Martes, 17 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El buque espía ruso "Vasily Tatishchev" entra en el Mediterráneo tras cruzar el Estrecho de Gibraltar

Mientras la crisis en la frontera ruso ucraniana acapara la atención mundial, el buque ruso de espionaje electrónico SSV-231 “Vasiliy Tatishchev”, cuya misión principal es monitorizar las comunicaciones militares, cruzaba el Estrecho de Gibraltar desde el Atlántico entrando en el mar de Alborán el pasado 20 de enero.

Su presencia en el Mediterráneo, aunque no es muy habitual, tampoco es excepcional, siendo altamente probable que esté monitorizando mediante sus sistemas de captación de señales de inteligencia, Signals intelligence (SIGINT), las comunicaciones de navíos de la OTAN, como la fragata española “Blas de Lezo” (F-103) que recalará en la base naval de Rota (Cádiz), para recoger al helicóptero y personal de la Unidad Aérea Embarcada (UAEMB) camino del mar Negro. El navío español salía el pasado sábado de su puerto base en el Arsenal de Ferrol, llevando a bordo un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) formado por miembros de la Infantería de Marina del Tercio Norte,

Una vez navegue por el Mediterráneo camino del mar Negro para integrarse en la Standing Nato Maritime Group 2 (SNMG2), la flota permanente de la OTAN, será uno de los objetivos de inteligencia del buque ruso “Vasiliy Tatishchev”,  uno de los 7 construidos la clase “Vishnya”, especializados en misiones SIGINT.

Este navío, del denominado  proyecto 865 según designación rusa, fue botado el 27 de noviembre de 1987 en el astillero de Gdansk (Polonia). Un año después se izaba a bordo la bandera de la marina militar de la  URSS o Voyénno-Morskóy Flot (VMF), en concreto de su Flota del Báltico, tras ser bautizado con el nombre de “Pelengator”.

A finales del pasado siglo, adoptó el actual nombre, que recuerda a un historiador y geógrafo ruso que vivió entre los siglos XVII y XVIII. Desde entonces ha realizado múltiples campañas de seguimiento de los navíos de la OTAN en múltiples escenarios.

Al igual que el resto de los de la clase “Vishnya”, de los que todos siguen en servicio con la VMF, desplaza 3.470 toneladas, tiene una eslora de 1,5 metros, una manga de 14,6 metros, estando propulsado por dos motores diésel Zgoda Sulzer 12AV que le confieren una gran autonomía, aunque una velocidad limitada a un máximo de 16 nudos.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografia: El buque de espionaje electrónico SSV-231 “Vasiliy Tatishchev” de la Armada Rusa.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.