Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La asociación de oficiales generales y almirantes del Perú rechaza la actuación exhibicionista y el daño institucional provocado por la fiscalía

La Asociación de Oficiales Generales y Almirantes del Perú (ADOGEN) se pronunció, mediante el Comunicado N° 06-2021, respecto al caso del General Astudillo Salcedo, expresando su más enérgica protesta, ante la opinión pública y los organismos del gobierno, por el abuso del Ministerio Público, en el ejercicio de su función, al intervenir a los investigados acompañado de la prensa, hecho que se produce por segunda vez en este año”

El documento, suscrito por el Presidente del Consejo Directico de la ADOGEN, Teniente General FAP (r) Wilson Urteaga Cabrera, señala, “el día 23 de febrero último, en el marco de una investigación en etapa preliminar de indagatoria, en el cual se encuentra inmerso el General de División Cesar Astudillo Salcedo, quien es el General más antiguo de las Fuerzas Armadas y actual Jefe del Comando Conjunto, la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima Sur, con personal de la DIVIAC (Policía Política creada en el anterior Gobierno), sin tener ninguna consideración en el trato, no obstante que la persona a la que está investigando es un General de División del Ejército en situación de actividad, que ostenta el más alto cargo castrense, incurrió en un acto de protagonismo y exhibicionismo inaceptable, acompañado nuevamente con un equipo de camarógrafos y prensa

El comunicado, que pasó casi desapercibido en la prensa local, agrega que “a los Generales involucrados en esta investigación, constitucionalmente les corresponde la presunción de inocencia como a cualquier otro ciudadano, en tanto no se les haya probado los hechos, y en la etapa preliminar, todos son solo investigados, por lo que la Fiscalía al realizar sus labores con presencia de prensa ha cometido un evidente exceso, afectando su imagen, su prestigio personal, y profesional, además del prestigio institucional que por razones obvias es muy importante proteger.

Peor aún, no existiendo la firme convicción de la comisión de un delito, hecho que obviamente deberá determinarse”, concluyendo que “es imposible descartar, porque ha ocurrido en anteriores oportunidades, que esta intervención con un despliegue publicitario y perjudicial, pudiera tener un trasfondo político, lo que sería muy lamentable, por la afectación no solo de carácter personal, sino institucional que conlleva esta escenificación. Todo ello nos hace reiterar el pedido al Ministerio Público, que sin dejar de cumplir las obligaciones que por ley le corresponden, tengan en cuenta, el daño que innecesariamente se hace con una publicidad inconveniente y desproporcionada, en situaciones como la anteriormente descrita”.

Por su parte, el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú, General de Ejército Cesar Astudillo Salcedo, ha negado la acusación propalada en un reportaje televisivo que lo acusó de ordenar que se realizara un seguimiento al Fiscal Hugo Minaya, quien lo investiga por los “presuntos actos de corrupción” en la sustracción y venta del combustible asignado al Ejército Peruano. “No he ordenado ningún tipo de operación para la obtención de información y mucho menos de observación, vigilancia y seguimiento al Fiscal, ni tampoco a su hermano. En mi rol de Jefe de Comando Conjunto no puedo realizar este tipo de acciones, pues no tengo capacidad para ello, recursos, logística, ni base legal para conducirlas”. Añadió que  uno de los documentos expuestos, que contendría “información sobre un grupo de personas con presuntos vínculos con organizaciones relacionadas al terrorismo, reitero, no fue dispuesto por mí” indico Astudillo Salcedo en un comunicado emitido a título personal.

Asimismo, Astudillo Salcedo manifestó que “en relación a la denuncia por encubrimiento y peculado dentro de instalaciones militares, cuando ejercía el cargo de Comandante General del Ejército - entre diciembre del 2017 y octubre del 2018 - me reafirmo en la negativa de haber participado en ningún acto ilícito. Más aún, durante mi comandancia, dispuse acciones para evitar este tipo de ilícitos, y, en el caso concreto ocurrido en abril de 2018, nosotros ordenamos que se tomen medidas de investigación y dimos facilidades a la policía para que realice las intervenciones. Por ello, reitero mi voluntad de facilitar y colaborar en cualquier tipo de investigación que sea necesaria, para esclarecer estos hechos”.

Fotografía: General de Ejercito Cesar Astudillo Salcedo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.