Martes, 29 de noviembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El avión de combate chino Chengdu J-20 de 5ª generación sigue evolucionando

El J-20 chino durante una demostración en vuelo.

China continuará mejorando su avión de combate de 5ª generación furtivo Chengdu J-20 con la incorporación de las últimas tecnologías en el campo de la Inteligencia Artificial (IA) y cognitiva para aumentar al máximo su rendimiento operacional.

Esta plan ha sido expuesto por el diseñador jefe de la aeronave, Yang Wei, en una rueda de prensa celebrada por la empresa estatal china Aviation Industry Corp of China (AVIC) el pasado lunes, en Zhuhai, provincia de Guangdong, un día antes del comienzo del Airshow China 2022, que se está desarrollando entre el 8 y el 13 de noviembre.

“El deber de AVIC (de la que depende Chengdu Aerospace Corporation, CAC) es superar a los demás modelos (de aeronaves de 5ª generación) en cuanto a equipos y tecnologías”, aseguró Yang. “Cuando se trata del desarrollo futuro de la industria aeronáutica de China, creo que todos saben lo que necesita el país”.

 

 

Vista frontal de un J-20, en la que se aprecian su canards o estabilizador horizontal adelantado.

 

La estrategia de desarrollo de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China se basa en la de integración de múltiples sistemas en el  espacio aéreo y  tiene  plenas  capacidades tanto de ataque como de defensa, añadió Yang. El nuevo J-20, que tiene capacidad furtiva o stealth, hasta la fecha solo ha sido utilizado por la Fuerza Aérea china, que recibió sus primeras unidades en marzo de 2017.

 

Recientemente se anunció que el J-20 se había desplegado en la totalidad de las regiones militares chinas de defensa aérea, paralelamente al incremento de sus capacidades de combate, así como el número de unidades entregadas por la planta de la firma  Chengdu (Shicuan-Centro de China), que da nombre a la empresa que lo construye.

 

El J-20, al igual que otros aviones de combate de 5ª generación como el veterano Lockheed Martin F-22 y el F-35, así como el nuevo Sukhoi Su-57 de Rusia, que todavía no estaría en servicio, deben ser continuamente modernizados, de conformidad con los nuevos avances tecnológicos y los nuevos conceptos obtenidos en los recientes ejercicios de combate aéreo de confrontación.

 

 

Un J-20 chino despegando

 

“La guerra nunca consiste en luchar en solitario, sino en enfrentamientos entre sistemas que implican la compenetración de los equipos”, dijo Yang. 

 

“Recientes informes sugieren que el J-20 puede también inter-operar junto con aviones remotamente tripulados o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS)”, añadió.

 

El J-20 también se integrará estrechamente en los sistemas terrestres, marítimos, aéreos y espaciales para desempeñar su papel óptimo en todo el sistema, y esto incluye el despliegue de las últimas tecnologías cognitivas y de IA, dijo dicho diseñador jefe. (Julio Maíz Sanz)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.