Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El nuevo caza iraní “Koyar”

Que aumentemos nuestro poder militar no significa belicismo, sino búsqueda de la paz, porque no queremos una guerra y, por lo tanto, nuestro poder debe disuadir a los enemigos; de lo contrario, estamos dando luz verde para invadir el país, proclamó el presidente iraní, el centrista Hasan Rohani. Rohani, durante la presentación del caza supersónico bimotor Koyar, en versiones mono y biplaza. Dispone de un sistema de control digital de cuarta generación, puede transportar diversos tipos de armas y cuenta con un sistema de ataque de alta precisión. Se trata de la variante de combate del Koyar- 88, presentado hace un año para vuelos de entrenamiento, y se basa en el norteamericano Northrop F-5, que Irán compró a Estados Unidos en tiempos del “sha· A pesar de las sanciones por el programa nuclear de la nación asiática, que prohibieron y ahora lo vuelven a hacer con la Administración Trump, comprar repuestos, la Fuerza Aérea de la República Islámica de Irán ha logrado mantener en el aire F-5 y F-4.

Se considera el primer avión de combate hecho en el país, si bien expertos aseguran que un 30 por ciento de los componentes provienen del extranjero, siendo el resto obra de la Organización para la Industria de la Aviación Iraní que, había realizado una investigación extensiva y esfuerzos para concluir el proyecto. Irán tiene antecedentes de haber presentado aviones que aún  no están operativos. Del mismo modo que, aparentemente, fabricar un Koyar va a costar el desguace de un F- 5, la industria militar iraní ha dejado patente su resiliencia y creatividad en otros ingenios. La aeronave no tripulada Saeque, presentada en 2016, guarda evidentes similitudes con el UAV (Unmanned Aerial Vehicle) RQ- 170 norteamericano. Cinco años antes de que viese la luz, Irán capturó uno en su frontera con Afganistán.

Irán suele presentar o bien proyectos ultrafuturistas o estrafalarios de dudosa funcionalidad, o bien modificaciones locales de tecnología antigua. Algo similar ocurre con la joya de la corona de la Defensa iraní, junto con sus sistemas de intervención militar naval, preparados para actuar en el Golfo Pérsico, y principal objeto de críticas de Washington: los misiles balísticos. Si bien la familia de corto y medio alcance Fate, con el último, llamado Fate-e Mobin (Conquistador brillante), presentado pocos días antes, son ingenios iraníes, el Shahab, algunas de cuyas versiones superan el millar de km. de alcance, es de fabricación nacional y basado en el norcoreano Nodong. La Organización Internacional para la Energía Atómica cree que en el pasado trató de habilitar el Shahab 3 con cabezas nucleares. Irán siempre ha alegado que su gasto militar, que es cinco veces inferior al de Arabia Saudí, tiene fines defensivos.

Fotografía: El presidente iraní en el  caza “Koyar”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.