Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Participación brasileña en el lanzamiento del telescopio espacial James Webb

Brasil tuvo un papel especial durante el lanzamiento del telescopio espacial más grande de la historia. La Estación de Telemedidas del Centro de Lanzamientos Barreira do Inferno / CLBI, ubicada en Parnamirim , suburbis de Natal/ Rio Grande do Norte, participó en el rastreo del Vehículo ARIANE VA-256, lanzado desde el Centro Espacial Guayanés (CSG), ubicado en Kourou, Guayana Francesa, el pasado 25 de diciembre.

El CLBI actuó como una estación remota al Centro Guayanés rastreando eventos como la extinción y separación del tercer motor, o el encendido del cuarto motor, entre otras acciones.

La participación brasileña demandó un gran esfuerzo por parte del equipo, por lo que, a las 10 de la noche del día anterior, ya había comenzado la preparación de la Estación. En total, hay 5 centros de tele-medición  involucrados en este tipo de rastreo ecuatorial (Galliot en la Guayana Francesa, Natal en Brasil, Ascension . la isla en el Atlántico Sur, Libreville en Gabón y Malindi en Kenia). Cada estación rastrea eventos específicos en su visibilidad. La brasileña es imprescindible e indispensable porque acompaña al cohete cuando aún se encuentra en fase propulsada.

El telescopio James Webb es una iniciativa conjunta entre la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), y se considera el sucesor del telescopio Hubble. Esta es una misión para explorar el sistema solar, así como los planetas que orbitan alrededor de otras estrellas, llamados exoplanetas.

En este viaje, el telescopio activará su espejo primario de 6,5 metros de diámetro y un escudo para proteger sus observaciones del cosmos de la luz y el calor del sol.

Los equipos de tierra comenzaron a recibir datos de telemetría de Webb unos cinco minutos después del lanzamiento. El cohete Ariane 5, que llevó el telescopio al espacio, funcionó como se esperaba, partiendo del observatorio 27 minutos después del inicio del vuelo. El telescopio James Webb se lanzó a una altitud de aproximadamente 1.400 kilómetros (870 millas). Aproximadamente 30 minutos después del lanzamiento, el Webb desplegó su panel solar y altos funcionarios de la misión confirmaron que el panel solar estaba suministrando energía al observatorio. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.