Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Seguridad Costera: Soluciones de IAI/ELTA para una vigilancia integral

Para asegurar el vasto dominio marítimo se requieren capacidades de vigilancia exhaustivas e integrales. La seguridad marítima se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los países costeros: un dominio marítimo no seguro implica riesgos significativos para la economía local y nacional, la aplicación de la ley y la seguridad. IAI/ELTA posee el conocimiento, la experiencia y los sistemas disponibles para responder a esta amenaza.

Como fabricante líder de radares y soluciones integradas, ELTA Sistemas, miembro de Industrias Aeroespaciales de Israel (IAI), ha suministrado numerosos sistemas a usuarios militares y gubernamentales en todo el mundo, muchos de los cuales están diseñados específicamente para la vigilancia marítima y costera. ELTA ha desarrollado una capacidad probada y exhaustiva para controlar y asegurar el dominio marítimo nacional en base a una amplia experiencia en seguridad nacional, costera y marítima.

Se requieren diferentes medidas para asegurar los dominios marítimos (mar territorial, zona económica exclusiva(ZEE) y alta mar), pero todos comparten retos comunes: detección de amenazas, identificación y prevención, todo ello bajo una red de mando, control y redes de comunicaciones.

El área litoral exige una serie de sensores terrestres y lineales que se extienden a lo largo de la costa. Se utilizan diferentes radares, sistemas electro-ópticos y sensores de inteligencia de señales para crear una imagen de la situación a lo largo del área costera, rastrear y verificar el tráfico marítimo en alta mar y alertar sobre cualquier actividad sospechosa cerca de la costa. Asegurar una franja de agua territorial de 12 millas de ancho es una tarea compleja y desafiante, en particular si la topografía, las zonas urbanas y el terreno impiden la vigilancia continua desde el lado terrestre, mientras que las olas rompientes desafían la cobertura del radar en aguas poco profundas. Se requiere así una red de vigilancia efectiva que comprenda diferentes sensores para cubrir dicha área. Además, la protección de las infraestructuras críticas, como puertos o centrales eléctricas, exigen capas adicionales de seguridad.

El ELM-2226 es el radar costero más utilizado de Elta, opera en todas las condiciones climáticas, día y noche y en alta mar, para detectar y rastrear objetivos grandes y pequeños en el mar, sea cuales sean las condiciones de éste. Estos radares tienen un extenso historial probado en seguridad nacional y protección costera, siendo como parte de las redes de protección costera en  numerosos países.

El nuevo radar de vigilancia ELM-2112V22 es más pequeño y ligero, y complementa a los radares costeros más grandes con un sistema móvil de fácil despliegue. Su principal ventaja es la capacidad de detectar objetivos muy pequeños, incluidos nadadores. Compuesto por una antena de estado sólido, dirigida electrónicamente, requiere menos infraestructuras para el despliegue. Su sofisticado procesamiento de señal ofrece capacidades avanzadas de identificación y seguimiento de objetivos, mejorando la vigilancia no solo en la costa, también desde el área de surf y tierra, detectando objetivos del tamaño de botes de goma hasta a 22 Km (12 millas náuticas).

Los radares no operan solos. Están integrados con sistemas electroópticos para la identificación y seguimiento de largo alcance (LRIT - Long Range Identification & Tracking) que identifican y verifican la identidad de los objetivos detectados por el radar. Otros métodos empleados para este propósito son los Sistemas de Identificación Automática (AIS) y los sensores de RF, como la inteligencia de señales (SIGINT), ambos utilizados para localizar las fuentes de transmisión que indican la presencia de tráfico marítimo legítimo, correlacionando el rastreo de radar con el tráfico programado. Las anomalías detectadas por los sensores podrían indicar actividades ilegales o situaciones de emergencias, en operaciones de búsqueda y rescate, cuando la cobertura rápida de un área extensa en el mar es la respuesta rápida y efectiva que puede ser un salvavidas para los supervivientes.

Se utilizan diferentes medidas para establecer la seguridad en el mar, ya sea en instalaciones de petróleo y gas, en aplicación de regulaciones ambientales, pesca u otra explotación marítima en la Zona de Exclusión Económica, hasta 200 millas náuticas desde tierra. Asegurar los intereses de la nación en este área requiere diferentes activos y capacidades, incluyendo la vigilancia de áreas amplias, basada en satélites, activos en el aire y radares más allá del horizonte (OTH).

ELTA proporciona soluciones específicas para cada uno de estos requisitos. Los datos obtenidos del radar de apertura sintética basado en satélites se utilizan para clasificar y en ocasiones identificar objetivos marítimos distantes. La familia de radares de vigilancia marítima aerotransportada ELM-2022 es utilizada por 55 naciones en todo el mundo en aeronaves de vigilancia, helicópteros y aeronaves no tripuladas para patrulla marítima, búsqueda y rescate, y monitoreo ambiental. El nuevo radar ELM-2270 Over-The–Horizon (OTH – “Más Allá del Horizonte”) de ELTA, que opera en la banda de Alta Frecuencia (HF), alcanza cientos de millas en el mar. Este radar operacional de alineamiento en fase (Phase Array), utiliza técnicas de cancelación de interferencia únicas para establecer una red de radares que proporciona una cobertura confiable y persistente independientemente de las condiciones atmosféricas o el estado del mar. Finalmente, también las plataformas marinas pueden estar protegidas por sistemas compactos como el ELM-2112, que proporciona alerta temprana y señales de otros sistemas y medidas de autodefensa.

Todos los sensores se controlan de forma remota y se conectan a una instalación de control de comando central, donde la información de los sensores se fusionan, se correlacionan y se procesan para brindar una imagen de la situación que permite una toma de decisiones rápida y una respuesta procesable, creando así conciencia de situación marítima. Tales acciones podrían devenir en el envío de otro sistema, como un bote patrullero o un vehículo aéreo no tripulado, para verificar la situación e intervenir según sea necesario.

Este "Conocimiento de la situación marítima" (Maritime Situation Awareness) integrado emplea los sistemas probados de mando y control de ELTA desarrollados y desplegados por  armadas de todo el mundo y adaptados para los usuarios de aplicaciones de seguridad marítima. Proporciona un centro de toma de decisiones, mando y control, que garantiza un funcionamiento eficiente y una  rápida respuesta.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.