Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Regimiento de Husares de Pavia nº 1, España 1859

Este regimiento tiene su origen más remoto en una llamada Pequeña División de Pavía que esta ciudad, para su propia defensa, organizó con unidades de Infantes, de Caballos Ligeros y algunas piezas de Artillería, cuando los territorios del Norte de Italia pertenecían a la Corona del Emperador Carlos I de España.
Sin embargo, el verdadero origen como Regimiento de Caballería data del 1 de mayo de 1684 cuando el gobernador general de los Estados de Milán lo crea con cinco compañías de croatas.

Casi un año después, el 9 de abril de 1685, se aumenta el número de compañías a doce, poniéndose a su frente al maestre de campo conde de Scheldon y tomando el nombre de Tercio de Dragones Arcabuceros. Tuvo lugar así el primero de los varios cambios de nombre e Instituto que experimentaría a lo largo de su historia tricentenaria.
Eran los dragones, entonces, unidades de reciente creación a mitad de camino entre la Infantería y la Caballería, pues provistos de armas de fuego y montados en caballos de escasa calidad, cumplían funciones de Infantería montada.
El Tercio de Dragones Arcabuceros del conde de Scheldon tuvo su bautismo de fuego en Italia, país donde permaneció y combatió, con intervalos, hasta mediados del siglo XVIII.
Durante la guerra del Piamonte intervienen en la toma de Ebrum, en Cassale y en la batalla de Mascella, entre los años de 1692 a 1695.
En 1702 el Tercio, como las demás unidades del Arma, se reorganiza en escuadrones de acuerdo con la plantilla de los dragones franceses, entrando nuevamente en campaña con ocasión de la Guerra de Sucesión española, combatiendo en Italia y España.
Entre 1701 y 1714, siempre en Italia, interviene en el bloqueo de Turín, la rendición de Niza y las batallas de Cassamo, Calcinato Luzara donde su destacada actuación le vale el privilegio excepcional de conservar el estandarte y los sables tomados a la Caballería austriaca.

Finalizada la Guerra de Sucesión, en 1718, recibe por primera vez el nombre de Regimiento de Dragones de Pavía, que conservaría durante ochenta y cuatro años, durante los cuales, alternando períodos de reposo, combatió en África, Italia, Rosellón y Portugal.
En 1720 el Regimiento de Dragones de Pavía pasa por vez primera en África, como hará en otras tres ocasiones a lo largo de su historia, participando en el levantamiento del sitio de Ceuta.
En virtud de la intempestiva ley de Godoy de 1802, Pavía cambió de Instituto, quedando como 40 de Cazador es, per6 sólo hasta 1805, en que vuelve a ser 40 de Dragones de Pavía, nombre con el que interviene en la Guerra de la independencia española: Bailén, Tudela, Uclés, Talavera de la Reina, Ocaña, Aranjuez.
A partir de 1821 la Caballería española sufre una serie continuas transformaciones que naturalmente también afectan a Pavía y así, en ese mismo año, queda en 40 de Ligeros para dos años más tarde ser disuelto y reorganizado como 2° de Ligeros, en 1824.
Desde ese año pasa por continuas alteraciones: en 1826 Regimiento León, 2° de Ligeros; en 1841, Pavía, 16° de Caballería; en 1844, Constitución, 4° de Caballería; en 1847, Pavía, 7° de Lanceros y en 1855, Pavía, 7° de Caballería.
En el año 1859, y por el entonces Inspector General de Caballería Don Domingo Dulce  se dicta la renovación del Arma de Caballería y por decretos de 1 y 20 de enero se forman los Regimientos de Húsares de Pavía nº 1, de Calatrava nº 2 (ya existente) y de la Princesa n°3, denominaciones que el primero y el último conservarían hasta
1931.
Con la restauración alfonsina queda como Húsares de Pavía nº 23, que al estar de guarnición en Madrid presta la guardia o parada exterior del Palacio Real, junto a su homónimo de la Princesa n° 24..


(Texto: Julio Albi de la Cuesta. Lámina: Miguel Montaner)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.