Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Airbus llama a la negociación alertando de los efectos de una guerra de aranceles con Estados Unidos

Airbus afirma en un comunicado haber tomado nota de la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre el nivel de contramedidas que autoriza a los Estados Unidos a imponer sobre productos procedentes de la Unión Europea (UE). Si el Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) decide imponer aranceles a la importación de aviones y/o de componentes aeronáuticos,  la compañía asegura se creará una situación de inseguridad y alteración no solo para la industria aeroespacial, sino también para el conjunto de la economía mundial. No obstante, esta situación todavía se puede evitar, dice.

El CEO de Airbus, Guillaume Faury, ha manifestado que “Airbus seguirá trabajando con sus socios, clientes y proveedores estadounidenses para abordar todas las posibles consecuencias de dichos aranceles, que supondrían una barrera para el libre comercio y tendrían un impacto negativo no solo para las aerolíneas estadounidenses sino también para el empleo, los proveedores y los viajeros aéreos en aquel país. Por consiguiente, Airbus confía en que EEUU y la UE puedan llegar a una solución negociada antes de que ocasionen graves perjuicios para la industria aeronáutica, las relaciones comerciales y la economía global”.

En los próximos meses, la OMC determinará el importe de las contramedidas arancelarias que la UE podrá imponer a los productos estadounidenses –incluidos los aviones Boeing importados– en la causa paralela que se sigue sobre la ilegalidad de subvenciones concedidas a Boeing. La OMC ha establecido ya que EE UU no hizo nada por remediar unas subvenciones ilícitas que resultan gravosas para Airbus. Esto otorgará a la UE motivos para exigir medidas compensatorias contra productos estadounidenses que podrían superar la cuantía de las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Airbus enfatiza que si se llegaran a aplicar, estos aranceles impuestos por ambas partes tendrían un impacto muy grave para las industrias de EE UU y la UE, que repercutiría en unos costes más elevados para la adquisición de aviones nuevos por parte de las aerolíneas de ambos lados. La aviación es una industria global, como lo demuestra el hecho de que cerca del 40%de las compras de Airbus de productos aeronáuticos  se realizan a proveedores aeroespaciales de Estados Unidos. Esta cadena de suministro sostiene 275.000 puestos de trabajo americanos en 40 estados con un gasto que solo en los últimos tres años ha alcanzado la cifra de 50.000 millones de dólares. Si se aplican los aranceles, la totalidad de la industria mundial sufrirá sus consecuencias, recuerda Airbus.

La única manera de evitar los efectos negativos de tales aranceles sería que EEUU y la UE encontraran una solución a esta ya dilatada disputa mediante un acuerdo negociado. Airbus sigue instando a la Administración de Estados Unidos y a la Comisión Europea a encontrar una solución a la misma con el ánimo de preservar la libre competencia en igualdad de condiciones y el libre comercio que han probado ser beneficios para el público y esenciales para una exitosa y próspera industria aeronáutica en todo el mundo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.