Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Aprobados 846 millones de euros para los pagos de los Programas Especiales de Armamento

(defensa.com) El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto 7/2015 de 14 de mayo por el que se aprueban créditos extraordinarios y un suplemento de crédito por un importe de 856.440.673,35 euros. La partida principal corresponde a 846.440.673,35 millones para créditos extraordinarios para atender los pagos de este año derivados de los diecinueve Programas Especiales de Armamento (PEAs) del Ministerio de Defensa. Los programas que recibirán fondos para estos pagos se relacionados en una tabla anexa de dicho Real Decreto en la destacan los montos derivados de varios programas realizados por el grupo Airbus, sus unidades de negocio o empresas participadas  (Eurofighter Typhoon, A400M, Helicópteros Tigre y NH-90, helicópteros de la Unidad Militar de Emergencias y helicóptero ligero de formación EC-135) que totalizan más de 700 millones de euros.

Estos programas recibirán una gran parte de los pagos aprobados, siendo las siguientes las empresas que recibirán fondos: General Dynamics Santa Bárbara Sistemas (por los programas del carro de combate Leopardo, el vehículo de combate de infantería Pizarro, el obús remolcado 155/52 mm. o el misil anticarro Spike) que recibe más de 90 millones de euros, Navantia (el Buque de Proyección Estratégica Juan Carlos I, las fragatas F-100 y futura F-105 y los Buques de Acción Marítima) por un total de 17,3 millones. Por su participación en los programas de misiles Taurus e Iris-T, Sener recibe algo más de 11 millones, mientras que los programas restantes son el Nodo CIS de la Unidad Militar de Emergencias, por el que Telefónica recibirá 5,9 millones y el hidroavión de extinción de incendios CL-415T también de la Unidad Militar de Emergencias por el que la canadiense Bombardier recibirá 10 millones de uros.


Estos pagos son el resultado del plan de reprogramación de los Planes Especiales de Armamento que emprendió el Secretario de Estado de Defensa Pedro Argüelles puesto en marcha en 2013. La reprogramación de los Programas Especiales de Modernización modula el impacto en el déficit y reduce las necesidades de financiación con el impacto mínimo posible en la industria de Defensa, asegura el Gobierno. Por otro lado, se quiere alinear así la reprogramación financiera con el planeamiento militar y mejorar la eficiencia y el control de los sistemas de adquisición de armas. La reprogramación actual tiene como antecedente el crédito extraordinario concedido en el año 2012, mediante un Real Decreto Ley del 7 de septiembre, por un importe de 1.782,77 millones de euros, que permitió cancelar las obligaciones que se habían asumido en los últimos tres años en los Programas Especiales.

La diferencia hasta los 856 millones que totalizan el monto de los créditos aprobados deriva de la dotación de un crédito extraordinario de seis millones de euros para las necesidades adicionales del Plan de Remunicionamiento de las Fuerzas Armadas que no habían sido contempladas en el ejercicio ordinario. Los cuatro millones restantes corresponden a un suplemento de crédito de cuatro millones para continuar con la adaptación de la planta 22 del Hospital Central de la Defensa (“Gómez Ulla”) como unidad de aislamiento de alto nivel. Esta medida se deriva de las adoptadas durante la crisis del ébola y se materializan en el replanteo de la distribución de los espacios y la dotación de medios necesarios. (J.N.G.)

Fotografía Luis Vizcaíno


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.