Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Se eleva la tensión entre el Gobierno del Perú y oficiales militares en retiro

La tensa situación que se vive en el Perú tras los resultados de la segunda vuelta electoral alcanzó un nuevo nivel tras el mensaje  a la nación del Presidente de la Republica, Francisco Sagasti Hochhausler, quien reprochó las cartas que oficiales militares en retiro enviaron al Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y a las Comandancias Generales de la Marina de Guerra, Ejército y Fuerza Aérea del Perú.

Sagasti Hochhausler señaló que “es inaceptable que un grupo personas retiradas de las Fuerzas Armadas pretenda incitar a los Altos Mandos del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea para que quebranten el Estado de Derecho”, agregando que como Presidente Constitucional de la Republica “rechazo este tipo de comunicaciones que no solo son contrarias a los valores y a la institucionalidad democrática sino son también actos reñidos con la constitución y las leyes”, por lo que ha solicitado al Ministerio de Defensa “coordinar el envío de estas cartas al Ministerio Público para que, en el marco de sus competencias y funciones, realice las investigaciones necesarias para determinar posibles conductas lesivas al orden constitucional y establezca las respectivas responsabilidades”.

Finalizó su mensaje indicando que “en una democracia las Fuerzas Armadas no son deliberantes. Son absolutamente neutrales y son escrupulosamente respetuosas de la Constitución. Nos ha tomado mucho tiempo y esfuerzo construir nuestra institucionalidad democrática a lo largo de nuestros turbulentos 200 años de vida republicana. No la pongamos en peligro. Como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú garantizo la neutralidad y exigió que se les respete”.

En la carta en mención, tildada inicialmente de apócrifa por el Ministerio de Defensa, unos 1.200 oficiales en retiro, expresaron su “más profunda preocupación por la amenaza que se cierne contra la estabilidad democrática del país, principalmente como consecuencia de la forma en que se ha desarrollado el proceso electoral para elegir a la fórmula presidencial que conducirá los destinos de nuestra patria en los próximos cinco años”, señalando además que “resulta inadmisible, por ser inconstitucional, que altas autoridades del gobierno, con un escrutinio inconcluso, hayan supuestamente tomado parte a favor de uno de los candidatos condicionando inclusive al Congreso de la República para la no elección de los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional; actuación inaceptable por la ciudadanía y las Fuerzas Armadas de la Nación”.

Además, se indica, entre otros aspectos, que  si el Jurado Nacional de Elecciones ignora o desestima las documentadas denuncias interpuestas a las actas que han sido adulteradas y no verifica la licitud de las actas observadas y supuestamente maniobradas irregularmente, “las Fuerzas Armadas, en defensa del Orden Constitucional, no podrían aceptar a un Jefe Supremo ilegítimamente investido producto de un fraude o por decir lo menos de irregularidades muy serias y notorias presentadas en este último proceso electoral”, y que acuerdo a lo establecido en el artículo 46 de la constitución, “las Fuerzas Armadas tendrían el derecho a la no obediencia y por lo tanto a desconocer como Presidente y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional a una persona que haya sido nombrada violando la Constitución y las Leyes de nuestro país, pudiendo recurrir al Congreso de la República para dar una solución democrática y de acuerdo a Ley”.

A esto se suma que, apenas un día antes, la Asociación de Generales y Almirantes del Perú (ADOGEN) emitió un comunicado acusando al Ministerio de Defensa (MINDEF) de haber emitido inexactitudes y “lamentablemente” amenazas en relación al Pronunciamiento de los Ex Altos Mandos de las Fuerzas Armadas el pasado día 13 de junio. En el documento, la ADOGEN señala que los ex Altos Mandos de las Fuerzas Armadas en uso de sus derechos, preocupados por la difícil y grave situación política del país, emitieron el pronunciamiento en mención, a título personal, por tanto, la afirmación de que hubiesen hecho “uso político de las Fuerzas Armadas”, no es verdad y la rechazan por completo.

Asimismo, la ADOGEN indica que el comunicado del MINDEF, señala inexacta y erradamente que los Ex Altos Mandos de las Fuerzas Armadas, habrían “utilizado indebidamente los emblemas de las Instituciones Armadas”, acotando que en su pronunciamiento no alteran ninguna verdad, están plenamente identificados y su mensaje es de ciudadanos que no comprometen ni perjudican de forma alguna la labor de las FFAA y el uso de los emblemas les es consustancial a su esencia reconocida en la Ley de Servicio Militar como Oficiales Generales y Almirantes en Situación de Retiro.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.