Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los guardacostas malayos reciben el primer UAV Fulmar de Thales

Thales ha entregado el primero de los siete vehículos aéreos no tripulados Fulmar que suministrará a los guardacostas de Malasia, aeronave que será empleada en el proceso de pruebas y certificación a bordo del nuevo tipo de buque desde el que operarán. El resto de entregas están previstas para finales de este año. Los guardacostas malayos encargaron al astillero local Destini Shipbuilding and Engineering Sdn. Bhd. la construcción de seis buques de patrulla para misiones de vigilancia de la zona de exclusividad económica o búsqueda y rescate. Los buques, denominados New Generation Patrol Crafts (NGPC), están basados en un diseño de la alemana Fassmer. Tienen una eslora de 44 m., un desplazamiento de 297 toneladas, una velocidad máxima de 24 nudos, una autonomía de 2.000 millas náuticas a 12 nudos y una tripulación de hasta 41 personas.

La rampa de lanzamiento del Fulmar está situada a proa del buque, delante del puente y tras el arma principal, una estación de armas de empleo remoto de 30 mm. suministrada por la turca Aselsan. El sistema de recuperación, que emplea una red y un sistema de absorción de impactos, se encuentra en cubierta tras el puente.

Se construirán seis buques que serán empleados en diferentes misiones como las de búsqueda y rescate, contra incendios, protección de los recursos pesqueros, apoyo tras desastres, vigilancia de la contaminación y de la zona de exclusividad económica.

Para ello irán dotados del UAV Fulmar de Thales, un sistema de categoría mini que fue elegido por la Agencia Malasia de Seguridad Marítima (MMEA por sus siglas en inglés) en abril del año pasado. La versión marítima del Fulmar es capaz de despegar desde una rampa y ser recuperada con el buque en movimiento, un requisito clave de la MMEA. El Fulmar tiene un peso de 19 kg., puede volar a altitudes de 3.000 metros, alcanzar una velocidad de 150 km/h y tiene una autonomía máxima de 8 horas, pudiendo recorrer hasta 800 km. en una sola misión.

Disponer de un vector de vigilancia y reconocimiento aéreo persistente será de gran utilidad para la MMEA en tareas como las citadas anteriormente o en operaciones contra la piratería, el contrabando o la vigilancia fronteriza. Para ello cuenta con sensores electroópticos y un sistema automático de identificación de buques (AIS). Thales está formando y dando servicio para el Fulmar en Malasia desde el año pasado, garantizando la transferencia de conocimiento para las necesidades operativas y de mantenimiento durante todo el ciclo de vida del sistema. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El Fulmar se ha adaptado al entorno marítimo (Thales)

·Los nuevos buques NGPC desde operará el Fulmar (Destini)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.