Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda, al igual que Australia, están entre los más fieles aliados de Estados Unidos y del Reino Unido en la zona meridional del Pacífico. Ambos han apoyado a los aliados durante las dos Guerras Mundiales del Siglo pasado y en los años siguientes en todas las áreas de crisis del Sudeste asiático. Con el fin de la Guerra Fría, Nueva Zelanda, que siempre ha mantenido una importante capacidad militar en relación a su población y a las posibilidades económicas del país, ha gradualmente reducido la consistencia y operatividad de sus Fuerzas Armadas.

Esta situación ha llegado principalmente por razones económicas y a causa de la falta de amenazas concretas en Nueva Zelanda. De hecho, observando el mapa se observa evidentemente que el país está en una zona lejana, a miles de km. de áreas políticamente turbulentas. Entre las Fuerzas Armadas neozelandesas, la que ha visto disminuir más significativamente su capacidad operativa es la aviación militar, la Royal New Zealand Air Force (RNZAF).

Foto: Lockheed P-3K.

En el transcurso de los años noventa del pasado siglo, la Fuerza Aérea ha mantenido sustancialmente las peculiaridades y material de vuelo disponibles en los ochenta. Se basaba en los ejemplares remanentes de dos docenas de A-4K Skyhawk adquiridos entre los años setenta y mediados de los ochenta. Se trata de aparatos bastante antiguos, modernizados contantemente, dotados con modernos radares APG-66 y capaces de utilizar los misiles AIM-9L Sidewinder y AGM-65 Maverick.

Todo esto representaba cazabombarderos económicos y operativamente válidos en manos de pilotos óptimamente adiestrados, como los de la RNZAF. A partir de principios de los años noventa, a los Skyhawk se agregaron 18 Aermacchi MB-339C comprados nuevos, dotados de sistemas de navegación digital y capaces de desarrollar misiones de ataque al suelo ligero, además de adiestramiento. El reactor italiano se compró para sustituir a los ancianos BAC Strikemaster, retirados por su edad y problemas estructurales.

A mediados de los años noventa estaban en curso tratativas avanzadas para la adquisición de 28 General Dynamics F-16 Block 15 para remplazar a los A-4K que quedaban en servicio. Hubiera sido un excelente sustituto de este modelo, garantizando una decidida mejora de la capacidad operativa de la RNZAF, a un precio contenido. Pero las cosas no caminaron según el plan previsto, y, en 2001, el Gobierno laborista canceló el programa, decidiendo dar de baja todos los reactores de combate en servicio, no sólo los veteranos A-4K, sino también los MB-339C, suceso controvertido y contestado por muchos sectores de la opinión pública del país, pero materializada en el arco de muy pocos meses.

Foto: Un A-4K de la RNZAF en vuelo de formación a baja cota con un A-4G de la Royal Australian Navy.

Entre otras cosas para hacer caja a partir de 2005, los 17 A-4K/TA-4K y 17 MB-339C en condiciones de vuelo se pusieron en venta, pero por toda una serie de razones técnico-burocráticas, las cesiones no tuvieron buen fin y las máquinas quedaron a cargo de la administración militar, que debió gastar no pocos fondos para preservarlos y mantenerlos en condiciones operativas. En lo que se refiere al personal de vuelo, para no perder la profesionalidad adquirida, una parte se envió a la línea de combate de otros países de la Commonwealth (Australia y Reino Unido), mientras otros se transfirieron a las aeronaves que quedaban en servicio.

La línea de vuelo

Las aeronaves más capaces disponibles actualmente son un par de Boeing 757-200, que entraron en servicio en 2003, tras adquirirlos en el mercado de segunda mano para sustituir a vetustos Boeing 727-100QC. A partir de 2007 estuvo varado un programa de modernización de estos birreactores, que sólo se ha completado recientemente. Básicamente se transformaron a una configuración Combi, capaz de transportar tanto pasajeros como carga.

La modificación más evidente fue la instalación de un portón en el lado izquierdo del fuselaje, para permitir el embarque de 11 pallets estándar. También el interior ha sufrido una importante transformación, al incorporar equipos para el desarrollo de transporte de personalidades (VIP) y de evacuación sanitaria (MEDEVAC).  Además, los aparatos se han actualizado desde el punto de vista de la aviónica y de la propulsión. Gracias a estos cambios, los 757 de la RNZAF podrán estar en servicios todavía durante muchos años.

Foto: Los 757-200 de la RNZAF han sido recientemente modernizados en su aviónica y configuración interior, además de agregarles un portón de carga.

Seguramente será más breve la permanencia de los 5 Lockheed C-130H Hercules en servicio con los neozelandeses. Se trata de aparatos que se benefician de un programa de modernización para extender la vida operativa hasta 2015, pero, habiendo sido entregados entre 1965 y 1969, su sustitución parece urgente. Los candidatos más acreditados para sucederles son el Lockheed-Martin C-130J y el Airbus A400M, si bien no se ha tomado hasta el momento ninguna decisión al respecto.

Los aviones de transporte más pequeños son 5 Beechchaft/Raytheon King Air 200, los tres primeros entregados en 1998, y los otros dos en 2000. Se trata de aparatos tomados en alquiler a una empresa privada, que ha suscrito también un contrato para su mantenimiento y gestión, de tal forma que los militares sólo los operan. No está claro si al final del periodo de arrendamiento, en 2012, será renovado o la RNZAF optará por otros modelos. Los C-130 y los 757 operan con el 40° Escuadrón de Auckland, mientras que los King Air 200 están asignados al 42° de Ohakea.

En lo que se refiere a la componente antisubmarina y de patrulla marítima, está constituida por 6 Lockheed P-3K2 Orion y 5 Kaman SH-3G Seasprite. Originariamente Nueva Zelanda adquirió 5 P-3B en 1966, a los cuales se agregó un ulterior ejemplar comprado a Australia en 1985. A partir de principios de los años ochenta todos fueron modernizados bajo la designación de P-3K.

A finales de 2004 la RNZAF firmó un nuevo programa de actualización de sus P-3K, que pasaron a ser P-3K2, para hacerlos idóneos en los nuevos escenarios operativos. Hasta finales de 2013, todos los Orion de la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda serán llevados al nuevo estándar, para garantizar su permanencia en servicio hasta 2025, cuando estén en el umbral de los 60 años desde la entrega del primero. Todos están en servicio con el 5° Escuadrón de Auckland.

Los helicópteros

Por el contrario, los 5 Kaman SH-3G Seasprite son aeronaves relativamente más jóvenes, pues fueron entregados a partir de 2001 para sustituir a los Westland Wasp y a un par de SH-3F tomados temporalmente en alquiler de la US Navy. La decisión de adquirir estos helicópteros por parte de la RNZAF es seguramente opinable desde muchos puntos de vista, sobretodo porque en el momento de firmar el pedido se trataba de máquinas anticuadas bajo muchos puntos de vista y pagadas a precios que no eran en absoluto de saldo. La única justificación plausible es que los neozelandeses querían comprar un medio similar al de los australianos, con los cuales a menudo realizan operaciones conjuntas en el área del Pacífico.

Foto: AgustaWestland A109LUH.

Pero las cosas no siempre funcionan tal como se habían programado y, de hecho, los 11 Kaman SH-3G(A) Super Seasprite encargados por la Royan Australian Navy en 1997 no fueron nunca operativos y quedaron relegados durante un breve lapso de tiempo sólo a misiones de transporte y enlace con buenas condiciones meteorológicas, hasta su completa retirada en 2008. Pese a que los ejemplares neozelandeses tienen un paquete de aviónica menos avanzado que el de los australianos, parece que han alcanzado una capacidad operativa satisfactoria en el ámbito antisubmarino y antibuque.

La componente de transporte y de búsqueda y salvamento, o SAR (Search & Rescue) de ala rotatoria de la RNZAF la constituyen 13 Bell UH-1H Iroquois, adquiridos en varias fases y versiones a partir de 1966. Con varias intervenciones de modernización, todas las aeronaves se llevaron al estándar actual. Son helicópteros muy robustos, que no tienen necesidad de presentarlos, y que en las filas de la RNZAF han desempeñado excelentes servicios durante más de cuarenta años, pero que ya están en el umbral de la jubilación.

Está en curso su sustitución por los mucho más modernos y capaces NHI NH90 de la versión de transporte táctico TTH (Tactical Transport Helicopter). El pedido total es de 8 aeronaves, estando los primeros en curso de entrega. Completadas las necesarias prácticas de homologación militar local, gradualmente sustituirán a los helicópteros del 3er Escuadrón de Ohakea. Esta unidad, que es la única en el ámbito de la RNZAF en tener aeronaves de ala rotatoria, está completando también otra importante transición: el remplazo de sus 5 vetustos Bell 47G Sioux, empleados en adiestramiento y reconocimiento, por AgustaWestland A109LUH.

Foto:  Un Lockheed C-130H “Hercules” del 40º Escuadrón de la Royal New Zealand Air Force estacionado en el aeropuerto internacional de Hobart.

De estos últimos se han encargado media decena, con opción para otros 3 y comenzaron a ser entregados en 2011. Se trata de un importante salto cualitativo para la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, que ahora dispone de un moderno helicóptero para complementar a los NH-90. El cuadro de aeronaves que tiene en servicio se compone también de 13 Pacific Aerospace CT-4E Airtrainer de instrucción, utilizados también por la patrulla acrobática local. Estos monomotores fueron incorporados en leasing en 1998 para sustituir a los más viejos CT-4B.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.