Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Miles de toneladas de drogas han sido capturadas por la Policía Federal Brasileña en las últimas tres semanas

La Policía Federal (PF), la Policía Federal de Carreteras (PRF), la Policía Militar de Mato Grosso (PMMT) y su Grupo Especial Fronterizo (GEFRON), en una acción conjunta, llevaron a cabo el pasado jueves la detención en flagrante delito de un hombre cargando aproximadamente 870 kilos de cocaína. El camión, que partió de Mato Grosso, fue monitoreado y abordado por el equipo policial en una localidad del amazónico estado de Pará, a unos 90 km del municipio de Altamira, en un lugar remoto e inaccesible. La droga estaba en un compartimiento oculto de un camión.

La acción tuvo como objetivo combatir el tráfico de drogas en gran volumen por carretera. Continúan las investigaciones y golpes  contra el narcotráfico, con especial atención a la detención de sus líderes y la descapitalización de las organizaciones criminales.

El mismo día, inmediatamente después de la ceremonia de inauguración, en Río de Janeiro, del Centro de Inteligencia de la Policía Operativa  Missão Redentor, responsable de combatir las acciones de los delincuentes vinculados al tráfico de drogas y armas y las milicias en favelas, se inició dicho trabajo de inteligencia con el intercambio de información entre la Policía Antidrogas, la Misión  y la Policía Federal de Carreteras, que resultó en la detención en flagrante delito de un individuo que transportaba de Minas Gerais a Río de Janeiro una gran cantidad de clorhidrato de cocaína escondido en la parte trasera de un automóvil.

Según información, la sustancia estupefaciente estaba destinada a abastecer barrios marginales de Río de Janeiro, cuando fue interceptada por la Policía Federal de Carreteras en la carretera Washington Luiz, en el km 102, en el municipio de Duque de Caxias.mLa droga, estimada en unos 70 kg, abastecería a las comunidades del complejo Alemão. Un día antes, la Policía Federal, con el apoyo del Servicio de Ingresos Federales, incautó aproximadamente 368 kg de cocaína en una de las terminales portuarias del Puerto de Santos, ubicado en el municipio de Guarujá, São Paulo.

La droga se encontraba dentro de un contenedor, escondida en una carga de papel bond A4, y tenía como destino el puerto de Amberes en Bélgica. Casi simultáneamente, se iniciaba la Operación Darth, para investigar un esquema de transporte de cocaína, en Santa Catarina, luego de la incautación de aproximadamente 1 tonelada de cocaína, en la ciudad de Guaíra / Paraná, en la frontera con Paraguay.

Una veintena de policías federales llevaron a cabo órdenes judiciales de allanamiento, incautación e incautación de propiedades en las ciudades de Chapecó, Xaxim y Xanxerê, en el oeste de Santa Catarina. La incautación de cocaína fue la más grande jamás realizada por la policía en esta ciudad. La droga estaba escondida en la carrocería de los remolques acoplados que transportaban una carga de soja. En esa ocasión fueron detenidos 3 hombres, siendo los camioneros y un asistente.

 La investigación señaló que los responsables del transporte de la droga utilizaron una concesionaria de automóviles como fachada para ocultar las ganancias de los delitos, adquiriendo varios vehículos para su posterior reventa, disfrazando así las ganancias obtenidas de la práctica del narcotráfico. Durante las investigaciones se constató que los investigados registraban los vehículos a nombre de terceros y que estas personas interpuestas otorgaron poderes para permitir la reventa de los vehículos y no levantar sospechas sobre los verdaderos dueños de los bienes.

La incautación de más de una decena de vehículos en el Estado de Santa Catarina, determinada por la Justicia Federal en Guaíra, se produjo luego de que las investigaciones mostraran que el grupo tenía suficiente organización para, además de la compleja logística del transporte de cocaína desde Mato Grosso do Sul al interior del país,  resguardar los bienes devengados ilícitamente, manteniendo negocios con apariencia de lícitos en otros Estados de la Federación. Unas 72 horas antes, la Policía Federal incautaba casi 300 kg de cocaína en una de las terminales portuarias del Puerto de Santos.

La droga escondida en la bodega de un barco fue localizada por la policía federal. El barco estaba cargado con carga de azúcar y tendría como destino final el Puerto de Lagos, Nigeria. El día anterior, una embarcación policial, durante una acción de inspección ambiental, identificó un pesquero que navegaba en la costa de Itapema / Santa Catarina, con el rastreador del Programa Nacional de Rastreo de Buques Pesqueros por Satélite (PREPS) apagado. Al ser abordado por la policía, se constató que transportaba 844 kilos de cocaína, 8 personas fueron detenidas.

En cuanto a  marihuana, más de una tonelada fue incautada en Pernambuco, en un camión, camuflado en medio de una carga de heno para animales. Además de envíos de marihuana, skunk y hachís, la Policía Federal también ha interceptado decenas de envíos o intentos de tráfico internacional  e interno de metanfetaminas. En las últimas tres semanas, en diversos puntos de Brasil, unas 20 toneladas de drogas varias han sido incineradas por las autoridades. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.