Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Submarinos nucleares de Estados Unidos e Israel se posicionan frente Irán

El próximo 3 de enero se cumple el primer aniversario de la muerte del general iraní Qassem Soleimani bajo los proyectiles “inteligentes” de  un avión remotamente tripulado MQ-9 Reaper estadounidense en las cercanías del aeropuerto de Bagdad (Irak). La cercanía de la fecha ha llevado a Estados Unidos y a Israel a destacar submarinos en el Golfo Pérsico. El hecho de que se haya hecho público es una clara demostración de fuerza contra Irán, pues lo normal es aplicar la doctrina de secretismo y confidencialidad con que operan estas naves, cuyos despliegues y operaciones se desarrollan estando sumergidos la mayor parte del tiempo.

El submarino israelí navegó por el Canal de Suez y está en el Mar Rojo desde la semana pasada, listo para una posible acción contra Irán, según informó una cadena de televisión de Israel. Estaríamos ante uno de los seis de clase Dolphin I o II, basados en el tipo 209 alemán, con los que cuenta la rama naval de las Fuerzas de Defensa de Israel. Dada la naturaleza de la misión, se trataría de uno de los tres  Dolphin II que cuentan con el sistema de propulsión independiente del aire o Air-Independent Propulsion (IAP) y, como el resto de dicha flota, están armados con misiles balísticos de largo alcance capaces de transportar ojivas nucleares. El navío cruzó el canal con la lógica aprobación de Egipto, el custodio del paso, transitando en superficie como marcan las leyes internacionales de navegación, hasta alcanzar el Mar Rojo.

A éste se sumó, unos días antes, el submarino atómico portador de misiles guiados USS “Georgia”, que aunque entró en servicio con la designación de casco SSBN-729, tras su conversión a submarino nuclear de misiles de crucero ha recibido la designación SSGN-729. Este poderoso medio pasó por el Estrecho de Ormuz, según comunico e ilustro con fotos del momento el Comando Central o Central Command CENTCOM de las Fuerzas Navales de los Estados Unidos, en una rara revelación de la posición de un medio nuclear de este tipo. Además, las fotos facilitadas por la US Navy relevan que el USS “Georgia” va equipado detrás de su vela con un dique seco montado en un shelter (cilindro), usado primariamente para desplegar/replegar fuerzas especiales. en concreto un comando del US Navy Sea, Air and Land (SEAL).

En el trasfondo de este movimiento está la prevención de Jerusalén y Washington ante posibles represalias de Teherán por el asesinato en noviembre de Fakhdizadeh, un alto científico nuclear iraní, presuntamente planeado por el Mossad israelí. Además, el próximo  3 de enero se cumple el primer aniversario de la eliminación del general iraní Qassem Soleimani, que asumió el Pentágono, como una acción más de la escalada bélica que se dio en Irak a finales del pasado año 2019.

En este contexto el general (cuatro estrellas) del US Army Mark Milley, que está al frente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, visitó Israel, donde se entrevistó con el Ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, que destacó “la importancia de la continua presión sobre el régimen de Irán y la preparación de las IDF para todas las eventualidades ante la agresión regional y el armamento nuclear de Irán”. Además, bombarderos pesados de ataque nuclear Boeing B-52 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos hicieron acto de presencia sobre el Golfo Pérsico a principios de diciembre, siendo escoltados por cazabombarderos de la Real Fuerza Aérea Saudita o Royal Saudi Air Force (RSAF).

Todo esto trata de transmitir al gobierno de la República Islámica de Irán un mensaje: no responder a la matanza de Fakhrizadeh”, comentó Yoel Guzansky, del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El submarino “Georgia” entrando en el Golfo Pérsico el pasado de diciembre. (foto: US Navy).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.