¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Martes, 25 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Recta final del proceso de selección de navío del tipo OPV para la Armada de Uruguay

Rumores insistentes apuntan a que el Ministerio de Defensa desea firmar contrato antes del fin de este mes con quien sea seleccionado como proveedor de navíos del tipo OPV para la Armada de Uruguay. Analizamos las opciones ofertadas.

COTECMAR, el conocido astillero estatal colombiano, que ha sabido exportar navíos logísticos (Buque de Desembarco Anfibio) a América Central y lanchas de patrulla fluvial a Brasil, participa de esta nueva convocatoria, con su propuesta más moderna, el patrullero oceánico OPV 93, el cual sucede a el aún vigente Clase OPV-80, derivada local de las Fassmer OPV -80. En el caso de los nuevos OPV-93, se trata de un diseño propio bajo criterios más exigentes, previo al acuerdo con Damen para construir las próximas fragatas que suplantarán a la Clase Padilla.

Aunque Uruguay ahora solicita un cañón principal de 40 mm, en lugar del 76 mm anteriormente planteado, en todo el resto del producto, la oferta respondería casi totalmente  a lo que será el principal patrullero oceánico de Colombia, de 93 metros de eslora, 14,2 de manga, 3,9 a  4,1 de calado y 2.550 toneladas de desplazamiento, una autonomía de misión de entre 20 y 40 días (dependiendo de la dotación a bordo, de 64 o 109 efectivos),  posibilidad de   operar un helicóptero de  hasta de 12 toneladas, con capacidad de arrastre desde la cubierta de vuelo hacia el hangar, el cual permite desarrollar actividades de mantenimiento y reaprovisionamiento de combustible (con 44 m³ del mismo embarcados), así como operar UAVs) velocidad máxima de 18 nudos y económica de 12 nudos .

Puede contar con un bote interceptor de 14 metros con rampa y dos auxiliares de 7 metros, así como alojar dos contenedores de misión de 20 pies  y una grúa de cubierta de 5 toneladas. Aunque no se han barajado precios oficialmente, trascendió a nivel local alguna cotización de entre poco más de 60 millones y algo menos de 90 millones de dólares la unidad, según equipamiento final. Además de a Uruguay, COTECMAR ha ofrecido esta Clase de Patrulleros Oceánicos a Ecuador.

China (CSTC) insistiría en competir con la Clase 718 E, el derivado más moderno de la serie de corbetas P-56 y OPV P-18, en tanto Damen ha propuesto una versión acotada de sus reconocidas  OPV 1800, armamento principal, el cañón de 40 mm, simplificados algunos sistemas, eliminando la potencialidad misilística a futuro de los OPV y solicitando 66 millones de dólares por cada unidad, o sea 112 millones por ambas. Fassmer y Ocea no habrían sido invitados en esta fase, según sus voceros locales.

Aunque hay marinos uruguayos interesados en la Clase Río Segura de los astilleros españoles Gondán, de 1.700 toneladas, que utiliza el Servicio Marítimo de la Guardia Civil española, con la contra, para el exiguo presupuesto naval local, de disponer de los solventes motores MTU, actualmente muy costosos de mantener en Uruguay, no sería una opción mayoritaria.

Los también españoles Astilleros Cardama, por su parte, presentan una nueva embarcación de 87 metros de eslora (habiendo ofertado anteriormente otras unidades mayormente para para finalidades costeras de 35 y 50 metros), hangar orgánico para helicópteros, dos lanchas de interdicción,  un cañón de 40 mm y dos ametralladoras 12,7 mm, con una velocidad máxima estimada en 22 nudos e impulsada por dos motores Caterpillar de 4.000 CV cada uno.

Asimismo, se ha sabido localmente que, fuera del plazo final (para el pasado 15 de mayo), la embajada de Francia intentó elevar una propuesta de un postulante de ese origen, sin haber conseguido concretarla, debido a esa limitante. Todo indica, se trate de Kership o Naval Group. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.