Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los aspectos más destacables de la inversión en Defensa en España 2019

El Plan Anual de Contratación del Ministerio de Defensa (PACDEF), aprobado recientemente por el secretario de Estado, da las primeras pistas sobre las inversiones en Defensa este año más allá de los gastos habituales. Cuentan con 2.795 millones, un 6,9 por ciento menos que el año pasado, de los que las tres cuartas partes van destinadas a los PEA (Programa Especial de Armamento). Los presupuestos para el Ministerio presentados por el Gobierno se elevan en 2019 a 8.863 millones de euros, lo que en principio supone un crecimiento del 1,5 por ciento respecto al ejercicio anterior. En la variación real, sin embargo, debe descontarse lo destinado al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que ha vuelto a Defensa tras salir de Presidencia. Si descontamos los 296 destinados a este fin, los 8.735 millones de euros suponen en la práctica una pérdida de 168 millones frente a 2018.

El PACDEF contempla 16.200 contratos, que suponen 2.929 millones de euros, entre los que encontramos algunas buenas noticias en lo que a adquisiciones de sistemas o programas de investigación se refiere. Así, se pone en marcha, por ejemplo, la tan esperada adquisición para el Ejército de Tierra de municiones guiadas para las piezas de 155 mm., con la compra de las Excalibur por valor de 1,8 millones o de espoletas de guiado preciso PGK por 1,2 millones. Como vemos, en este y otros casos, se trata de partidas muy pequeñas, que esperamos correspondan a las fases de evaluación y certificación y se formalicen a medio plazo en compras de mayor envergadura. Significativa es también la asignación de 2,3 millones para estudiar armas y municiones de algunos de los sistemas remotamente tripulados (RPAS) que están aún por llegar, caso del Atlante, el EuroMale o el NGWS (Next Generation Weapon System).

Proseguirá, asimismo, la adquisición de vehículos autobastidores de la categoría de 1,5 ton., una vez que finalice en mayo el acuerdo marco por el que Urovesa suministró 772 en diferentes versiones por 149 millones de euros al Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire y Unidad Militar de Emergencias. Ahora se destinan 182,7 millones, lo que da buena pista sobre el tamaño del contrato. Comienza también un acuerdo marco para un vehículo similar de 1 ton. (CNLTT.1TM), 2 (CNLTT.2TM) y 3-4, con 3,6, 2,7 y 18,5 millones, respectivamente; y 23,8 millones se emplearán a la adquisición de camiones militares pesados y medios todo terreno. En el PACDEF se incluyen, además, los 6,7 millones de euros destinados a los 22 proyectos de investigación seleccionados por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) susceptibles de ser financiados mediante el programa Coincidente, dada su utilidad para la Defensa, y que incorporan avanzado contenido tecnológico.

Importante partida es, igualmente, la que se dedica a la adquisición de 104 inhibidores vehiculares, ya aprobada, por 34 millones de euros, en tanto que mucho más discretos son los demostradores de riesgos tecnológicos que se darán a aplicaciones concretas de la captación de inteligencia para la Fase II del programa Santiago. Dos pods de nuevo desarrollo recibirán también financiación, uno para perturbación electrónica (Escort Jamming) y otro para interceptación de comunicaciones (COMINT). Por último, al fin parece que se pondrá en marcha la renovación del parque de misiles superficie-aire de corto alcance, centralizándose la compra en torno al Mistral III, para el que se destinan 15 millones de euros.  

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.