Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Reporteras españolas, testigos de guerra

De las pioneras a las actuales

Testigos de excepción de situaciones de horror y muerte. Periodismo de conflictos y guerras, profesionales obligadas a vivir al límite y narrar los abismos porque describen la guerra, la fotografían y la filman, la analizan, entrevistan a uno y otro bando, ponen rostro a las víctimas, muestran las injusticias humanas, el rostro del mal, y también hechos y personajes que hacen lo posible para que la paz sea una realidad. Este libro es interesante porque son muchas cosas. Tiene una parte de historia, porque habla del periodismo de guerra hecho por mujeres que han informado de acontecimientos muy relevantes a lo largo de las últimas décadas.

Es un ensayo sobre resolución de conflictos, experiencias que han funcionado y otras que no, toda esa mezcla que desempeñan las fuerzas armadas, los organismos internacionales, las iniciativas de cooperación, la diplomacia y actores no estatales. Es también una asignatura completa de periodismo, lectura obligada para quienes sientan inquietud por esa actividad profesional y especialmente para quienes deseen dedicarse a los conflictos armados y ser los responsables de las páginas de información internacional. Aquí se muestra muy bien qué significa ser periodista independiente, la precariedad económica y las ventajas del freelance; los protocolos de seguridad y la necesidad de prepararse (“De cómo ponerse el chaleco antibalas”, capítulo 9). También sobre las cuestiones éticas y el planteamiento, por ejemplo, de negarse a publicar esas imágenes horribles, por ejemplo del Estado Islámico (“Imágenes que cortan la respiración”, cap. 10). Para quienes deseen dedicarse a este oficio y tener claro lo que ocurrirá en la retaguardia, es ilustrativo lo que se narra en “Relaciones a distancia: la redacción” (cap. 7) y “Esquivar la censura en tres sencillos pasos” (cap. 5): crónicas guillotinadas, mal editadas, información añadida sin consultar, conflicto con los editores… Por eso, estas valiosas experiencias servirán de motivación y discernimiento para las nuevas generaciones de periodistas que se preparan en las universidades.

Este es un libro de mujeres y para mujeres porque es la primera obra que recoge testimonios de treinta y cuatro periodistas en territorio hostil, desde las veteranas que han ido abriendo paso, las de los años sesenta, los setenta y las jóvenes promesas (“En pie de guerra”, cap. 2). El conflicto palestino-israelí y la primera y segunda guerra del Golfo han sido los enfrentamientos en los que han trabajado un mayor número de reporteras, a los que siguen la descomposición de Yugoslavia y la guerra de los Balcanes, la extinción de la Unión Soviética, los conflictos civiles en Georgia, Ucrania, Chechenia, Líbano y Egipto, así como la invasión de Afganistán y el actual conflicto de Siria.

Por último, “Reporteras españolas” es un documental de supervivientes: muchas de ellas llegaron sin querer, casi por azar, en medio de guerrillas, mercenarios, terroristas, sátrapas, dictadores, francotiradores, políticos corruptos y traficantes de personas; han sido detenidas, expulsadas del país, amenazadas de muerte y tiroteadas, y han demostrado su valía. Informar de una guerra es una de las experiencias más duras por las que puede pasar una periodista, porque significa ser testigo de una violencia y una deshumanización muy difíciles de sobrellevar. Hoy, muchas forman parte de la élite del periodismo español contemporáneo.

Todo esto lo resume la autora, la periodista Ana del Paso, profesora de relaciones internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, corresponsal, enviada especial y reportera, con una experiencia importante en numerosos escenarios de Oriente Medio y Centroamérica. Con ella comparten sus pensamientos sobre la camaradería, la competitividad, la pasión, el miedo, las amenazas, la cesura, la verdad, la objetividad (“Objetividad: esto es a guerra”, cap. 11) y la imparcialidad, sus motivaciones, su preparación y formación, los problemas técnicos y los remedios para soportar la crueldad de la guerra en lugares donde corren riesgo de que les roben, violen, asesinen o secuestren. También sobre la vida cotidiana de un conflicto armado.

En estas páginas se demuestra que en la zona de guerra el periodismo es un privilegio extraordinario y terrible. Permanecen para la historia sus trabajos periodísticos, sus recuerdos y los remordimientos por lo que dejaron atrás en los países devastados a los que se desplazaron como reporteras y se marcharon con la sensación de que podrían haber hecho algo más o haber evitado males mayores (“Cuando hay que volver a casa”, cap. 3-). Las reflexiones más interesantes son la que, en su día, expuso Marine Colvin: ¿debemos enviar a nuestras reporteras, aun sabiendo el riesgo que corren, o nos lo pensaremos dos veces si quienes son nuestros mejores profesionales, listos para mandarlos al foco de la noticia, son mujeres? ¿Es preferible editar el trabajo de los periodistas independientes locales, que asumen el peligro por su propia cuenta y riesgo?

La principal crítica de la autora es que las corporaciones de la comunicación apuestan por el cortoplacismo y el espectáculo, no por la información. Cada vez se despliegan a menos periodistas en la primera fila de los acontecimientos internacionales y explica muy bien las consecuencias de esta situación. Cuando las periodistas consiguen ser enviadas son exprimidas al máximo, y se las convierte en un centro multimedia sin apenas espacio para estar sobre el terreno, crear agenda de contactos, disponer de fuentes, contrastar los hechos y las opiniones, disponer de la necesaria perspectiva de las cosas, es decir, hacer bien su trabajo, que no es otro que buscar información. Lejos de ello, se ven atadas en corto a causa de los directos de la televisión o de radio, o para que en otro momento surtan de noticias a las acaparadoras redes sociales y las webs de noticias.

Gabriel Cortina


Ficha técnica

Reporteras españolas, testigos de guerra

Ana del Paso

Editorial Debate, 2018

334 páginas


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.