Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Brigada Canarias XVI, en primera línea contra el terrorismo

El pasado mes de mayo las fuerzas del Ejército de Tierra (ET) basadas en Canarias realizaban el más importante despliegue de su historia reciente: más de 500 de sus efectivos se han hecho cargo de las misiones internacionales de Irak y Malí.

El contingente de la misión de Apoyo a Irak (AI) está, de mayo a noviembre de este año, conformado principalmente en base a unidades del MCANA (Mando de Canarias), concretamente de su  Brigada Canarias XVI (BRICAN XVI) y el Batallón de Helicópteros de Maniobra nº VI (BHELMA VI), que aportan unos 350 militares, que complementan a miembros de otras unidades del ET, Ejército del Aire y Guardia Civil. Previamente, el 1 de mayo tuvo lugar la ceremonia de despedida de este contingente denominado AI-X (la 10ª rotación) en el patio de armas del Acuartelamiento Puerto del Rosario, en Fuerteventura, siendo presidido por el teniente general Carlos Palacios Zaforteza, actual Jefe del MCANA.

El contingente contribuye a la coalición internacional, que se articula en la denominada Operación Inherent Resolve (OIR), que lidera Estados Unidos. En el marco de esta participación, el Gobierno de España determinó, cuando se empezó a finales de 2014 a enviar contingentes, que el objetivo se limitaba a adiestrar y capacitar a las fuerzas y cuerpos de seguridad iraquíes para que sean capaces de garantizar la seguridad en su país y, más en concreto, en su lucha contra los terroristas islámicos del Daesh.

No debemos olvidar que personal del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 94, que tiene acuartelamiento en la Base General Alemán Ramírez (Las Palmas de Gran Canaria), ya participaba en la Operación Apoyo a Turquía, que mantiene una batería de misiles antiaéreos MIM-104 Patriot lista para actuar en favor de ese aliado de la OTAN. Además, otros 180 militares de la BRICAN XVI forman actualmente el grueso del contingente español en favor de la misión denominada EUTM (European Union Training Mission) Mali, que igualmente tiene como misión el entrenamiento las tropas locales contra el terrorismo islámico que asola la gigantesca región del Sahel.

La “nueva” base “Gran Capitán” en Fuerteventura

Como suele ser habitual, el MCANA, con apoyo del Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC), comenzó ya el pasado año la preparación de estas fuerzas para asumir con plenas garantías esa complicada misión internacional.

Tras las oportunas fases previas de preparación teórica y práctica, perfectamente definidas, ya que hablamos en el caso de Irak de la 10ª rotación, la pasada primavera tuvieron lugar las maniobras finales de los contingentes que se iban a desplegar en Irak y Malí.

En el caso de las fuerzas del MCANA, cuentan con unas excepcionales zonas de entrenamiento en la Isla de Fuerteventura, que tiene una orografía y temperaturas muy similares a las que se han encontrado las tropas españolas en Irak y Malí. No olvidemos que la isla está enclavada a sólo unos 100 km. de la costa del desierto de  Marruecos. Además, el MCANA ha construido en el campo de maniobras Teniente Coronel Valenzuela, en El Matorral (Puerto del Rosario) unas instalaciones que simulan a las del campamento de la base Gran Capitán, situado en Besmayah, a 40 km. de Bagdad, donde opera la mayoría de los efectivos españoles asignados a la referida misión de AI-X.

También el ET cuenta en la misma isla con el Campo de Maniobras y Tiro (CMT) de Pájara, donde se han simulado los asentamientos y condiciones con las que se encontraron los militares desplegados en Malí. Defensa estuvo presente en los ejercicios Alfa III, que se realizaron el pasado mes de marzo en esas instalaciones majoreras con el objetivo de llevar a cabo una de las fases finales claves de instrucción y adiestramiento previas a su posterior despliegue en Mali e Irak.

Se enmarcó en el programa habitual de adiestramiento de los contingentes españoles que despliegan en estas zonas de operaciones y tuvo como finalidad continuar con la preparación que habían desarrollado hasta la fecha las diferentes unidades en el planeamiento y ejecución de los cometidos y tareas que desa­rrollan durante la operación, lo que significó un hito previo para cumplir la última fase de adiestramiento y evaluación previa a ese despliegue internacional.

foto: Los vehículos protegidos RG-31 son uno de los medios básicos en las operaciones internacionales en Irak y Mali (foto Eva Cervera).

Estos adiestramientos en el campamento Valenzuela y en el CMT Pájara estaban incluidos en el marco del total de los seis meses de preparación previa a ambas operaciones internacionales. El coronel Waldo Barreto Caamaño, que está al mando del Regimiento de infantería Soria nº 9, basado en Puerto del Rosario, y actualmente también al frente del contingente AI-X en Besmayah, comentó: Es fundamental entrenar en un espacio físico similar a los países a donde nos envían y Pájara y El Matorral cumplen este objetivo.

El entrenamiento en Valenzuela se centró en ejercicios de auxilio a bajas en combate, tiro con mortero de 81 mm., fuego real de armas individuales y colectivas y, en el caso de los equipos EOD (Explosive Ordnance Disposal), en la desactivación de un artefacto explosivo mediante el uso del robot tEODor de la firma alemana Telerob. También fue especialmente útil la réplica a pequeña escala realizada de la base en Besmayah con el fin de que los efectivos a su llegada al país ya  encontrasen familiarizados con la instalación española, que forma parte de un macro complejo de entrenamiento militar, de unos 20 km2.

En ambos escenarios los militares españoles han operado con los mismos vehículos protegidos contra minas y explosivos improvisados, o MRAP (Mine Resistant Ambush Protected), RG-31 Nyala (antílope) e Iveco LMV (Light Multirole Vehicle) Lince, que ahora están utilizando en sendos escenarios asiático y africano. Aparte de este entrenamiento, un tercer contingente de militares canarios, en concreto del BHELMA VI, han realizado su propio plan de instrucción, que se iniciaba en su base de Los Rodeos (Tenerife).

Para esta fase han usado sus Airbus Helicopters AS332B Super Puma, que son muy similares a los AS532 UL Cougar con los que las FAMET (Fuerzas Aeromóviles de Tierra) operan en Irak. Desde mayo del año pasado, tras la correspondiente decisión política a una petición de la coalición que sustenta la OIR, el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) decidió desplegar varios helicópteros de las FAMET para cubrir el vital transporte aéreo en favor de las fuerzas internacionales que combaten al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak.

Tras cumplir dos rotaciones, el BHELMA VI asumió la responsabilidad de operar los Cougar que operan desde Camp Taji, junto con 3 Boeing CH-47D Chinook del Batallón de Helicópteros de Transporte nº V (BHELTRA V). Esta característica de utilizar dos sistemas conlleva una fase final de entrenamiento conjunto e integración, que se realiza en la Base Coronel Sánchez Bilbao, sita en Almagro (Ciudad Real).

El siempre difícil escenario iraquí

El contingente que lidera la BRICAN XVI,  tras desplazarse al escenario, inició la fase de transición y de toma de contacto previa a relevar al noveno contingente español de AI, que lideraba la Brigada Guzmán el Bueno X. Finalmente, el 22 de mayo, en la Base Gran Capitán de Besmayah, tenía lugar el acto de Transferencia de Autoridad (TOA), que fue presidido por el general de división Christopher Ghika del Ejército británico, segundo jefe de la Combined Joint Task Force (CJTF).

Contó con la presencia del embajador de España en Bagdad, Juan J. Escobar Stemmann, y diversas autoridades militares locales, así como personal perteneciente a las escuelas Acorazada y de Explosivos iraquíes, cuya presencia refleja el fuerte e importante compromiso que España mantiene en la coalición con los distintos países aliados y con el anfitrión. En su discurso, el nuevo jefe del contingente, el coronel Waldo Barreto Caamaño, resaltó que la ceremonia simboliza la continuidad, después de cinco años, del despliegue de la TF (Task Force) Besmayah, que ha entrenado y formado a más de 34.000 soldados y policías.

Señaló que el nuevo contingente continuará con este compromiso, tratando de mantener los excelentes procedimientos  para trabajar con y para las fuerzas iraquíes y mejorar sus capacidades, con el fin de completar la derrota del Daesh y establecer las condiciones necesarias para conseguir la estabilidad en Irak. Unos días después, la tercera rotación de helicópteros españoles, la TF Toro, que apoya la OIR, que se denomina oficialmente como Unidad de Helicópteros Española en Irak, o ISPUHEL (Irak Spanish Helicopter), realizó en Camp Taji la TAO entre los integrantes del contingente IX y el X.

Se ha de tener en cuenta que para hacer coincidir las numeraciones de los contingentes de los ISPUHEL con las de tropas de tierra, se modificaron éstas. Durante los seis meses que ha durado el despliegue de la IX, al mando del comandante Miguel Sánchez Sánchez, se han completado en el país asiático alrededor de 216 misiones y más de 2.240 horas de vuelo, trasportando un total de 7.200 pasajeros y 270.000 libras de carga. Los militares que conforman la X ya han comenzado a hacerse cargo de las misiones diarias de la Unidad, bajo el mando del comandante Jorge Ginés Acero, que pertenece al BHELTRA V. 

El acto, en el que han formado ambas rotaciones, fue presidido por el coronel Cutchin, jefe de la TF Warhawk, que es la unidad superior del US Army en la que se integra la Toro. Estaban presentes el mayor general Christopher Ghika  y el coronel Waldo Barreto Caamaño. También está ya en Malí el contingente español formado principalmente por el Regimiento de Infantería Canarias nº 50, que aporta la mayoría de los 173 miembros de los 250 militares españoles presentes en la EUTM Mali.

La EUTM Mali XIV es el décimocuarto relevo que da España en favor de esta misión de la Unión Europea, que, como en el caso de Irak, tiene como principal misión dar formación a las fuerzas locales para que puedan enfrentarse a los terroristas islámicos. La XIV, que está mandada por el teniente coronel Juan Carlos Fernández Hernández, operará entre los meses de mayo a noviembre en el país del Sahel. Las fuerzas canarias están ya entrenando a las tropas locales en el acuartelamiento de Kulikoró, tras relevar al EUTM Mali XIII, que estaba formado principalmente por fuerzas de la Brigada Galicia VII.

Como en anteriores relevos, en la EUTM Mali XIV están integrados efectivos de Infantería de Marina, en concreto unos 70 miembros del 2º Batallón de Desembarco del TEAR (Tercio de Armada), que tiene sede en San Fernando (Cádiz). La principal misión de esta fuerza es dar seguridad a los instructores, formando parte de las Compañías de Protección, que en el destacamento anterior hicieron frente a dos terroristas que intentaron atacar la base de Kulikoró. Afortunadamente la rápida reacción del militar que hacía guardia en un LMV Lince y evitó bajas entre las tropas españolas.

Revista Defensa nº 495-496, julio-agosto 2019, J. Arteaga


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.