Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Anuario de la Defensa Naval en América Latina y España 2019

El panorama Naval en América afronta nuevos retos en 2019. Dos de los países más activos en el ámbito naval, Brasil y México, lo hacen bajo los gobiernos entrantes de Bolsorano y López Obrador, respectivamente. La Marina de Brasil busca concretar sus principales proyectos intentando superar grandes incertidumbres. Si bien cabe esperar un mayor apoyo del nuevo Gobierno, la situación económica y limitaciones presupuestarias para las Fuerzas Armadas son barreras aún infranqueables. Incorporado ya el portahelicópteros multipropósito Atlántico A140, ex Royal Navy, el más ambicioso de los programas de la Marina es la obtención de submarinos (PROSUB), que busca incorporar 4 sumergibles convencionales basados en el Scorpene francés y un derivado de propulsión nuclear, además de una nueva base y astilleros específicos en Itaguaí. A finales de 2018 la Marina divulgaba las empresas finalistas en la licitación internacional para la compra de 4 buques de alta complejidad tecnológica, las corbetas de la Clase Tamandaré, un proceso a cuya evolución asistiremos a lo largo del año.

 

En México, la SEMAR, bajo el entrante Gobierno de López Obrador, habrá de consolidar un planeamiento que pasa por la integración en la institución de la Autoridad Marítima Nacional, la creación de la Universidad Naval y la modernización y fortalecimiento de la flota de la Marina. El primer y más destacable paso en este último punto es la entrada en servicio de la fragata más avanzada de América Latina, la PO Reformador 101, que será sometida a pruebas durante todo el año 2019, para iniciar sus misiones a principios de 2020. La intención de la Marina de comprar un lote de 8 helicópteros UH-60M Seahawk, de los cuales 1 sería para la Reformador, queda ahora en manos del entrante Gobierno.

Más al Sur, las fragatas que componen la fuerza de combate de superficie de Chile, la Escuadra Nacional, finalizan su proceso de modernización y está a la espera de la materialización de un proyecto de renovación de la flota que, según se ha anunciado, afectaría al menos a 3, en una proyección temporal que no comenzará antes de 2022, marco que coincidiría con la posible baja de unidades en Reino Unido, Canadá y Australia. En Perú, la Marina de Guerra prevé que SIMA concluya en 2019 la construcción del buque multipropósito BAP Paita y 2 patrulleras marítimas de la Clase Río Pativilca. Culminará el proceso de incorporación de los helicópteros Kaman SH-2G Super Seasprite, en tanto que prevé la adquisición de 5 Mi-171Sh de transporte y combate, que serán empleados por la Fuerza de Infantería de Marina en operaciones de despliegue rápido y de vigilancia en el VRAEM y la Región Amazónica.

Argentina confirmaba la elección de patrulleros oceánicos multipropósito de factoría francesa tras un proceso de selección internacional. Fruto de un acuerdo Gobierno a Gobierno, por el que también se dotará de aeronaves Super Etendard excedentes de la Aviación Naval francesa, la maltrecha Armada Argentina mejorará sus capacidades para patrullar el límite de su ZEE y zonas adyacentes. La protección de los recursos naturales es, en el caso argentino y en resto de la región, una necesidad común e impulso en buena medida de los programas de modernización que acometen las Armadas. 

                            


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.