Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Fincantieri bota la primera corbeta que tendrá la Marina de Catar

La primera corbeta de defensa antiaérea clase “Doha”, la denominada “Al Zubarah”,  encargada por el Ministerio de Defensa de Catar en el marco de un macro programa nacional de adquisición naval, fue botada el pasado 27 de febrero en el astillero de la empresa naval italiana Fincantieri en Muggiano (La Spezia).

Hablamos de un navío de combate muy flexible, capaz de cumplir una variedad de tareas, desde vigilancia marítima, a rescate marítimo y obviamente las de buque de combate. La corbeta “Al Zubarah”,  con unos 107 metros de eslora, 14,70 metros de manga y una velocidad máxima de 28 nudos, será el primer navío de escolta con el que cuente la Marina del Emirato de Catar, que sólo alinea actualmente patrulleros de distintos tipos, algunos dotados con lanzamisiles MBDA MM40 Exocet.                    

Las corbetas de la clase “Doha”, de las que habrá cuatro unidades,  serán propulsadas por una  planta motriz diésel o CODAD (COmbined Diesel And Diesel) y podrá acomodar a 112 personas, incluida su dotación.  Además, desde la corbeta podrán operar embarcaciones de alta velocidad de tipo semirrígido o RHIB (Rigid Hull Inflatable Boat) a través de grúas laterales o una rampa situada en la popa. La cubierta de vuelo y el hangar tendrán las dimensiones necesarias para alojar uno de los nuevos helicópteros NH90, de los que Catar ha encargado 28, de los cuales una docena son de la versión naval o NFH (NATO Frigate Helicopter).

Las nuevas corbetas árabes, o fragatas de acuerdo con el numeral F101 que luce la primera en el casco, estarán poderosamente armadas,  dadas  además sus ajustadas dimensiones, con: 16 misiles tierra-aire MBDA Aster 30 Block 1, 8 misiles antibuque Exocet MM40 Block 3, un cañón principal de 76 mm y 2 estaciones de armas remotas Marlin de Leonardo, tubos lanzatorpedos, un sistema de defensa de punto o  RAM (Rolling Airframe Missile) de 21 misiles de la firma norteamericana Raytheon y  4 lanzadores de señuelos Sylena Mk2 de la empresa francesa Lacroix.

Hay que señalar que el MBDA Aster 30 Block 1NT puede interceptar misiles balísticos hasta una distancia de unos 600 kilómetros. Con esta capacidad antimisil  o BMD (Ballistic Missile Defence), el pequeño país del Golfo Pérsico tiene como objetivo proteger tanto su infraestructura marítima estratégica, como los campos de petróleo y gas en el mar, de la amenaza iraní. Las corbetas de clase “Doha” serán los primeros navíos en recibir este sistema de misiles.

La italiana Leonardo es responsable del suministro integrado del moderno sistema de combate Athena, el radar principal (Kronos) y los sensores y subsistemas de defensa a bordo, incluido el sistema de protección anti-torpedos y el sonar de detección de minas y otros objetos bajo el agua Thesan. Aunque el Aster será guiado por el radar Kronos en su fase de interceptación, debido al tamaño relativamente pequeño de estas corbetas, las misiones de alerta temprana / detección de amenazas de largo alcance serán atendidas por los radares en tierra. Así mismo dicha misión será realizada por un radar de banda L más grande instalado a bordo de un nuevo navío anfibio o LPD (Landing Platform Dock) con una alta capacidad de defensa aérea, que también ha encargado Catar a Fincantieri/Leonardo, en el marco de un macro contrato.

Esta entente, anunciada en agosto de 2017, entre el Ministerio de Defensa qatarí y varias empresas, lideradas por las italianas, tiene un valor de 5.000 millones de euros (incluyendo unos 1.000 millones para misiles). Consta, además de las citadas cuatro corbetas, de dos patrulleros con características de tipo stealth (bajísima detección o fantasma) basados en los de la clase Falaj 2 (adquiridos también por la Marina de los Emiratos Árabes Unidos) y el LPD de defensa aérea (equipado con el mencionado radar de largo alcance y misiles Aster 30) basado en el “Kalaat Beni Abbes”, que fue entregado en 2015 por Fincantieri a Argelia, como ya informó defensa.com.

El primer corte de acero para la “Al Zubarah” tuvo lugar en noviembre de 2018, mientras que la entrega de este primer buque de su clase se espera para 2021. Siendo la previsión que la  entrega del pedido total de los 7 mencionados navíos militares esté finalizada en 2024.  Además Fincantieri proporcionará sostenimiento/mantenimiento y apoyo a Catar durante un período adicional de 10 años después de las sucesivas puestas en servicio de los navíos. (Julio Maíz Sanz).

Fotografía: La nueva corbeta de Catar, días antes de ser puesta en las aguas del Golfo de la Spezia.

La nueva escolta catarí incorpora las más modernas tecnologías navales.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.