de existencias en esa fecha que, por lo que hace a los Grupos de Exploración y Explotación, eran las que relacionamos a continuación: Uno en Villaviciosa de Odón (Madrid), dos en Sevilla, tres en Bétera (Valencia), seis en Burgos, siete en Valladolid, ocho en Lugo, nueve en Larache (Marruecos), y diez en Melilla.

foto: Un teniente de la Legión Cóndor posa al lado de un “Chevrolet” abandonado en el campo de batalla.  Curiosamente lleva, a la izquierda de su torre, el cañón francés “Puteaux”, de 37 mm., procedente de los carros de combate “FT-17” españoles (Foto: Archivo  Hellmut-Felix Bolz).

INEVITABLE FINAL
Material muy fatigado, de costoso mantenimiento, falto de repuestos y con nulas prestaciones operativas, fue propuesto de baja por las unidades usuarias y trasladados, no más allá de 1955-57, a la Base Mixta de Carros de Combate y Tractores, de Segovia, su destino final que pudo ser evitable al haber preservado algún ejemplar de cada tipo o modelo con visión de su futuro como testimonio de una época, pero que dado lo estricto de la normativa, la falta de objetividad y el cumplimiento de la Orden, hizo imposible que figuren en nuestros museos. Pero ya se sabe: para bien o, en este caso, para mal ¡España es diferente!

Revista Defensa nº 247, noviembre 1998


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.