Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno autoriza un crédito extraordinario de 877,55 millones de euros a Defensa para pagar equipamiento de ejercicios anteriores

(defensa.com) El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto ley autorizando un crédito extraordinario de 877,55 millones de euros para atender al pago de obligaciones correspondientes a Programas Especiales de Armamento (PEAs) y material de ejercicios anteriores. Del total, casi la mitad, 371,55 millones, van destinados cancelar pagos del avión de combate Eurofighter. El resto se reparten en pagos destinados al buque de proyección estratégica Juan Carlos I (93,29 millones), al helicóptero Tigre (88,26 millones), al helicóptero NH90 (75,19 millones), a la fragata F105 (69,85 millones) y al avión de transporte militar A400M (46,6 millones).

Asimismo, se contemplan partidas para los programas de misil Spike (34,85 millones), el obús 155/52 (32,47 millones), el buque de aprovisionamiento al combate (28,27 millones), el misil Taurus (15,08 millones), el helicóptero EC-135 (10 millones), el sistema de información y comunicaciones de la Unidad Militar de Emergencias (5,96 millones), las fragatas F100 (2,76 millones), los carros de combate Leopardo (2,42 millones) y el buque de acción marítima (1 millón).
Es el segundo año que el Gobierno recurre a un crédito extraordinario para atender los pagos de los Programas Especiales de Armamento. Para este mismo fin se aprobaba en 2012 un crédito extraordinario de 1.782 millones de euros. El monto que este año se destinará a cancelar deuda incrementa en un 15% los 5.937 millones de euros del presupuesto de Defensa aprobado para  2013, incremento que no se destina a la adquisición de nuevo material si no a pagar el ya comprometido. El anuncio se hace a sólo dos meses de que el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, acudiera al Congreso de los Diputados a explicar la reconducción de estos programas, cuyo coste total se ha disminuido en 3.850 millones renegociando los contratos con las empresas y las unidades comprometidas inicialmente.
Fuentes de Defensa que recoge El País, afirman que de no haberse negociado con la industria la revisión de los programas, la cantidad que habría que pagar este año ascendería al doble, unos 1.600 millones. Según esas mismas fuentes, si con el crédito anterior se pagaron las deudas pendientes desde 2010, con el de este año ya no se deberá nada a las empresas, poniendo el contador a cero.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.