Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El HMS Richmond de la Royal Navy atraca en Gibraltar rumbo a Oriente Medio

(defensa.com) El HMS Richmond, una fragata Tipo 23 (clase Duke), atracó ayer en Gibraltar para repostar y abastecerse antes de proseguir su despliegue rutinario de nueve meses en Oriente Medio. En su entrada y salida de puerto, participará en un ejercicio de adiestramiento con el Escuadrón de Gibraltar de la Royal Navy (Royal Navy Gibraltar Squadron).

El HMS Richmond, con base en Portsmouth, tomará el relevo de su nave gemela, el buque HMS Kent, actualmente desplegado en el marco de la presencia de la Royal Navy al este de Suez.  Su labor es la de aportar garantías a los aliados del Reino Unido en la región, además de efectuar una labor de vigilancia de la seguridad marítima y de lucha contra el narcotráfico y la piratería para proteger el comercio británico y otros intereses nacionales más amplios. El Oficial al mando,  Comandante Mark Anderson, aseguró que  “este despliegue marca un año importante desde que retornamos del Atlántico Sur a principios de 2014. Toda la tripulación del buque ha trabajado duro para garantizar que estemos preparados para asumir esta importante labor”.

Ha sido un año ajetreado para el buque para preparar este despliegue. En junio participó en la conmemoración del 70º aniversario del Desembarco de Normandía, antes de formar parte del mayor ejercicio antisubmarinos que se ha llevado a cabo en los últimos 15 años en el Reino Unido. La tripulación también ha participado en dos sesiones de adiestramiento rápido impartidas por el Flag Officer Sea Training, la organización formativa de la Royal Navy, reconocida a nivel mundial por las duras pruebas a las que somete a los buques y sus tripulantes.

La fragata ha sido objeto de amplias labores de mantenimiento y mejora, entre las que destaca la instalación de la ScanEagle, una aeronave no tripulada que proporciona a las fragatas Tipo 23 una mayor capacidad de observación, puesto que envía imágenes en directo a la sala de operaciones. Propulsada mediante una catapulta en una rampa de poco más de cuatro metros, la ScanEagle puede permanecer en el aire durante doce horas y ofrece un alcance de casi 65 km desde la nave nodriza.  Los últimos preparativos tuvieron lugar la semana pasada, cuando el helicóptero Lynx Mk 8 de la nave, el “Jennie”, se incorporó al buque para una serie de salidas destinadas a refrescar y poner a punto las capacidades aéreas del buque, así como una serie de ejercicios destinados a perfeccionar la capacidad de prevención de incendios de la nave antes del despliegue. Durante el despliegue, el buque prevé visitar los continentes africano y asiático, así como algunos países europeos.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.