Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Embraer muestra el diseño inicial de su nuevo turbohélice

Junto con la difusión de sus resultados, Embraer aprovechó la oportunidad para brindar actualizaciones sobre varios proyectos que viene realizando. Dentro de esta lista de innovaciones del fabricante brasileño se encuentran los futuros aviones turbohélice, en el que la empresa ya ha dicho que es su prioridad de inversión. Hoy se presentó un nuevo concepto, que podría resultar el definitivo, en el que los motores ya no estarían apoyados en las alas, moviéndose hacia la parte trasera del fuselaje. Las nuevas imágenes conceptuales muestran el avión en una configuración con motores montados en el cono de cola, similar a los jets regionales ERJ 145, y cercana al concepto estudiado por el argentino-brasileño CBA-123 Vector, en la década de 1980.

“Nuestra propuesta es ofrecer un turbohélice de alta tecnología, de 70 a 90 plazas, con la misma sección transversal que los E-Jets. Muy cómodos, sin asientos intermedios y con amplios compartimentos superiores ”, dijo Luis Carlos Affonso, vicepresidente senior de Ingeniería, Desarrollo Tecnológico y Estrategia de Embraer. "Con estas características, este avión sustituirá a los actuales jets regionales de 50 plazas en mercados muy importantes". El diseño también espera mejoras en el rendimiento, con un 20% menos de emisiones y menores costos operativos.

Los estudios de Embraer muestran que una de las ventajas de montar los propulsores en la cola está relacionada con el nuevo tipo de combustible planificado. La intención es que el avión se alimente con hidrógeno líquido, lo que requerirá un nuevo reposicionamiento de los tanques. "Los motores montados en la cola reducen el ruido de la cabina para mejorar la experiencia de los pasajeros y facilitan la futura incorporación de tanques de combustible de hidrógeno", dijo Arjan Meijer, presidente y director ejecutivo de Embraer Commercial Aviation.

La adopción de nuevos motores de cola, además de reducir el ruido interno, ofrece un diseño aerodinámico más limpio, especialmente de las alas. La previsión es que el turbohélice tendrá un coste por asiento al menos un 15% menor que los modelos actuales y será hasta un 20% más rápido.

 Este proyecto, que es uno de los más esperados por el mercado de la aviación civil, podría lanzarse ya en 2022. Aún sin nombre, pero enfocado en tomar su participación en un mercado actualmente dominado por el francés ATR y el canadiense Dash, el nuevo proyecto de Embraer comenzó. para tomar forma a finales del año pasado y la compañía ha estado hablando oficialmente de ello desde entonces. Uno de los planes de Embraer es comenzar a ofrecer motores híbridos, para migrar en el futuro a algo totalmente eléctrico o incluso de hidrógeno, ya sea en aviones militares o civiles. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.