Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Thomas Cook, de alquilar aviones militares a la quiebra en cuatro años

Los medios de comunicación de medio mundo se hacían eco este lunes de la quiebra del gigante británico del turismo Thomas Cook. No es para menos puesto que el primer operador turístico, con 178 años de historia dejaba en la estacada a 600.000 clientes, la mayoría durante sus vacaciones. Menos conocido es que esta compañía alquiló aviones militares para sus vuelos intercontinentales, en un curioso acuerdo comercial del que nos hicimos eco allá por 2014.

El grupo británico Thomas Cook se basaba en ofrecer el paquete completo turístico incluyendo alojamiento y desplazamiento ya que poseía 117 aviones de pasajeros (y dos pedidos en curso) y un gran número de hoteles donde se alojaban principalmente clientes británicos. Sin embargo, el auge de los operadores a través de internet con sus bajos costes y plantillas ligeras ha supuesto que el gigante británico no pudiera refinanciar su deuda al no conseguir los necesarios 200 millones de libras.

Hasta el último momento, el grupo chino Fosun, principal accionista y dueño del 75 % de la aerolínea (Thomas Cook Group Airlines o TCGA), se presentaba como posible salvador. Con más de 1.200 millones de libras de deuda, había perdido casi todo su valor en bolsa el último año, por lo que tras el fracaso de las últimas negociaciones se ha declarado en suspensión de pagos. De ahí que este lunes el grupo anunciara a través de internet el cese inmediato de actividades, tanto vuelos como vacaciones, remitiendo a la autoridad aeronáutica civil británica (CAA) para ampliar la información.

Thomas Cook tenía más de 19 millones de clientes anuales, 20.000 empleados y 570 oficinas solo en el Reino Unido. En España tenía 2.500 trabajadores, casi una décima parte del total mundial, ya que tenía hoteles propios, no en vano traía a España anualmente casi 4 millones de turistas.

De esos 600.000 clientes que se han quedado sin vuelos de vuelta ni vacaciones, 150.000 son británicos, a los que su gobierno se ha comprometido a repatriar en lo que supone la mayor operación de este tipo desde la Segunda Guerra Mundial (bautizada operación Matterhoorn, por la cumbre alpina conocida también como Cervino).

Operando aviones militares

Poco se podría sospechar este final en 2014 cuando la compañía anunciaba un acuerdo con la empresa británica Air Tanker, (responsable de proveer servicios de reabastecimiento en vuelo y transporte a la Royal Air Force) para alquilar uno de sus Air A330 y emplearlo para el transporte de turistas entre Reino Unido y el otro lado del Atlántico. El contrato contemplaba que este avión operaría durante tres años en régimen de alquiler en vuelos turísticos enlazando Glasgow, Manchester y Londres hasta México. El primer vuelo tuvo lugar el 1 de mayo de 2015 y unió Manchester con Cancún y Punta Cana.

Y es que antes Air Tanker había recibido el noveno de los catorce aviones encargados a Airbus, con lo que consideraba que el núcleo de su flota estaba completada. Nueve aviones estarían destinados en exclusiva  a la RAF mientras que se contemplaba alquilar dos a aliados o a operadores privados, siempre que no fueran necesarios para su principal cliente.

En el contrato se incluyeron algunas restricciones como la prohibición de viajar a Cuba o la obligación de desmontar diversos equipos de uso estrictamente militar como los sistemas de alerta contra misiles o los de reabastecimiento, además de ocultar y bloquear el acceso a otros equipos sensibles que permanecerían en el avión, trabajos que se realizaron en la base de la RAF de Brize Norton, sede de Air Tanker según informamos en 2015. Según los comentarios en las redes sociales de aquellos turistas británicos que volaron en este avión, no se trataba precisamente de la opción más cómoda.

Air Tanker es una empresa privada que obtuvo en 2008 un contrato de la RAF para proporcionar servicios de reabastecimiento aéreo y transporte hasta 2035 por 12.000 millones de libras, para lo que operarían 14 aviones Airbus A330-200 adaptados a la misión de reabastecimiento y transporte (MRTT). (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Airbus de Air Tanker operado por Thomas Cook (Air Tanker)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.