Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Novedoso sistema contracarro para el Ejército australiano

Las Fuerzas Armadas de Australia se están beneficiando de distintos programas impulsados por su Gobierno para incidir en brindarles nuevos equipos y capacidades con los que contrarrestar distintas amenazas convencionales y no convencionales. Dentro de esos esfuerzos se enmarca la reciente llegada de los primeros ejemplares de un novedoso sistema contracarro desarrollado por la firma sueca Saab.

Se están realizando ahora las pruebas con un pequeño lote del sistema Carl Gustav tipo M4 adquirido en septiembre de 2018 por el Ejército australiano y que llegó al país el pasado enero, facilitando ahora la recepción por las unidades. El pedido, que contemplaba la recepción inicial en 2020, parece que ha sufrido un leve retraso, pero ahora ya se está impulsando la distribución más generalizada dentro de un proceso que llevará, si se cumplen los planes establecidos, cinco años.

Según hemos sabido aquel contrato, que fue seguido por otro en 2019 que contempla invertir nada menos que 25 millones de dólares australianos en municiones específicas para el sistema, contempla la llegada de entre 450 y 600 ejemplares de este tipo de arma. El Carl Gustav M4, que en Australia sustituirá los ejemplares del modelo M3 que ya han alcanzado su vida útil de 10 años -los más antiguos modelo M2 se mantendrán en instalaciones de formación para usarlos en distintos tipos de adiestramientos-, es la más reciente variante del lanzador multipropósito desarrollado por los suecos para ser transportado por un infante y poder disparar distintos tipos de municiones.

Sus municiones contracarro, antipersonal, antibunker, fumígenas, etcétera, le confieren un potencial de empleo múltiple en todo tipo de cometidos ofensivos y defensivos. A esa versatilidad, añadir que el nuevo tipo M4, que se caracteriza por un peso de 7,4 kilogramos y una longitud de 99,9 centímetros, es 2,6 kg más ligero y 6,6 cm más corto que su predecesor, lo que incide en una mejor movilidad y un uso más versátil en escenarios urbanos. Incluye también un novedoso sistema de control de fuego FCS (Fire Control System) que consigue mejor precisión, cuenta los disparos realizados -así se mejora la logística asociada a su mantenimiento- y es especialmente útil, por su canal térmico, para su uso en condiciones de baja o nula visibilidad; además incluye la posibilidad de programar la detonación de algunas municiones para que detonen en un determinado lugar y de una forma concreta, maximizando los efectos en el objetivo.

El Carl Gustav M4 de Saab, que incluye mejoras en su ergonomía y ha sido diseñado para poder entrar en posición y ser disparado de forma más rápida, tiene un calibre de 84mm y es un sistema ligero que suele ser manejado por dos hombres. Uno lo transporta y dispara, y el otro lleva diferentes tipos de municiones y cubre, con su arma personal a su compañero. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: El sistema Carl Gustav M4 de Saab es un arma multipropósito que responde especialmente bien a las necesidades militares actuales. (Shane Kelly, MD Australia)


Australia ha comenzado a distribuir ahora en sus unidades los primeros ejemplares de un lote que contempla hasta 600 armas que llegarán en cinco años. (Shane Kelly, MD Australia)


El lanzador Carl Gustav M4 tiene 84mm de diámetro y puede disparar diferentes tipos de proyectiles en beneficio de aquellos que lo tienen asignado. (Shane Kelly, MD Australia)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.