Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La gran apuesta del Ejército de los Estados Unidos por el carro de combate M1 Abrams

Coincidiendo con la finalización del año 2020 se ha aprobado una notable inversión para afianzar el proceso que, ya hace unas décadas, inició el Ejército de los Estados Unidos para mejorar su flota de carros de combate que es de unas ocho mil unidades. Se acaba de decidir una inversión de 4.620 millones de dólares para continuar con el proceso de mejora de la protección activa y pasiva de los carros de combate M1 Abrams del United States Army.   El conocido como M1 Abrams, un ingenio en algunos aspectos muy novedoso -blindaje con uranio empobrecido, turbina de gas, etcétera-, sigue siendo el principal medio para el combate terrestre con otros similares o con fuerzas acorazadas y mecanizadas. Por ese motivo, y aunque parece que el U.S.Army contará pronto también con un nuevo carro de combate ligero que ahora está evaluando, se han decidido por avanzar en lo que es la mejora del Abrams.

Lo que ahora se inicia es una fase que dará lugar a lo que se conoce como M1A2SEPv4 al que algunas referencias denominan también como M1A2C. Hasta el 17 de junio de 2028 está previsto invertir nada menos que 4.620 millones de dólares que se suman a una partida de otros 1.500 millones aprobada en 2019. Con ese desembolso, el adjudicatario, que es General Dynamics Land Systems (GDLS), avanzará en el proceso de transformación de varios centenares de los M1 más actualizados, aunque el U.S.Army ya ha definido que de su ingente flota de varios miles de Abrams, parte de ellos usados por unidades de la Reserva, va a retirar los más antiguos.

El proceso, que llevará al carro a superar las 73,6 toneladas de la versión SEP v3, incluye mejoras en su protección activa y en la pasiva. En relación con la primera se ha decidido instalar en los M1 más actualizados el sistema APS (Active Protection System) Trophy que les está siendo ya suministrado por las compañías Leonardo DRS y Rafael Advanced Defense Systems. Consiste en una serie de sensores que detectan un proyectil aproximándose y lanzadores que disparan contra él un interceptor que detiene su avance.

Respecto de la pasiva, además de los gruesos faldones que ahora pueden observarse en sus costados y que por sus dimensiones están llamados a neutralizar amenazas muy contundentes, hemos observado en algunas imágenes recientes unos elementos modulares que tienen forma rectangular y, acoplados unos encima de otros, están situados en los costados de la parte frontal de la torre. Son cuatro, aunque en una de las configuraciones que se han visto el último, de dimensiones más pequeñas, lleva unas indicaciones claras respecto de que se trata de un cajetín con capacidad explosiva, lo que indicaría que esos cuatro módulos estarían concebidos para neutralizar proyectiles dirigidos hacia su frontal que hubiesen superado la defensa activa.

Complementariamente, y pensando en poder incrementar la vida de los carros M1 Abrams hasta mediados de siglo, se están introduciendo en ellos otras tecnologías ya maduras que afectan al incremento de la capacidad de energía eléctrica, a equipos con los que contrarrestar la amenaza de artefactos explosivos improvisados (IED, Improvised Explosive Devices), al reemplazo de la unidad de potencia auxiliar por una de Marvin Land Systems más capaz, la inclusión de una torreta CROWS de control remoto para la ametralladora pesada M2 situada encima de la torre, o a un interfaz de datos cifrados tipo data link que permite enviar información a los proyectiles de 120 mm que dispara -su dotación de a bordo ha pasado de 40 a 42- para hacer que sean más eficaces en su función.

Se instala también un sistema infrarrojo FLIR de 3ª generación, un distanciómetro láser seguro para los ojos, cámaras de presentación en color para la tripulación, elementos para incidir en la capacidad autoformativa de los tripulantes, mejoras en el visor del comandante que facilitan el mejor control del espacio multidominio de la batalla y hasta capacidades de inteligencia artificial. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía: Aunque oficialmente las nuevas variantes del carro de combate Abrams son designadas M1A2SEPv3 y v4 hay algunos indicios que lo sitúan como M1A2C. (U.S. Army)

Se observa claramente la palabra CAUTION y la referencia a explosivo en la loseta más pequeña ahora fijada en el conjunto de placas que refuerzan la parte frontal del principal carro de combate estadounidense.    (Rafael)

Los Abrams más recientes incorporan una nueva unidad de potencia auxiliar APU más eficiente que evita tener encendida siempre la turbina principal. (Marvin Land Systems)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.